sábado, 30 de marzo de 2013

Domingo primero de Pascua. RESURRECCIÓN DE JESÚS

Santa Maria de Baiona diócesis tuy- vigo blogspot.com
Resurrección de Jesús.
Domingo primero de Pascua

EL PÁRROCO, EL VICARIO PARROQUIAL  

 EL PÁRROCO EMÉRITO DE BAIONA,  D.MOISÉS 

 OS DESEAN... 

¡FELICES  PASCUAS!

Resurrección de Jesucristo.
¡Resucitó el Señor, Aleluya!
Eran necesarias todas estas precauciones, para hacer innegable de todo punto el milagro de la resurreccion del Salvador; y en verdad que jamás se han visto mejor secundados por la malicia humana los altos juicios de Dios.
En la madrugada del primer día de la semana, resucito Jesucristo por su propia virtud y poder, sin tocar la piedra que cerraba la entrada del sepulcro. En aquel instante se sintió un gran terremoto; un ángel, bajado del cielo, removió la piedra y se sentó en ella; su rostro resplandecía como el relámpago, y sus vestidos eran blancos como la nieve. Al verlo, quedaron los centinelas aterrados, y como muertos; luego cuando volvieron en si, huyeron despavoridos y fueron a contar a los príncipes de los sacerdotes lo que acababa de suceder.
Confabulados estos con los ancianos, entregaron a los soldados una buena cantidad de dinero, encargándoles dijesen”que los discípulos habían ido por la noche y se habían llevado el cuerpo de su Maestro, mientras ellos estaban durmiendo”.
Aparición de Jesús a las santas mujeres.
Acababan de retirarse los guardias, cuando Maria Magdalena y otras santas mujeres fueron al sepulcro, provistas de aromas y perfumes, con objeto de embalsamar el cuerpo de Jesus.
En el camino se decían con ansiedad y zozobra: "¿Quién nos quitará la piedra que cierra la entrada al sepulcro?” porque aquella piedra era muy grande, mas, cuando llegaron, vieron que estaba ya apartada. Entraron presurosas en el sepulcro, y se quedaron consternadas al ver que ya no estaba allí el cuerpo del Señor. En esto se les aparecieron dos ángeles, que les dijeron: ”¿Para que andáis buscando entre los muertos al que esta vivo? Jesús no está aquí, ha resucitado como lo tenía dicho. Daos prisa a comunicarlo a sus discípulos.” Salieron precipitadamente del sepulcro, poseídas por una parte de temor, y por otra de gozo. Cuando iban caminando hacia la ciudad, se les apareció Jesús, y ellas se echaron a sus pies y lo adoraron. “No temáis, les dijo el Señor, Id a decid a mis discípulos que vayan a Galilea y que allí me verán.” Fueron las santas mujeres a contar a los apóstoles lo que habían visto y oído; pero estos no le dieron crédito, y tomaron por ilusiones lo que ellas contaban.
Jesús se aparece a dos discípulos de Emaus.
Aquel mismo día, iban dos discípulos al lugar de Emaus, y cuando por el camino discurrían de lo que acababa de suceder, se les incorporó Jesus sin darse a conocer.
Les preguntó el motivo de su tristeza, que rebelaban en sus semblantes, y ellos le contaron cómo Jesus Nazareno, su buen Maestro, había sido condenado a muerte. “Nosotros, añadieron, esperábamos que el liberaría al pueblo de Israel, y sin embargo han pasado ya tres días desde que sucedieron estas cosas. Cierto es que ha cundido entre nosotros la noticia de su resurrección, pero no sabemos a punto fijo si ese rumor es cierto.”o es cosa de mujeres, que dícen que le vieron...
Tomando entonces la palabra el Señor, los censuro por su poca fe, y les declaró el sentido de algunos pasajes de la Escritura. Cuando llegaron a la entrada del lugar citado, Jesús iba a continuar su camino, pero ellos le obligaron con instancias a quedarse en su compañía. "Quédate con nosotros, porque atardece y el día va de caída"
Al tiempo de cenar, tomó Jesús el pan, lo bendijo, partió y distribuyó. En el acto se abrieron los ojos de los discípulos, y lo reconocieron; pero el Señor desapareció de su vista, dejándolos íntimamente persuadidos de que había resucitado.
Jesús se apareció primero a Pedro
Institución 
del Sacramento de la Penitencia.
En la tarde de aquel mismo dia, estando los apóstoles en la mesa, apareció Jesus en medio de ellos, a pesar de que las puertas estaban cerradas, y les dijo:"La paz sea con vosotros"Los apóstoles se asustaron, creyendo que era un fantasma, y el Señor continuo. "¿Por qué os asustáis? Yo mismo soy; mirad mis manos, y ved mis pies.” Como a pesar de ello, los apóstoles no se reponían de su asombro y sorpresa, les pregunto el Señor si tenían algo que comer. Presentáronle un trozo de pez asado y un panal de miel. Jesus comió de uno y de otros y distribuyo el restante.
Dijoles de nuevo:”La paz sea con vosotros”, y luego añadió:”Asi como mi Padre me a enviado a mi, yo os envió”. Y después de esto. sopló sobre ellos, diciéndoles:”Recibid el Espiritu Santo. Perdonados serán los pecados a aquellos a quienes se los perdonareis, y serán retenidos a aquellos a quienes se los retuviereis”.
Así es como Nuestro Señor confirió a los Apostoles, y en ellos a todos los sucesores, los sacerdotes legítimamente ordenados, la facultad de absolver o retener los pecados.
Duda y confesión de Santo Tomas.
Segunda aparición a los apostoles.
 Cuando se verificó la aparición anterior, no se hallaba Tomas con los otros apostoles, y a pesar de que estos le aseguraron que el Señor había resucitado, no lo quiso creer. “Si no meto mi dedo, les decía, en los agujeros de sus llagas y mi mano en su costado, no lo creeré.”
Ocho días después se presentó Jesus por segunda vez en medio de sus discípulos reunidos, y después de decirles:”La paz sea con vosotros”, sé dirigió a Tomas con estas palabras:”Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; mete tu mano en mi costado, y no quieras ser incrédulo, sino creyente”“Señor, mio y Dios mio” exclamo el apostol, sobrecogido de admiración y respeto.  ¿Porque has visto, Tomas, le replico Jesús, has creído?.  ¡Bienaventurados aquellos que crean sin haberme visto.!”
Resucito como había dicho.
 ¡Aleluya!
(Secuencia de la Misa de Pascua de Resurrección).
Ofrezcan los cristianos
ofrendas de alabanza,
a gloria de la víctima
propicia de la Pascua.

Cordero sin pecado
que a las ovejas salva;
a Dios y a los culpables
unió con Nueva Alianza.

Lucharon vida y muerte
en singular batalla, y,
muerto el que es la vida,
triunfante se levanta.

"¿Qué has visto de camino,
María, en la mañana?"
"A mi Señor glorioso,
la tumba abandonada,

los ángeles testigos,
sudarios y mortaja.
¡Resucitó de veras
mi amor y mi esperanza!

Venid a Galilea
allí el Señor aguarda;
allí veréis los suyos
la gloria de la Pascua".

Primicia de los muertos,
sabemos por tu gracia
que estás resucitado;
la muerte en Tí no manda.

Rey vencedor, apiádate
de la miseria humana
y da a tus fieles parte
en tu victoria santa.
Amén, Aleluya.
*
Con todo mi afecto,
Franja
Y antes de terminar, es necesario incluir el último informe de los soldados que hicieron guardia ante la tumba de Jesús muerto.
Informe final
Así hablamos al Gobernador de los hechos acaecidos 
Lo vimos todos de madrugada, en el momento mismo en que salía el sol. No hubo señales en el cielo, ni truenos ni relámpagos. La luna no se tiñó de sangre. Al contrario: la luz del alba la hizo palidecer antes de esfumarse en las alturas. Las estrellas ya habían desaparecido. Sólo brillaba el lucero del alba… Pero había muchas flores nuevas. Y pájaros, señor; una multitud increíble de jilgueros, pinzones, pardillos…, ya sabes, como todas las primaveras. Pero además estaba Jesús.
No, procurador. Digo que “estaba” realmente junto a mí, no que me pareció verlo entre las nieblas del sueño. El Galileo había atravesado la gran roca que cerraba el sepulcro como si ésta fuera una nube. ¿Un fantasma? Ni pensarlo. Sus manos y sus pies aún tenían las heridas abiertas, pero no sangraban. Le miré a los ojos con terror y él me devolvió una mirada de afecto.
Compréndelo, señor; teníamos que comprobar que lo que vimos era real. Por eso quitamos la piedra del sepulcro y entramos. Allí estaban la sábana, las vendas, el sudario… Cada cosa en su sitio. Quiero decir que no se las había quitado como se arranca un vestido: las había atravesado sin tocarlas, igual que la gran puerta de piedra.
¿Qué otra cosa podíamos hacer? Hemos venido corriendo para contar la verdad. Por supuesto, firmaremos el informe que se nos presente. Mis compañeros me han pedido además que te dé las gracias por enviarlos de vuelta a Roma. Tienes un gran corazón. Yo sin embargo solicito permiso para permanecer en la guarnición de Jerusalén. Necesito saber…
No, procurador. Mis labios están sellados. No diré nada que ponga en peligro… Una tumba…
De acuerdo; no volveré a pronunciar la palabra “tumba”. Ni siquiera sé lo que es eso.
Publicado por Enrique Monasterio

Y podéis ver este vídeo de la Resurrección. 
El lenguaje español de Hispanoamérica
en muy dulce.  

Si te ha gustado....¡Pásalo a tus amigos!
No lo dudes. Le hará mucho bien para su alma. 
Franja.


Vigilia Pascual. 30 de marzo

Santa Maria de Baiona diócesis tuy- vigo blogspot.com
Vigilia Pascual. 30 de marzo
La celebración es el sábado por la noche, es una Vigilia en honor del Señor, según una antiquísima tradición (Ex. 12, 42), de manera que los fieles, siguiendo la exhortación del Evangelio (Lc. 12, 35 ss), tengan encendidas las lámparas como los que aguardan a su Señor cuando vuelva, para que, al llegar, los encuentre en vela y los haga sentar a su mesa.
La Vigilia Pascual se desarrolla en este orden:
Breve Lucernario

Se bendice el fuego. 
Se prepara el cirio en el cual el sacerdote con un punzón traza una cruz. Luego marca en la parte superior la letra Alfa y en la inferior omega, entre los brazos de la cruz marca las cifras del año en curso.
 
A continuación se anuncia el Pregón Pascual.

Liturgia de la Palabra
En ella la Iglesia confiada en la Palabra y la promesa del Señor, media las maravillas que desde los comienzos realizó Dios con su pueblo.

Liturgia Bautismal
Se llama a los catecúmenos, quienes son presentados ante el pueblo por sus padrinos: si son niños serán llevados por sus padres y padrinos. Se hace la renovación de los compromisos bautismales.
Liturgia de la Eucaristía

Al acercarse ya el día de la Resurrección, la Iglesia es invitada a participar en el banquete eucarístico, que por su Muerte y Resurrección, el Señor preparó para su pueblo. En él participan por primera vez los neófitos.
Toda la celebración de la Vigilia pascual se realiza durante la noche, de tal manera que no se vaya a comenzar antes de iniciarse la noche, o se termine la aurora del Domingo.
La Misa, aunque se celebre antes de la media noche, es la Misa Pascual del Domingo de Resurrección. Los que participan en esta misa, pueden volver a comulgar en la segunda Misa de Pascua.
El sacerdote y los ministros se revisten de blanco para Misa. Prepárense cirios para todos los que participan en la Vigilia.

http://www.laverdadcatolica.org/index00.htm



Muy de mañana...

La piedra
Se decían unas otras: «¿Quién nos retirará la piedra de la puerta del sepulcro?» (Mc 16, 3)
María de Magdala nos despertó cuando empezaba a despuntar el sol.
―Ha terminado el sabbath―dijo― Ya podemos ir al sepulcro.
Yo apenas había logrado dormir unos minutos, pero logré ponerme en pie.
―Tengo todo lo necesario para embalsamar al Señor ―continuó María―.
―Pero ¿por qué tanta prisa?
Salimos de la casa sin hacer ruido para no despertar a los demás. La Magdalena corría como si Jesús la estuviera esperando. Salomé, Juana y yo íbamos detrás tratando de calmarla.
La mañana estaba hermosísima. Ya florecían los almendros y soplaba una brisa húmeda del mar que nos despertó del todo.
¡María!
¿Qué quieres?
Me parece que esto no tiene sentido. ¿Quién crees que nos quitará la piedra que da entrada al sepulcro?
―Nadie ―terció Juana―. Pilatos ha puesto una patrulla de soldados precisamente para que nadie intente abrir esa puerta. ¿A dónde vamos, María?
La Magdalena se detuvo sólo un instante y habló con un tono grave, como un rabbí:
Desde que conozco al Maestro todas hemos superado obstáculos mucho más graves que una simple piedra por muy pesada que parezca. De mí salieron siete demonios. Vosotras sabréis de dónde os sacó el Señor. Ahora lo único que nos pide es que vayamos con él. ¿Habéis visto esos perrillos que no se separan jamás de la tumba de sus dueños? Yo no quiero ser menos.
―¿Y quieres morir allí?
Si él me lo pidiera... Pero no. Quiero vivir de la única forma que vale la pena. No volveré a ser la que fui. Jesús hizo saltar en pedazos otras piedras peores, que me tenían sepultada en una sima sin salida: la piedra de la lujuria, del egoísmo, de la mentira… Vosotras y yo derribaremos ésta. ¡Es tan pequeña! Ya lo veréis.
Caminamos en silencio. María corría cada vez más. El sol nos cegaba la vista. Una algarabía de pájaros cantores nos acompañó hasta el sepulcro. No había soldados ni piedra que nos impidiera el paso...
Ya conocéis el resto de la historia.
Publicado por Enrique Monasterio
Confeccionado por Franja

Sábado Santo. 30 de marzo,

Santa Maria de Baiona diócesis tuy- vigo blogspot.com

SEPULTURA DE JESUCRISTO
Sepultura de Jesus.
A poco de morir, Jesús se presentó a Pilato un hombre rico de Amaritea, llamado José, para pedirle el cuerpo del Señor; y habiéndolo obtenido, lo bajó de la cruz, lo envolvió en una sábana, y como estaba para empezar el descanso del sábado, lo depositó allí cerca en un sepulcro nuevo que había mandado abrir en una roca. Cerró después con una gran piedra la entrada del sepulcro y se retiró.
Lo cubrieron con un sudario
Reunidos al día siguiente los príncipes de los sacerdotes y los fariseos, fueron a decirle a Pilato: ”Señor, recordamos que este impostor dijo: Resucitare al tercer día. Mandad, pues guardar su sepulcro; no vallan sus discípulos a llevarse el cuerpo, y después hagan creer al pueblo que ha resucitado.” Les contestó Pilato: ”Ya tenéis, guardias; haced que lo vigilen como deseáis.”
Oración al comenzar el Sábado Santo,
 ante la Cruz adorada el Viernes Santo
Sábado Santo. 30 de marzo.
Sábado Santo

"Durante el Sábado santo la Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, meditando su pasión y su muerte, su descenso a los infiernos y esperando en oración y ayuno su resurrección (Circ 73).
Es el día del silencio: la comunidad cristiana vela junto al sepulcro. Callan las campanas y los instrumentos. Se ensaya el aleluya, pero en voz baja. Es día para profundizar. Para contemplar. El altar está despojado. El sagrario, abierto y vacío.
La Cruz sigue entronizada desde ayer. Central, iluminada, con un paño rojo, con un laurel de victoria. Dios ha muerto. Ha querido vencer con su propio dolor el mal de la humanidad.
Es el día de la ausencia. El Esposo nos ha sido arrebatado. Día de dolor, de reposo, de esperanza, de soledad. El mismo Cristo está callado. Él, que es el Verbo, la Palabra, está callado. Después de su último grito de la cruz "¿por qué me has abandonado"?- ahora él calla en el sepulcro.Descansa: "consummatum est", "todo se ha cumplido".
Pero este silencio se puede llamar plenitud de la palabra. El anonadamiento, es elocuente. "Fulget crucis mysterium": "resplandece el misterio de la Cruz."
El Sábado es el día en que experimentamos el vacío. Si la fe, ungida de esperanza, no viera el horizonte último de esta realidad, caeríamos en el desaliento: "nosotros esperábamos... ", decían los discípulos de Emaús.
Es un día de meditación y silencio. Algo parecido a la escena que nos describe el libro de Job, cuando los amigos que fueron a visitarlo, al ver su estado, se quedaron mudos, atónitos ante su inmenso dolor: "se sentaron en el suelo junto a él, durante siete días y siete noches. Y ninguno le dijo una palabra, porque veían que el dolor era muy grande" (Job. 2, 13).
Eso sí, no es un día vacío en el que "no pasa nada". Ni un duplicado del Viernes. La gran lección es ésta: Cristo está en el sepulcro, ha bajado al lugar de los muertos, a lo más profundo a donde puede bajar una persona. Y junto a Él, como su Madre María, está la Iglesia, la esposa. Callada, como él.
El Sábado está en el corazón mismo del Triduo Pascual. Entre la muerte del Viernes y la resurrección del Domingo nos detenemos en el sepulcro. Un día puente, pero con personalidad. Son tres aspectos - no tanto momentos cronológicos - de un mismo y único misterio, el misterio de la Pascua de Jesús: muerto, sepultado, resucitado:
"...se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo...se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, es decir conociese el estado de muerte, el estado de separación entre su alma y su cuerpo, durante el tiempo comprendido entre el momento en que Él expiró en la cruz y el momento en que resucitó. Este estado de Cristo muerto es el misterio del sepulcro y del descenso a los infiernos. Es el misterio del Sábado Santo en el que Cristo depositado en la tumba manifiesta el gran reposo sabático de Dios después de realizar la salvación de los hombres, que establece en la paz al universo entero".
Y ahora en silencio interior a esperar la Vigilia Pascual
José de Arimatea y Nicodemo ayudan a bajar a Jesús muerto
 Soy
José  de Arimatea.
No es verdad que sea pariente de Jesús, ni su tutor. Se han escrito muchos disparates sobre mí tal vez porque los Evangelios sólo indican que fui rico e influyente; tanto como para tener acceso inmediato al Procurador de Roma y exigirle el cadáver de Jesús.
Dicen también que fui discípulo oculto del Maestro. Es cierto; pero debo aclarar que no me ocultaba por cobardía: el mismo Jesús me pidió que volviera a casa, con mi familia, cuando le dije que estaba dispuesto a seguirle, a dar la cara por Él y a procurarle todo lo necesario para su misión en la tierra.
―Las zorras tienen guaridas―me respondió― y las aves del cielo nidos; pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.
Y, tras añadir que su Padre del Cielo lo quería así, dijo en voz baja, casi al oído:
―No temas; Un día te pediré que seas el más valiente de todos.
Nunca sospeché que ese día estaba tan cercano y que iba a ser tan duro.
No supe nada del proceso a Jesús ni de su condena a muerte hasta la hora sexta del viernes. Acababa de regresar de un largo viaje por el norte y, al entrar en Jerusalén, me informaron de la terrible noticia.
Fui al Pretorio a toda prisa. Pilatos, como una fiera enjaulada, caminaba a grandes pasos por la estancia principal dando voces a su esposa Claudia, que lloraba en un rincón.
Me planté ante Poncio y le miré a los ojos con ira.
―¡Tenía que hacerlo! ―respondió como disculpándose, antes de que le preguntase nada―.
Entonces le pedí su cuerpo para embalsamarlo según nuestras costumbres y darle sepultura en un sepulcro de mi propiedad.
He dispuesto que vaya a la fosa común para evitar que sus secuaces organicen alborotos en torno a la tumba.
Según la ley romana ―le recordé―, los cuerpos de los ajusticiados se deben entregar a quien los pida para enterrarlos.
Yo soy la ley en Judea. 
Tal vez, pero no te sientes capaz de mirarme a los ojos.
Salí del Pretorio a la hora de nona con el permiso concedido, cuando ya había muerto el Señor. Pedí a uno de mis siervos que comprara una sábana y llegué al Gólgota en el momento en que los soldados descolgaban de la cruz el cadáver de Jesús. Juan, Pedro, Andrés y Santiago lo sostuvieron en brazos unos segundos y lo pusieron sobre las rodillas de María. Nicodemo, un anciano doctor de la ley y miembro ilustre del Sanedrín, se acercó con un grupo de mujeres.
El siroco del desierto había nublado el sol. Era una noche prematura, como un anuncio del sabbath que estaba a punto de llegar. Ungimos deprisa y entre lágrimas el cuerpo del Maestro.
Sólo María estaba serena. Me llamó “hijo” y yo sentí un escalofrío. Me besó, agradecida, cuando terminamos la tarea.
La piedra del sepulcro resonó como un trueno al cerrarse la entrada.
  Publicado por Enrique Monasterio 

viernes, 29 de marzo de 2013

La Pasión del Señor de Mel Gibson

Santa Maria de Baiona diócesis tuy- vigo blogspot.com

La Pasión del Señor de Mel Gibson

Ojalá nos haga reaccionar el ver con esta crudeza lo que Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios hecho Hombre, padeció por ti y por mi. Una gran película para ver en la Semana Santa
Franja.
P. Cantalamessa,
el Predicador del Papa.

22 de abril de 2011.- El sufrimiento no puede ser algo absurdo si Cristo, que es Dios, decidió experimentarlo, aseguró este Viernes Santo el predicador del papa durante la celebración de la Pasión del Señor.

"En el fondo del cáliz debe haber una perla", y esta perla es la resurrección, afirmó el padre Raniero Cantalamessa, ofmcap., durante la homilía que pronunció ante Benedicto XVI y los fieles que llenaban la Basílica de San Pedro . "Hay una verdad que proclamar fuertemente el Viernes Santo. Aquel a quien contemplamos en la cruz es Dios 'en persona'", afirmó el predicador

"Hasta que no se reconozca y no se tome en serio el dogma de fe fundamental de los cristianos --el primero definido dogmáticamente en el Concilio de Nicea-- que Jesucristo es el Hijo de Dios, es Dios mismo, de la misma sustancia que el Padre, el dolor humano quedará sin respuesta", reconoció el fraile capuchino.

"No se puede decir que 'la pregunta de Job todavía permanece sin respuesta', o que tampoco la fe cristiana tiene una respuesta que dar al dolor humano, si de entrada se rechaza la respuesta que ésta dice tener", añadió.

"¿Cómo se hace para demostrar a alguien que una cierta bebida no contiene veneno?", se preguntó el padre Cantalamessa. "¡Se bebe de ella antes que él, delante de él! Así ha hecho Dios con los hombres. Él bebió el cáliz amargo de la pasión. No puede estar por tanto envenenado el dolor humano, no puede ser sólo negatividad, pérdida, absurdo, si Dios mismo ha decidido saborearlo". Por eso, "en el fondo del cáliz debe haber una perla", añadió. "El nombre de la perla lo conocemos: ¡resurrección!".

En medio del recogimiento propio del Viernes Santo, el predicador explicó que la cruz "no es el 'no' de Dios al mundo, sino su 'sí' de amor". Por la cruz, el mal ha sido "eliminado, vencido". "La respuesta de la cruz no es sólo para nosotros los cristianos, es para todos, porque el Hijo de Dios murió por todos", precisó.

Y puso el ejemplo de los mártires, quienes "bebieron el cáliz" después de Jesús. "No podemos pasar en silencio su testimonio", dijo, citando entre los "testigos modernos de la fe" a los monjes de Tibhirine, asesinados en 1996, y más recientemente el ministro paquistaní Shahbaz Bhatti "asesinado por su fe el mes pasado", quien quería vivir y morir por Cristo, como el mártir Ignacio de Antioquía.

lunes, 25 de marzo de 2013

Carta acerca del Papa Francisco

Santa Maria de Baiona diócesis tuy- vigo blogspot.com
del 
Blog Católico de Javier Olivares-Baiona
Para contrarrestar algunas cosas que ya comienzan a decir los enemigos de la Iglesia y "caiga el que caiga" en sus garras, ya comienza la cruz en esta Semana Santa para el Santo Padre, el Papa Francisco, porque no hace las cosas como les gustaría a ellos.
 
¡HOLA! Como me ha gustado mucho, se lo envío para que lo lea. Gracias por sus correos. Un abrazo. Mª Dolores.
OS MANDO EL CORREO QUE DESDE BUENOS AIRES  ESCRIBIÓ UN TAL ROMAN PARA CONTAR LAS MARAVILLAS DEL PAPA FRANCISCO. ESPERO QUE OS GUSTE.
Por estas latitudes aún se vive la emoción y la euforia que los ojos del mundo se posen por un momento en esta remota parte del planeta.

Es muchísimo lo que se ha hablado en las últimas horas sobre el Papa Francisco  (NO Francisco I pues el número se agrega a partir del segundo, como en los apellidos y los nombres de barcos)

Y yo no voy a pecar de breve, pero si voy a dar información y opinión, parte de la cual no creo que haya llegado aún a Europa

Yo puedo comenzar diciendo que ojalá se cumpla lo que por estas tierras se dice y se siente: que si la Iglesia necesita cambiar, Bergoglio "tiene los perejiles" para hacerlo con la necesaria firmeza y la debida prudencia.

Se vienen aires de cambios en Roma, pero a no engañarse, nada será espectacular aunque algunas veces será controversial y muchos lo apoyen y otros lo denosten.

Es un hombre enérgico pero a la vez prudente.
Ha hecho una carrera bastante meteórica, pasando por todos los estamentos de gobierno de la Iglesia. Sabe gobernar y es prudente y predica con el ejemplo. 

En lo personal tiene la conocida inteligencia y preparación de los jesuitas unida a la humildad franciscana. 
Por aquii se lo califica, en sentido metafórico, como el "jesuita franciscano"


No hay que dejar de reparar en cosas significativas:
- es el primer jesuita en siglos que es aceptado como Papa, 
- es el primer no-europeo que llega a ocupar el trono de San Pedro, 
- es el primer Papa que elige ser llamado Francisco, por el santo de los pobres y los humildes.

Son signos demasiado notorios y quien no los vea es ciego.


Es el único cardenal que siempre llegaba al Vaticano caminando, que saluda a todos, que se despide con un "ora por mí" y que a todos les ayuda a ponerse el abrigo luego de una entrevista personal.
Es el clásico hombre del pueblo, de un barrio de Buenos Aires (Flores), que fue a la escuela común, que cursó su secundaria en una escuela técnica (se graduó de técnico químico y trabajó desde temprana edad) y que recien a los 21 años encontró su vocación religiosa.

Es el típico hijo / nieto de inmigrantes europeos, en este caso italianos, que vinieron a buscar un nuevo mundo y una nueva vida a estas tierras, que en la segunda mitad del siglo XIX y primera del siglo XX recibía con generosidad a todos los hombres de buena voluntad del Mundo que vinieran a habitar el suelo argentino.
Para quienes no lo saben, así reza el Preámbulo de la Constitución Nacional 
".... para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres de buena voluntad que vengan a habitar el suelo argentino ... " [año 1852] 

Por lo tanto, lleva en su sangre el espíritu de tantos inmigrantes gallegos, italianos, judíos y alemanes que encontraron en Argentina y en América, su tierra prometida, retribuyendo la acogida con su trabajo, tesón y honestidad y que en la primera parte del siglo XX llevaron a este país a ser una de las grandes potencias mundiales (no recuerdo si la sexta o la séptima).

Pero por sobre todo es un hombre común, argentino y porteño hasta el tuétano, fanático del fútbol como la mayoria (su cuadro es el San Lorenzo del barrio de Almagro), afable, "amiguero", cercano.

Y si alguien no cree en ciertas extrañas señales, ayer, en la Quiniela oficial se dió la paradoja que salieran premiados los números asociados a "el cura" y a "el Papa" pero lo más extraordinario es que salió premiado el número con las ultimas cuatro cifras de su carnet de socio del club de futbol San Lorenzo de Almagro !!!! Pues hay que creer o reventar !!!!
Es extremadamente humilde en su corazón y en su vida cotidiana. Es un cura diferente a la imagen que se tiene de quien llega al papado. 

Fijarse:
- como Arzobispo de Buenos Aires (su diócesis  y Cardenal Primado de la Argentina, no vive en el hermoso palacio episcopal ubicado en San Isidro, sino en un humilde apartamento de un solo ambiente con
  cocinita que se hizo adecuar en el edificio de la curia metropolitana justo al lado de la Catedral, frente a la Plaza de Mayo
- se traslada a todos lados en bus o en metro y muy excepcionalmente en taxi.
- diariamente se lo ve vestido con un sencillo y algo gastado traje negro sin ningún oropel característico de su jerarquía
- es un verdadero pastor del rebaño de los más necesitados y excluidos, pero no es para nada uno de esos curas tercermundistas y zurdos que tanto mal le han hecho a la Iglesia y a quienes vivimos en América
- sus ceremonias del Jueves Santo no son en la Catedral ni hace el lavapies entre acaudalados y perfumados representantes de la alta sociedad porteña.

  Muy por el contrario va a lavar y besar los pies al hospital neuropsiquiatrico, al de los enfermos de SIDA (HIV), a las cárceles  y a las villas miseria, donde pese a ser el gran enemigo de los carteles de la droga,
  puede caminar con total libertad y con la seguridad que nadie lo va a lastimar.
- ha logrado insertar en todos los niveles de la sociedad marginada a curas jóvenes (los curas villeros) que han logrado revertir el avance de los predicadores "evangelistas" especialmente los pertenecientes a las 
  llamadas "sectas electrónicas"
- ha tenido los necesarios perejiles para plantarse y cantarles las cuarenta a los cinco últimos gobiernos de Argentina (eso si, con una prudente contundencia y sin ofender a nadie)

  Esto le ha terminado valiendo el rechazo de los Kirchner y de toda su corrupta corte política. Debido a los claros mensajes que envía en cada una de sus homilías  el gobierno de los K ha roto la tradición
  secular de que el 25 de Mayo se celebre el Te Deum oficial en la Catedral Metropolitana, solo para que él no les enrostre el daño que le están haciendo a este país. 
  Buena parte del Kirchnerismo no le ha quedado otra que difamarlo tratando de ensuciarlo por no haber tenido un papel más protagónico en favor de los derechos humanos durante el proceso militar, cuando él
  era el provincial de los jesuitas de argentina. Está probado que Bergolio abogó personalmente ante los gobernantes militares por curas, catequistas y laicos que habían sigo detenidos durante el Proceso.

- ha hecho por la juventud, por los pobres y por los excluidos cosas que nunca antes se habían visto provenir de anteriores cardenales argentinos.
- es un hombre absolutamente ecuménico desde todo punto de vista. Es muy apreciado por todos los grandes rabinos judíos e imanes musulmanes de Argentina. 
  Tiene escrito un libro junto con un rabino y otro prologado por otro rabino. La comunidad judía de Argentina es probablemente una de las que más se ha alegrado de la elección del nuevo Papa.
- en la anterior elección papal, él era la segunda opción después de Ratzinger, pero decidió con extrema humildad que no era su tiempo y pidió a quienes lo apoyaban que votaran por quien luego resultó

  Benedicto XVI. O sea que no hay nunca que olvidar que Bergoglio ya era "papabile" como sucesor de Juan Pablo II. ¿Que podemos esperar de su papado?
No hay dudas que comienza una era de cambios en la Iglesia, pero no como muchos suponen o desean.
Habrá cambios de forma más visibles y cambios de fondo menos visibles.
el Papa Francisco
Su gran desafío pasará por:
- revertir la mala imagen actual de la Iglesia universal; 
- asestar el golpe de gracia a la corrupción de la Curia romana; 
- luchar contra la pederastia de una parte de los curas; 
- hacer que la iglesia cotidiana vuelva a sus raíces basadas en el amor a los pobres, el sacrificio y la caridad; 
- promover lo que se ha dado en llamar "la nueva evangelización" algo que le encomendó Juan Pablo II (en esto sigue los pasos de San Francisco Javier)

Más allá de la alegría de que el nuevo Papa sea sudamericano y argentino, todos tienen la casi total seguridad que dejará huellas positivas en la Iglesia universal, por lo que ya dije: por ser de otro continente, por su formación religiosa, por ser jesuita, por ser extremadamente humilde, por ser un hombre afable, por ser un hombre que no se achica frente al poder de los gobernantes y de los poderosos, por buscar permanentemente mejorar la calidad de vida de los marginados, y por tantas cosas más.
¿cuándo se vio que un Papa recién electo, antes de impartir su primera bendición al mundo, pidiera con absoluta humildad que el pueblo rece por él? ¿no es esto un signo destacable?

No sé cuánto de todo lo dicho podrá concretarse ni cuanto le permitirán que concrete. 
Sabemos que se ganará muchos enemigos poderosos, desde algunos gobiernos, pasando por grupos de poder económico y de otros internos de la curia romana y terminando por los carteles de la droga y la
trata de personas. 

Por eso todos debemos cumplir su reiterado pedido: orar por él.

Pero lo muy malo de Argentina es que la mayor parte de su clase política está enferma de corrupción, egoísmo, inmoralidad ......

Dios quiera que el Papa Francisco sea la señal que nos indique el comienzo de los cambios que todos ansían ..... Recemos para que así sea.

Os ruego, si lo consideráis prudente, que compartáis esto que os he escrito con vuestros allegados, con el fin que tengan una mejor visión de lo que se puede esperar del Papa Francisco, el Papa del Fin del Mundo, el Papa argentino.
Espero que os haya gustado. 
Confeccionado por Franja.

Reflexiones cristianas. Cuaresma 25 de marzo,

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona
Semana Santa
LUNES SANTO

Expulsa a los mercaderes y cambistas del Templo






Otra imagen de la expulsión de mercaderes y cambistas


Luego de haber pasado la noche en Betania, Jesús vuelve a la cercana Jerusalén y se dirige al templo, pero lo encuentra convertido en un mercado, lleno de comerciantes dispuestos a hacer negocios entre ellos.
*
Viendo el fatídico espectáculo que tenía frente, Jesús se enfrenta a los vendedores y los echa del lugar, argumentando que era un lugar sagrado al que había que respetar; un lugar donde se iba a rendir culto.
*
Son días propicios para la reflexión profunda, la Iglesia nos invita como en una "última llamada" a acercarnos al Sacramento de la Confesión con el fin de estar preparados para vivir la vigilia pascual y el gran acontecimiento de la Pascua.
*
El cristiano debidamente preparado estará en gracia de Dios para participar con toda la Iglesia del gran banquete de la Eucaristía en la Misa más importante del año.



Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase