lunes, 24 de febrero de 2014

SABIAS esas cosas hermosas de la vida

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

SABÍAS...

Y por si no SABIAS esas cosas hermosas de la vida, te las pongo como hoy me las han enviado. Franja

SABIAS que los celos hacia una persona suceden cuando la quieres de verdad.

SABIAS que las personas que parecen ser muy fuertes, son las más débiles.

SABIAS que las personas que siempre defienden a los demás son los que más necesitan que los defiendas.

SABIAS que las tres palabras más difíciles de decir son: Te quiero, Perdón, y Ayúdame. Las personas que lo dicen son las que realmente lo necesitan o lo sienten, y son a las que más debes valorar, por qué lo han dicho.

SABIAS que las personas que ocupan su tiempo, en hacerles compañía a los demás, o ayudarlos, son las que más necesitan de tu ayuda y de tu compañía.

SABIAS que las personas que se visten de rojo, son las más seguras de sí mismas.

SABIAS que las personas que se visten de amarillo, son las que disfrutan más de su belleza.

SABIAS que las personas que se visten de negro son las que quieren pasar desapercibidas, y necesitan de tu comprensión y tu ayuda.

SABIAS que cuando ayudas a alguien se te devuelve, esa ayuda al doble.

SABIAS que las personas que más necesitan de ti, son las que no te lo dicen.

SABIAS que es más fácil decir, lo que sientes si lo escribes, que si se lo dices a la persona de frente.

SABIAS que tiene más valor, si lo dices de frente

SABIAS que tiene más valor, lo que te cuesta hacer o decir, que lo que te cuesta y tienes que pagar con dinero.

SABIAS que si pides algo con mucha fe, y a esa fe solo le ves el lado positivo, se te cumplen las cosas.

SABIAS que puedes hacer tus sueños realidad, como el amor, el dinero, la salud, si lo pides con fe, y que si realmente lo supieras no te estarías maravillando de lo que puedes hacer con ella.

Pero no creas en todo lo que te digo, hasta que no lo compruebes por ti mismo, si conoces a alguien que necesite cualquier cosa de las que ya te dije, y que la puedes ayudar. Dale tu ayuda, y veras que se te devolverá al doble, o ayúdate a ti mismo, y veras los resultados.

SABIAS QUE CUENTAS CONMIGO???... 

FELIZ SEMANA LLENA DE SONRISAS Y BENDICIONES
y yo añado....

¿SABIAS que la Fe con mayúsculas es el mayor don que Dios te pueda conceder?... para darle sentido a la vida, a las preocupaciones, a los sinsabores, a las enfermedades, para crecer como persona... y en definitiva para disfrutar de esta vida, que también tiene mucho de bueno, pero a la espera de que lo mejor aún esté por llegar.... pero no te olvides de alimentarla... Ana

EXPLICACIÓN DE LA CUARESMA 2014

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona


EXPLICACIÓN DE LA CUARESMA


I  CUARENTA DÍAS DE TRABAJO

1. Cuaresma significa "cuarenta" y se aplica a los 40 días de intensa preparación a la fiesta de PASCUA.

2. Jesús se retiró durante 40 días. Moisés aguardó 40 días antes de subir al Sinaí. Elías caminó durante 40 días hacia el Horeb. Y la marcha de los judíos por el desierto duró 40 años.

3. "40" es pues, un número simbólico que expresa víspera, "preparación" intensa de algo importantísimo que, para nosotros, es la PASCUA

4. No se entiende la Cuaresma si no es en función de la PASCUA.


5. El tiempo de Cuaresma empieza el Miércoles de Ceniza y acaba el Domingo de Ramos. En ese período no se canta el "Aleluya" ni se recita el "Gloria".
6. En los primeros tiempos, la Cuaresma era un período de preparación intensiva al Bautismo, que se celebra en la noche de Pascua.

7. El ser bautizado exige una coherencia y un cambio de mentalidad.



II. TIEMPO DE CAMBIO

1. El Miércoles de Ceniza se nos dice: "Convertíos y creed en el Evangelio". La Cuaresma es pues, un tiempo de conversión.

2. Convertirse significa "volver", "cambiar", "corregir el camino" "Renovarse"

3. El cambio que queremos es pasar del "hombre viejo" al "hombre nuevo"

4. "Hombre viejo" es el que vive a espaldas de Cristo y del Evangelio. "Hombre nuevo" es el que sigue a Jesús y vive según el Evangelio.

5. ¿Tú eres un "hombre viejo" o un "hombre nuevo"? Piénsalo bien, ¡hombre!

6. Algunos cristianos creen que la conversión es sólo para los paganos y herejes.. Y, claro, no necesitan la Cuaresma.

7. Otros piensan que con no comer carne los viernes o dejar de fumar ya han cumplido... ¡No! Si no hay cambio, no hay Cuaresma.

8. Cuaresma es cambiar de vida.


III. CAMBIAR EL CORAZÓN

1. El Miércoles de Ceniza es día de ayuno y abstinencia. Los Viernes de Cuaresma son días de abstinencia.

2. Ayunar por ayunar no tiene sentido y no hace a la gente mejor... Sobre todo en un mundo en que muchos ayunan, no porque es Cuaresma, sino porque no tienen qué comer.

3. Abstenerse de comer carne es un signo que tiene su importancia por lo que significa.

4. El ayuno y la abstinencia son "signos de conversión". No son "la conversión".


5. El ayuno es signo de que tú:
- quieres "ayunar de pecados"
- te solidarizas con los hambrientos
- prefieres el pan de la Palabra
- frenas el consumismo
- quieres compartir lo tuyo.

6. La abstinencia es signo de que tú:
- quieres abstenerte del pecado
- no te comes el pan de los pobres
- te "mantienes en forma" por dentro.

7. Lo que interesa es cambiar el corazón.


IV. "CONVERTÍOS Y CREED EN EL EVANGELIO"

1. La Cuaresma es un tiempo de renovación para la comunidad. 0 la hacemos todos juntos o no es Cuaresma.

2. Hace Cuaresma: la pareja, la familia, el grupo, la parroquia, la comunidad. Nadie hace la Cuaresma solo

3. Si los creyentes de este país cambian, todo el país hará el cambio. La Cuaresma ayuda a cambiar la sociedad.

4. El modelo del cambio está en el Evangelio, la Palabra de Dios. Cuaresma es un tiempo favorable para el anuncio y la escucha de la Palabra.

5. San Jerónimo decía: "Ignorar el Evangelio es ignorar a Cristo".

6. Jesús decía: "No sólo de pan vive el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de mi Padre".

7. La lectura del Evangelio en familia, las convivencias, los Ejercicios Espirituales, los cultos de las Hermandades... son momentos privilegiados para escuchar la Palabra de Dios. No cierres tus oídos a la Palabra.


V. LA CUARESMA Y EL HOMBRE DE HOY

1. El hombre de hoy es un poco autosuficiente y algo olvidado de Dios. Confía demasiado en la razón y, a veces se cierra a la fe, ¿no te parece?

2. El hombre de hoy piensa que la Cuaresma es para los "carrozas" y los "carcas": "ya no se estila".

3. Dicen que el hombre de hoy ha perdido la conciencia de pecado. ¿Será verdad que ya no hay pecados?

4. ¿0 será que el hombre de hoy necesita más que ningún otro convertirse?

5. Lo que pasa es que convertirse es algo complicado.

6. Cuando el hombre de hoy comprenda lo serio que es cambiar de vida y poner en cuarentena el corazón, entonces se dará cuenta que necesita la Cuaresma.

7. El hombre de hoy es el hombre del evangelio, porque el evangelio siempre es de hoy.

8. Todos somos hombres de hoy, que necesitamos una Cuaresma de "hoy".



FORMULA MÁGICA PARA VIVIR EN PAZ Y ARMONÍA

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona


LA FORMULA MÁGICA PARA VIVIR EN PAZ Y ARMONÍA

Haga todo lo posible realizarse como persona y por ayudar a los demás para que sean y se sientan felices … Y usted será feliz.

Identifique muy bien cuales son esos dones que Dios le dio, aquello que lo hace único y que lo distingue de los demás y explótelos al máximo.

Defina que es lo que mas le gusta hacer en la vida y vívalo intensamente, si no tropieza con el cumplimiento de los mandamientos.



Ahora sabiendo muy bien cuales son sus dones y cuales son sus gustos reflexione sobre cual podría ser su mejor camino en la vida, a fin de que encuentre aquellas cosas que le gusta más hacer y para las que tiene la mejor aptitud y a esas cosas póngales toda su pasión. Ese es su camino y seguramente ahí será exitoso.

Cultive a diario su cuerpo (que además es templo de Dios) haciendo ejercicio y alimentándose bien.

Cultive a diario su mente: Aprendiendo cosas nuevas, leyendo, escribiendo, haciendo ejercicios de meditación que le permitan mantener su mente activa. Aprenda a controlar sus pensamientos con actitud positiva. La meditación ante el Señor, nos ayuda a conocernos.



Cultive a diario el espíritu: Las oraciones son un buen camino para llegar a Dios, pero debe complementarlo haciendo obras buenas.
También lo puede hacer ofreciéndole a Dios su trabajo, (se llama el ofrecimiento de obras) y no es un descubrimiento de ahora. Se practica en la Iglesia desde hace muchísimos siglos. 

Es bueno leer  textos bíblicos, pidiendo ayuda espiritual, y aprendiendo conocimiento que lo ayuden a su crecimiento personal. 

Recuerde que la sana diversión, las actividades lúdicas, la contemplación de la naturaleza, los viajes, los sueños, un buen libro,también son formas que pueden complementar el alimento del espíritu.



Todas las mañanas a primera hora haga sus propósitos diarios y ponga sus problemas en manos de Dios y pídale que le de sabiduría para resolverlos de la mejor manera posible…. Y no olvide todas las noches evaluar el día y agradecerle los dones y favores recibidos y pedirle perdón por los fallos, que los habrá. La santidad no está solo en no caer. Está en saber levantarse cuantas veces sean necesarias.

Si tiene hijos trabaje con ellos todos los días un valor o una virtud, y llévelos a realizar diferentes actividades (deportes, manualidades, ciencia, obras sociales, tecnología etc) y así los irá formando y les estará ayudando a que ellos mismos encuentren su propio camino lo más temprano posible (donde sus Dones y sus gustos coinciden) y así puedan llegar muy lejos.



Recuerde que hay un tiempo para todo en la vida:

Un tiempo para preparar la tierra: Es la niñez para inculcar virtudes y valores.

Un tiempo para sembrar el futuro: Es la juventud para definir el camino de vida y adquirir los conocimientos que los terminaran de formar.

Un tiempo para cosechar: La edad adulta para casarse, formar una familia, trabajar, tener hijos y poner lo aprendido al servicio de los demás.



Un tiempo para disfrutar los frutos de la vida: La vejez donde los nietos se convierten en “el postre del matrimonio”. Esta es su oportunidad para trascender y dejar su legado a las nuevas generaciones.

Recuerde que nunca es tarde para volver a empezar. La vida no es un destino, es un camino de mejoramiento continuo, para llegar a encontrar a Dios mediante la realización personal, donde somos libres de elegir un camino. Recuerde que Dios es amor.

Si aún no ha encontrado el camino correcto, haga un alto en el camino, saque tiempo para estar solo, reflexionar y encontrarse consigo mismo y si es necesario pida ayuda a un asesor espiritual (Puede ser un sacerdote y/o una persona que para usted sea feliz, ejemplar y de confianza). Lo mejor en estos casos es hacer unos días de retiro espiritual, hace ya varios siglos inventados, que se llaman en el lenguaje cristianos. Ejercicios Espirituales o también Curso de retiro.



Si encontró el camino, póngale toda su pasión y vendrán por si solos muchos momentos felices. Quien le dice sí al Señor (se llama la vocación) tendrá una gran recompensa de felicidad aquí en la tierra y después todavía mayor, porque el Señor no se deja ganar en generosidad.

No se atormente si no tuvo la oportunidad de estudiar lo que quería, o de casarse con la persona soñada, de tener hijos, o de trabajar en lo que usted consideraba que debía. La vida es siempre igual para todos. Para Dios siempre hay una segunda oportunidad. Pero Dios es enemigo de la mística "hojalatera". ¡Ojalá no me hubiera casado!, ¡ojalá me hubiera hecho religioso!, ¡ojalá yo me hubiese quedado soltero!...etc. etc. Mire dónde está ahora y trate de ser feliz, conformándose con la voluntad de Dios. 

Nadie es mas feliz que nadie. Dios nos ha dado a todos la misma capacidad de ser felices, la misma capacidad para servir a los demás, las mismas ganas de vivir como queremos y el mismo derecho a ser como se quiere. Todo depende de nuestra correspondencia a la gracia.



No desperdicie su vida, no se atormente con problemas o cosas que no está en usted resolver y no permita que otras personas lo hagan sentir infeliz, lo obliguen a cambiar su camino. Solo se contrasta con el querer de Dios, y lo descubriremos si lo tratamos en la oración. 

Tenemos que vivir en armonía con la naturaleza: Dios nos ha dado a todos los recursos naturales para que los cuidemos, los utilicemos racionalmente y se los dejemos a las futuras generaciones.

Para vivir en paz y armonía, no dejes nunca de soñar y no dejes nunca de vivir, pero no te distraigas y nunca te alejes de Dios.



Por eso el trato con Dios te dará:

· Mejorar tu autoestima.
· Vivir mejor en el presente.
· Ser realista y positivo.
· Aprende a convivir.

· No solo pensar en los demás, sino sacar tiempo para pensar en ti mismo.
· Abrir su mente a todo y no se apegue a nada que no venga de Dios.

· No te mueras sin haber expresado tu música interior: El miedo es lo único que evitará el que uno toque la música que escucha y que siga el ritmo de esa melodía tan peculiar que llevas en tu interior.
· Piense en las personas con amor.



· Ama el silencio interior: Cuando estés en Paz y sosiego, irradiarás una clase de energía diferente, distinta de cuando está estresado o deprimido.

· Renuncie a dejarse importunar por el pasado, si ha pedido perdón a Dios en una buena confesión. Deje de agobiarse por futuro y piense que...A cada día le basta su afán.

· Su libertad bien administrada será prácticamente la fuente de todo lo que sucede en su vida.



· No hay justificación para el resentimiento.

· Obra en consecuencia con lo que eres o deseas ser: un buen hijo de Dios .

· Piense en Dios como si estuvieses en su presencia. 



Cada vez que experimentas, miedo, auto rechazo, ansiedad, culpa u odio, estarás negando su divinidad y estás sucumbiendo a las influencias de ese enemigo insidioso que lo que quiere es  desconectarte de Dios.

·Evita todos los malos pensamientos que te debilitan y enferman tu alma. 

Cultiva buenos hábitos, costumbres, principios y valores, que son lo que distinguen a la gente ordinaria de la gente extraordinaria, de la gente vulgar y de la gente santa.



Y como tenemos una Madre, porque el Señor no nos dejó huérfanos podemos acudir a Ella para no perder el camino. La paz y la armonía llegará a nuestro corazón, si acudimos a Ella con piedad de hijos, porque una Madre como Ella no nos puede faltar. Es el mejor camino para ir y para volver a Cristo. 


Este artículo fue adaptado a una concepción más acorde con la doctrina cristiana y a la luz del evangelio. Aquello que no me parecía con suficiente criterio cristiano lo redacté asequible a una mente que busca la verdad de Dios.   Franja



sábado, 22 de febrero de 2014

Decálogo Cuaresmal, Cuaresma 1

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Cuaresma:
¿Cómo suena esta palabra en tus oídos?
Faltan pocos días para que comience, con el 
MIÉRCOLES DE CENIZA.
Es ocasión de tomarsela en serio,
 porque puede ser tu última oportunidad. 
Y aunque no sea, tu no lo sabes, 
crecerás interiormente 
y serás apóstol para los que conviven contigo,
 o son vecinos, o son compañeros de trabajo,
 o de diversión...
Para tí ese 
DECÁLOGO CUARESMAL.
Compártelo con tus amigos.
Franja.

Autor: Pedro Castañera, L.C. 
 Fuente: Catholic.net 

Decálogo Cuaresmal


El tiempo de Cuaresma es un momento de especial preparación interior este decálogo cuaresmal que puede ser una buena guía para cumplir con este propósito



1. Romperás de una vez por todas con lo que tú bien sabes que Dios no quiere, aunque te agrade mucho, aunque te cueste “horrores” dejarlo. Lo arrancarás sin compasión como un cáncer que te está matando. “¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si arruina su vida? (Mc 8, 36)



2. Compartirás tu pan con el hambriento, tus ropas con el desnudo, tus palabras con el que vive en soledad, tu tiempo y consuelo con el que sufre en el cuerpo o en el alma, tu sonrisa con el triste, tu caridad con TODOS. Examinarás esto con cuidado cada noche. "En verdad os digo que cuanto hicisteis a unos de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis." (Mt 25, 40)



3. Dedicarás un buen tiempo todos los días para estar a solas con Dios, para hablar con Él de corazón a Corazón. Será un tiempo de agradecer, de pedir perdón, de alabarle y adorarle, de suplicar por la salvación de TODOS. Este tiempo no es negociable. Todos los días, si haces un esfuerzo, media hora por la mañana y media hora por la tarde. “Sucedió que por aquellos días se fue él al monte a orar, y se pasó la noche en la oración de Dios.” (Lc 6, 12)


4. Confiarás en Dios a pesar de tus pecados y miserias. Creerás que Dios es más fuerte que todo el mal del mundo. No permitirás que ni dolor, ni pesar alguno, ni “tu negra suerte”, ni las injusticias y traiciones sufridas te hagan dudar ni por un momento del amor infinito que Dios te tiene. Él ha muerto en cruz para salvarte de tus pecados. “Aunque pase por valle tenebroso, ningún mal temeré, porque tú vas conmigo; tu vara y tu cayado, ellos me sosiegan.” (Sal 23, 4)


5. Mirarás sólo a Dios y a tus hermanos. Mirarte tanto te hace daño, porque te envaneces viendo los dones que nos son tuyos o te desalientas viendo sin humildad tus miserias.
 Mira a Jesús y habrá paz en tu corazón. Mira las necesidades de tus hermanos y ya no tendrás tiempo de pensar en ti; te harás más humana/o, más cristiana/o. “Así pues, si habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Aspirad a las cosas de arriba, no a las de la tierra.” (Col 3, 1-2)


6. Ayunarás de palabras vanas: serás benedicente. Ayunarás de malos pensamientos: serás puro/a de corazón. Ayunarás de acciones egoístas: serás un/a buen/a cristiano/a para los demás. Ayunarás de toda hipocresía: serás veraz. Ayunarás de lo superfluo: serás pobre de espíritu. “¿No será más bien este otro el ayuno que yo quiero: desatar los lazos de maldad, deshacer las coyundas del yugo, dar la libertad a los quebrantados, y arrancar todo yugo?” (Is 58, 6)

la hermosura del perdón
7. Perdonarás una y mil veces a quien te ha herido, con causa o sin ella, justa o injustamente, esté arrepentido o no. Un perdón que no será sólo tolerar o soportar sino que ha de brotar del amor sincero y sobrenatural. Los perdonarás uno por uno, primero en tu corazón y luego, si te es posible, también con tus palabras. No permitirás que el rencor ni el resentimiento envenenen tu corazón. “Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen” (Lc 23, 34)

Caín y Abel
8. Ofrecerás sacrificios agradables al Señor. Los harás en silencio, sin que nadie se dé cuenta. Buscarás con ello reparar por tus pecados y los de TODOS los hombres. Querrás con ello desprenderte de las cosas materiales, que tanto te agradan, para poder hacerte más libre y ser una mujer (un hombre) para Dios. Pero sobre todo ejercerás el sacrificio de vivir con perfección la caridad en todo momento con TODOS tus hermanos. “No os olvidéis de hacer el bien y de ayudaros mutuamente; ésos son los sacrificios que agradan a Dios.” (Heb 13, 16)

¿Tu lavarme los pies a mi?
9. Amarás la humildad y procurarás vivirla de la siguiente manera: reconocerás tus pecados; considerarás a los demás mejores que tú; agradecerás las humillaciones sin dejarte arrastrar por el amor propio; no buscarás los honores, ni los puestos, ni el poder, ni la fama, que todo eso es de Dios; te harás servidor/a de todos. “el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será esclavo de todos”. (Mc 10, 43-44)

¿Y tú para los demás?

10. Anunciarás a los hombres la verdad del Evangelio. Les dirás sin temor que Dios los ama, que se ha hecho hombre por ellos y ha muerto en la cruz para salvarlos. Les mostrarás que sólo Él los puede hacer plenamente felices. Les harás ver que la vida que tiene su origen en Dios, es muy corta, se pasa rápido y que Dios es su destino final; vivir por Dios, con Dios y en Dios es lo sensato y seguro. “Y les dijo: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación» “ (Mc 16, 15)

Comentarios al autor: pcastanera@legionaries.org

martes, 18 de febrero de 2014

Siete Domingos de San José

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Devoción a San José
SAN JOSÉ

EJERCICIO DE LOS SIETE DOMINGOS EN HONOR DE LOS DOLORES Y GOZOS DE SAN JOSÉ
INTRODUCCIÓN:
Toda la vida de S. José fue un acto continuo de fe y obediencia en las circunstancias más difíciles y oscuras en que le puso Dios. Él es al pie de la letra "el administrador fiel y solícito a quien el Señor ha puesto al frente de su familia" (Lc 12, 42). Desde tiempo inmemorial, la Iglesia lo ha venido venerando e invocando como continuador en ella de la misión que un día tuviera para con su Fundador y Madre. En los momentos de noche oscura, el ejemplo de José es un estímulo inquebrantable para la aceptación sin reservas de la voluntad de Dios. Para propiciar esa veneración e imitación y para solicitar su ayuda, ponemos a continuación el siempre actual Ejercicio de los siete Dolores y Gozos.
Por la señal, etc. -Acto de contrición.

Ofrecimiento
Glorioso Patriarca San José, eficaz consuelo de los afligidos y seguro refugio de los moribundos; dignaos aceptar el obsequio de este Ejercicio que voy a rezar en memoria de vuestros siete dolores y gozos. Y así como en vuestra feliz muerte, Jesucristo y su madre María os asistieron y consolaron tan amorosamente, así también Vos, asistidme en aquel trance, para que, no faltando yo a la fe, a la esperanza y a la caridad, me haga digno, por los méritos de la sangre de Nuestro Señor Jesucristo
y vuestro patrocinio, de la consecución de la vida eterna, y por tanto de vuestra compañía en el Cielo,
Amén.
Primer dolor 
Esposo de María, glorioso San José, ¡qué aflicción y angustia la de vuestro corazón en la perplejidad en que estabais sin saber si debíais abandonar o no a vuestra esposa! ¡Pero cuál no fue también vuestra alegría cuando el ángel os reveló el gran misterio de la Encarnación!
y gozo
Por este dolor y este gozo os pedimos consoléis nuestro corazón ahora y en nuestros últimos dolores, con la alegría de una vida justa y de una santa muerte, semejante a la vuestra asistidos de Jesús y de María.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
Segundo dolor 
Bienaventurado patriarca glorioso S. José, escogido para ser padre adoptivo del Hijo de Dios hecho hombre, el dolor que sentisteis viendo nacer al Niño Jesús en tan gran pobreza, se cambió de pronto en alegría celestial al oír el armonioso concierto de los ángeles y al contemplar las maravillas de aquella noche tan resplandeciente.
y gozo
Por este dolor y gozo alcanzadnos que después del camino de esta vida vayamos a escuchar las alabanzas de los ángeles y a gozar de la gloria celestial.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
Tercer dolor 
Ejecutor obediente de las leyes divinas, glorioso San José, la sangre preciosísima que el Redentor Niño derramó en su circuncisión os traspasó el corazón, pero el nombre de Jesús que entonces se le impuso, os confortó llenándoos de alegría,
y gozo
Por este dolor y por este gozo alcanzadnos el vivir alejados de todo pecado, a fin de expirar gozosos con el nombre de Jesús en el corazón y en los labios,
Padrenuestro, Avemaría y Gloria,
Cuarto dolor y gozo
Santo fiel, que tuvisteis parte en los misterios de nuestra redención, glorioso San José, aunque la profecía de Simeón acerca de los sufrimientos que debían pasar Jesús y María, os causó dolor, sin embargo os llenó también de alegría, anunciándoos al mismo tiempo la salvación y resurrección gloriosa que de ahí se seguiría para un gran número de almas.
Por este dolor y por este gozo, conseguidnos ser del número de los que por los méritos de Jesús y por la intercesión de la Virgen María han de resucitar gloriosamente.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria,
Quinto dolor 
Custodio vigilante del Hijo de Dios hecho hombre, glorioso San José, ¡cuánto sufristeis teniendo que alimentar y servir al Hijo de Dios, particularmente en vuestra huida a Egipto!, ¡pero cuán grande fue vuestra alegría teniendo siempre con vos al mismo Dios y viendo derribados los ídolos de Egipto.
y gozo
Por este dolor y por este gozo, alcanzadnos alejar para siempre de nosotros al demonio, sobre todo huyendo de las ocasiones peligrosas, y derribar de nuestro corazón todo ídolo de afecto terreno, para que ocupados en servir a Jesús y María, vivamos tan sólo para ellos y muramos gozosos en su amor.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria,
Sexto dolor 
Ángel de la tierra, glorioso San José, que pudisteis admirar al Rey de los cielos, sometido a vuestros más mínimos mandatos, aunque la alegría al traerle de Egipto se turbó por temor a Arquelao, sin embargo, tranquilizado luego por el Ángel vivisteis dichoso en Nazaret con Jesús y María.
y gozo
Por este dolor y gozo, alcanzadnos la gracia de desterrar de nuestro corazón todo temor nocivo, de poseer la paz de la conciencia, de vivir seguros con Jesús y María y de morir también asistidos de ellos.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria,
Séptimo dolor 
Modelo de toda santidad, glorioso San José, que habiendo perdido sin culpa vuestra al Niño Jesús, le buscasteis durante tres días con profundo dolor, hasta que lleno de gozo, le encontrasteis en el templo, en medio de los doctores.
y gozo
Por este dolor y este gozo, os suplicamos con palabras salidas del corazón, intercedáis en nuestro favor para que no nos suceda jamás perder a Jesús por algún pecado grave. Mas si por desgracia le perdemos, haced que le busquemos con tal dolor que no nos deje reposar hasta encontrarle favorable, sobre todo en nuestra muerte, a fin de ir a gozarle en el cielo y a cantar eternamente con Vos sus divinas misericordias.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
S. José y Jesús
Antífona
Jesús mismo era tenido por hijo de José, cuando empezaba a tener como unos treinta años. Rogad por nosotros, San José, para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
Oración Final
Oh Dios, que con inefable providencia, os dignasteis elegir al bienaventurado José por esposo de vuestra Santísima Madre, os rogamos nos concedáis tener como intercesor en los cielos al que en la tierra veneramos como protector. Vos que vivís y reináis por los siglos de los siglos. Amén.
LETANÍA A SAN JOSÉ
Señor, ten piedad. Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad. Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad. Señor, ten piedad.
Cristo, óyenos. Cristo, óyenos.
Cristo escúchanos, Cristo escúchanos,
Dios Padre Celestial. Ten piedad de nosotros.
Dios Hijo Redentor del mundo. Ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo. Ten piedad de nosotros.
Santa Trinidad, un solo Dios. Ten piedad de nosotros.
Santa María. Ruega por nosotros.
San José, Ruega por nosotros.
Ínclito descendiente de David, Ruega por nosotros.
Lumbrera de los Patriarcas, Ruega por nosotros.
Esposo de la Madre de Dios, Ruega por nosotros.
Custodio casto de la Virgen, Ruega por nosotros.
Padre nutricio del Hijo de Dios, Ruega por nosotros.
Solícito defensor de Cristo, Ruega por nosotros.
Jefe de la Sagrada Familia, Ruega por nosotros.
José justísimo, Ruega por nosotros.
José castísimo, Ruega por nosotros.
José prudentísimo, Ruega por nosotros.
José fortísimo, Ruega por nosotros.
José obedientísimo, Ruega por nosotros.
José fidelísimo, Ruega por nosotros.
Espejo de paciencia, Ruega por nosotros.
Amador de la pobreza, Ruega por nosotros.
Modelo de los obreros, Ruega por nosotros.
Honra de la vida doméstica, Ruega por nosotros.
Custodio de Vírgenes, Ruega por nosotros.
Amparo de las familias, Ruega por nosotros.
Consuelo de los desgraciados, Ruega por nosotros.
Esperanza de los enfermos, Ruega por nosotros.
Abogado de los moribundos, Ruega por nosotros.
Terror de los demonios, Ruega por nosotros.
Protector de la Santa Iglesia, Ruega por nosotros.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Ten misericordia de nosotros.
Le constituyó señor de su casa, y jefe de todo cuanto poseía.
OREMOS: 
Oh Dios, que con inefable providencia te dignaste elegir a San José para esposo de tu Madre Santísima: te rogamos nos concedas que, pues le veneramos como protector en la tierra, merezcamos tenerle por intercesor en el Cielo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.
INVOCACIÓN: San José, haz que vivamos una vida inocente, asegurada siempre bajo tu patrocinio.
****
LOS SIETE DOMINGOS DE SAN JOSÉ
ENLACE
http://youtu.be/khoKuU7v_SI

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase