miércoles, 28 de mayo de 2014

Solemnidad de la ASCENSIÓN DEL SEÑOR A LOS CIELOS

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona
Solemnidad de la
 ASCENSIÓN DEL SEÑOR A LOS CIELOS
Jornada Mundial de las 
Comunicaciones Sociales

Meditación de la Ascensión del Señor en familia

“La Ascensión de Cristo al cielo significa
su participación, en su humanidad, 
en el poder y en la autoridad de Dios mismo” 
(Catecismo de la Iglesia Catòlica no. 668)



IMÁGENES DEL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA
En el día de la Ascensión, recordamos cuando Jesús ascendió al cielo, cuarenta días después del Domingo de Resurrección. 
Este día corresponde al jueves de la 6ª semana de Pascua aunque se  transfiere al 7º Domingo de Pascua, un domingo antes a la fiesta de Pentecostés, cuando ese jueves es día laborable  La descripción de esta celebración, la encontramos en estos pasajes de la Biblia:


 "Y les dijo: - Id por todo el mundo y anunciad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará. El que se resista a creer se condenará. Y estas señales acompañarán a los que crean en mi Nombre: echarán los espíritus malos, hablarán en nuevas lenguas, tomarán en sus manos las serpientes y si beben algún veneno no les hará ningún daño. Pondrán las manos sobre los enfermos y los sanarán- Así pues, el Señor Jesús, después de hablar con ellos, fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios" (Mc 16, 15-19; cfr. Lc 24, 50-51).

“Mientras miraban fijamente al cielo hacia donde iba Jesús, se les aparecieron dos hombres vestidos de blanco que les dijeron: Hombres de Galilea, ¿qué hacéis ahí mirando al cielo? Este que ha sido llevado, este mismo Jesús, vendrá como lo habéis visto subir al cielo". (Hch 1, 3-11)


En el sitio de Corazones, hay un comentario que nos ayuda a apreciar el significado de esta celebración: 



"La Ascensión es la fiesta de la entronización de Cristo. Sube al cielo y se sienta en Su trono a la derecha del Padre. Significa que Jesús ha transcendido a todas las limitaciones de este mundo y está con Dios. Significa que en Jesús, todos los hombres que creen, transcienden también, porque somos su Cuerpo". 

Ideas para meditar
en la Ascensión de Jesús en familia:

1. Explica a tus hijos que la fiesta de la Ascensión es una solemnidad, es decir, una de las celebraciones más importantes de nuestra fe. Después del Triduo Pascual y de la Resurrección del Señor, siguen la Navidad, la Epifanía y luego la Ascensión, en orden de importancia, de acuerdo a las Normas Universales que tiene la Iglesia para las Solemnidades del Calendario Litùrgico.

2. Apóyate en un calendario para que cuentes con tus hijos cuarenta días después de la Pascua y vean en qué día cae la Ascensión.

 3. Lee con tus hijos los pasajes (Mc 16, 15-19), (Lc 24, 50-51), (Hch 1, 3-11). Para involucrarlos más, pídeles que ellos mismos busquen las citas y se turnen para leerlas.


 4. Comenta con ellos lo que más les llame la atención y hazles algunas preguntas:




P: ¿Qué celebramos el día de la Ascensión? R: Porque es el dìa en que Jesús se fue al cielo junto al Padre a sentarse en su trono.

P: ¿Qué encomendó Jesús a sus discípulos antes de irse? R: Que vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a todas las naciones.

P: ¿Qué quiere decir ser evangelizadores? R: Hablar sobre Jesús, sus enseñanzas y la salvación que nos da, también portarnos bien y con nuestra vida demostrar que creemos en Él.

P: ¿Por qué sabemos que vamos a ir al cielo como Jesús se fue? R: Porque Él dijo que nos iba a preparar un lugar junto a Él y que estaríamos donde Él esté, además como el ascendió nosotros también lo haremos pues somos parte de su Cuerpo.

¡Todo por amor a Cristo!

http://familiacatolica-org.blogspot.com.es/2010/05/meditacion-de-la-ascension-del-senor-en.html



El Papa emérito habla de internet y redes sociales
Benedicto XVI, papa (emérito)

El Santo Padre, Benedicto XVI, aprovecha que hoy la iglesia católica celebra la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales para decir algunas cosas que merecen atención. Al menos la mía. No por su novedad –no la hay– sino por los retos personales que plantea, la sencillez con que va al grano sin enrollarse y porque hay aún academicos y profesionales que aún no se enteran –oficialmente se dice no lo pillan– y el Santo Padre tiene 83 años y parecería lo contrario. Por ejemplo:


[…] así como la revolución industrial produjo un cambio profundo en la sociedad, por las novedades introducidas en el ciclo productivo y en la vida de los trabajadores, la amplia transformación en el campo de las comunicaciones dirige las grandes mutaciones culturales y sociales de hoy. 
¿Quién es mi “prójimo” en este nuevo mundo? ¿Existe el peligro de estar menos presentes con quien encontramos en nuestra vida cotidiana ordinaria? ¿Tenemos el peligro de caer en la dispersión, dado que nuestra atención está fragmentada y absorta en un mundo “diferente” al que vivimos? 
[…] las redes sociales muestran que uno está siempre implicado en aquello que comunica. Cuando se intercambian informaciones, las personas se comparten a sí mismas, su visión del mundo, sus esperanzas, sus ideales. 
[…] deseo invitar a los cristianos a unirse con confianza y creatividad responsable a la red de relaciones que la era digital ha hecho posible, no simplemente para satisfacer el deseo de estar presentes, sino porque esta red es parte integrante de la vida humana".

San Juan Pablo II, papa,
decía lo mismo, sobre la importancia 
de usar estos medios modernos 
para la difusión del Evangelio.

http://familiacatolica-org.blogspot.com.es/2010/05/meditacion-de-la-ascension-del-senor-en.html



¡ DÉJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR! 
Para gozar contigo, en la presencia de Dios
cantando y proclamando
, con los ángeles y mil  coros celestiales,
que eres Santo y Dios,
Dios y Santo,
eternamente santo por los siglos de los siglos.

¡DEJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR!
Y, después de entrar Tú en el reino de los cielos,
Comprender esperando
 que, un día también nosotros,
tendremos un lugar en algún rincón eterno
Y, al contemplar la grandeza de Dios,
festejar, en la gloria de ese inmenso cielo,
que ha merecido la pena ser de los tuyos
permanecer firmes en tus caminos
guardar tu nombre y tu memoria
meditar tu Palabra y tu mensaje
soñar con ese mundo tan diferente al nuestro

¡DEJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR!
Que no la cierre el viento del camino fácil
Que no la empuje nuestra falta de fe
Que no la obstruya nuestro afán de tener aquí

¡DEJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR!
Para vivir y morar contigo
Para amar y vivir junto a Dios
Para sentir el soplo eterno del Espíritu
Para gozar en el regazo de María Virgen

¡NO NOS CIERRES LA PUERTA DEL CIELO, SEÑOR! 
Javier Leoz (sacerdote)

Si os gusta lo pasáis
 Franja

martes, 27 de mayo de 2014

El Papa en Tierra Santa con nuestro P. Artemio

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

PAPA FRANCISCO
El Papa sorprende a los franciscanos de Tierra Santa con un almuerzo fuera de programa en el Convento de San Salvador
lainformacion.com
lunes, 26/05/14 - 20:04

JERUSALÉN, 26 (De la enviada especial de Europa Press, Laura Ramírez) El Papa Francisco ha decidido salirse del programa previsto -según el cual debía comer en el Centro Notre Dame de Jerusalén-- para ir a almorzar con los franciscanos en el convento de San Salvador ubicado dentro de la ciudad vieja "como un fraile más".

El Papa sorprende a los franciscanos de Tierra Santa con un almuerzo fuera de programa en el Convento de San Salvador
TemasArgentina Benedicto XVI Comunidad de Madrid Historia Papa Papa Francisco San Salvador

JERUSALÉN, 26 (De la enviada especial de Europa Press, Laura Ramírez)

El Papa Francisco ha decidido salirse del programa previsto -según el cual debía comer en el Centro Notre Dame de Jerusalén-- para ir a almorzar con los franciscanos en el convento de San Salvador ubicado dentro de la ciudad vieja "como un fraile más".


El Papa sorprende a los franciscanos de Tierra Santa con un almuerzo fuera de programa en el Convento de San Salvador
El P. Artemio Vítores saludando al Santo Padre

El vicario de la Orden Custodia de Tierra Santa, el fraile franciscano Artemio Vítores explica a Europa Press que fue una verdadera sorpresa. "Nos avisaron de que hoy la comida sería a las 13,00 horas; y media hora antes, nos dijeron que iba a venir el Papa a comer", ha recordado. "Un espectáculo", ha subrayado.

Según ha precisado, es "la primera vez en la historia que un Papa come en el convento de San Salvador y el almuerzo ha sido "muy sencillo": spaguetti, puré con carne, ensalada, sandía y, como novedad por la ocasión, un helado y un dulce.

El Pontífice llegó a la casa a las 14,30 horas y los cien frailes presentes, en su mayoría jóvenes, le recibieron "aplaudiendo sin parar", según ha contado el fraile y eso "ha puesto muy contento" a Francisco.

Los frailes y el Papa han comenzado a comer sobre las 14,30 horas ya que en los actos previos se había acumulado algo de retraso con respecto al programa. Por ello, ha tenido que ser rápido, según explica. Además, añade que fuera había más de cien policías.

Según ha destacado fray Artemio, el Papa les ha dicho que se sentía "muy feliz" de poder compartir ese momento con los frailes y les ha contado una anécdota, que cuando en Argentina caminaba por la calle y se encontraba con un cura, le decían que se fuera a trabajar, pero que cuando se encontraba con un fraile siempre le devolvía una sonrisa.

Ya solo con el fraile español, Francisco le ha contado que tras su elección alguien le preguntó cómo siendo argentino, que son "lo más, lo mejor", había elegido el nombre de Francisco, que podía haber elegido el de Jesús II. Además, en este ambiente distendido, el fraile le ha regalado sus últimos libros. "Con Francisco, me he sentido un mejor fraile", remarca.

Sobre las razones por las que el Pontífice ha decidido salirse del programa y almorzar con los franciscanos, el padre Artemio ha apuntado que "quizá ha sentido que era más lujo" y ha preferido algo más sencillo.

(EuropaPress)

Felicitamos desde este blog al P. Artemio. 
Las noticias mensuales que nos manda serán enriquecidas 
por su amabilidad para con nosotros.
Franja

sábado, 24 de mayo de 2014

Porque vales MUCHÍSIMO. Para Dios no tienes precio.

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona



¿No os da pena pensar,
 que a estos niños con síndrome de Down, 
apenas se los ve ahora, 
porque casi todos se matan en el seno materno? 

No se les permite vivir....,
porque dan mucho trabajo,o...
porque es una vergüenza para sus padres..etc etc.

Y dicen que no quieren verlos sufrir? 

Es una pena, porque son niños felices, 
porque son muy cariñosos,
 porque no van a ofender nunca a Dios.

Como veis para esos inhumanos de ahora, 
se les considera, menos que un perro, 
un gato, o una foca,
 (a éstas está prohibida su muerte 
por los ecologistas)

Me mandaron en Power point
 esta pequeña meditación de la vida.
 Está reproducida en innumerables páginas.
No se quien es el autor.
 Al final pongo el enlace de quien la he tomado
 para nuestro blog. Franja.


Meditación de la Vida

Reflexiones | 12796 lecturas
¿No crees que sería bueno hacer un inventario de los bienes que has recibido, para así vivir con mayor alegría y optimismo?


¿Por qué llorar mientras voy andando, si otros ríen y no tienen pies?

¿Por qué vivir pensando en el 10 % de las cosas que nos hacen sufrir, y no recordar el 90 % que nos hacen felices?



En tu cuerpo hay 800 mil millones de células trabajando continuamente en perfecta armonía y coordinación en tu favor…


En tu cerebro tienes 13 mil millones de neuronas trabajando tan sabiamente, que si las quisieras reemplazar por la computadora más perfecta del mundo, ocuparía el sitio de un edificio de setenta pisos de alto...


Tienes un corazón, que es una maravilla de la naturaleza. Bombea hora tras hora, 36 millones de latidos, año tras año, despierto o dormido, impulsando la sangre a través de 100 mil kilómetros de venas y arterias, que llevan... más de 2 millones de litros de sangre al año…


Te puedes mover, pasear, correr, bailar o hacer deporte. Para ello, tienes 500 músculos, 200 huesos y 7.000 nervios, sincronizados para obedecerte y llevarte a donde quieras…


En tus oídos hay 24 mil millones de filamentos que vibran con el viento, el reír de los niños, la suave música, con el trepidar de las aguas espumantes y al escuchar las palabras amables de las personas que aprecias…


En tus ojos, Dios ha depositado 100 millones de receptores que te permiten gozar de la magia de los colores, la luz, la simpatía de las personas y la majestad de la naturaleza…
Tus pulmones son los mejores filtros del mundo. A través de 600 millones de alvéolos, purifican el aire que reciben y liberan a tu cuerpo de desperdicios dañinos.


Eres un ser humano único, capaz de crear, descubrir, inventar, pensar, soñar, imaginar, comunicarte, hablar, tranquilizar, animar, estimular, inspirar, perdonar... capaz de sentir, disfrutar, recibir amor y decir... te amo.

Tu sangre es un formidable tesoro. Son apenas 4 litros pero allí hay 22 millones de células sanguíneas. En cada célula hay muchas moléculas y en cada molécula hay un átomo que oscila más de 10 millones de veces por segundo...


Cada día mueren 2 millones de tus células y son reemplazadas por 2 millones más, en una resurrección que ha continuado desde el día que naciste...

En tu cerebro hay 4 millones de estructuras sensibles al dolor, 500 mil detectores táctiles, y 200 mil detectores de temperatura...

¿Crees que vale la pena tu vida?
Dedicamos mucho tiempo pensando en lo que nos hace falta y casi nunca nos detenemos a recordar y agradecer a Dios lo que nos regala día a día…

No te entristezcas por lo que no pudiste ser, agradece por los dones que Dios puso en tu vida, tu familia, tus amistades y las oportunidades de ser alguien importante...

Cuenta tus bienes y tus alegrías. No pierdas tiempo en “pensamientos pesimistas” y “recuerdos tristes”.

¿Y sabes por qué?...¡¡¡ Porque vales M U C H Í S I M O!!!  Para Dios no tienes precio.

... Ahora pregúntate: ¿Crees que no vale la pena tu vida?
Lo triste es, que dedicamos mucho tiempo pensando en lo que nos hace falta y casi nunca nos detenemos a recordar y agradecer lo muchísimo bueno que poseemos. No solo con respecto a tu cuerpo, aplícalo también a los dones que posees, la familia que te ha tocado, las amistades que eres dichoso en poseer, las comodidades que disfrutas y hasta las oportunidades que se te han presentado. 


¡No veas sólo lo que te hace falta, agradece lo que ya tienes!
Has cuentas de tus bienes y de tus alegrías también. No pierdas tiempo haciendo cuentas de tus males.



Colecciona pensamientos alegres y optimistas y no te olvides de alejar de tu mente esos cuervos asquerosos llamados "pensamientos pesimistas" y "recuerdos tristes". Y sabes por qué? ...



Porque vales MUCHÍSIMO !!!
Para Dios no tienes precio

Crucificado de Zurbarán

¡Ese es el precio por nosotros!!!

jueves, 22 de mayo de 2014

Venid y vamos todos con flores a Maria.mpg

Blog Católico de Javier Olivares-Baiona



Si te gusta...compártelo

LA BEATIFICACIÓN DE ÁLVARO DEL PORTILLO, UN "GRAN GOZO" PARA MADRID.

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona


CARDENAL ROUCO: LA BEATIFICACIÓN DE ÁLVARO DEL PORTILLO, UN "GRAN GOZO" PARA MADRID.

«La beatificación del Venerable Álvaro del Portillo», prevista para el próximo 27 de septiembre, «supone un gran gozo para toda la Iglesia y de modo muy singular» para la archidiócesis de Madrid. Así lo aseguró el cardenal Antonio María Rouco, su arzobispo, durante su alocución semanal en la cadena COPE. La figura de este «madrileño universal» se une así «a la de tantos hijos e hijas que en el siglo XX vivieron su específica vocación cristiana heroicamente como una vocación para la santidad». El cardenal Rouco destaca varios rasgos de la personalidad de don Álvaro: su bondad, serenidad y buen humor; su «particular preocupación por las personas necesitadas», y su «trabajo infatigable por el bien de la Iglesia», a la que sirvió con «su afable caridad con todos, unida a sus profundos conocimientos teológicos y jurídicos». El arzobispo de Madrid concluyó su alocución animando a todos los madrileños a participar en la beatificación y a acoger a los peregrinos que vendrán a Madrid desde todo el mundo. Ofrecemos a continuación el texto íntegro de la alocución:
Noticia digital (20-V-2014)



Mis queridos hermanos y hermanas en el Señor:
El Papa Francisco ha promulgado recientemente el decreto de beatificación del Venerable Álvaro del Portillo. Sacerdote nacido y ordenado en Madrid. Un madrileño universal. La celebración en la que será proclamado Beato tendrá lugar, Dios mediante, el sábado 27 de septiembre en Madrid, en Valdebebas, precisamente en este año en que festejamos el centenario de su nacimiento. Presidirá el cardenal Amato, Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, como delegado especial del Santo Padre. Al día siguiente se celebrará, en el mismo lugar, la Eucaristía de acción de gracias. La beatificación del Venerable Álvaro del Portillo supone un gran gozo para toda la Iglesia y de modo muy singular para nuestra archidiócesis. Su figura se une a la de tantos de sus hijos e hijas que en el siglo XX vivieron su específica vocación cristiana heroicamente como una vocación para la santidad. Algunos de ellos se veneran en la Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora la Real de la Almudena. Los santos hacen la Iglesia; y la Iglesia necesita, sobre todo y ante todo, de mujeres y hombres santos. Damos gracias al Señor por tantos madrileños, comenzando por nuestro Patrón, san Isidro, que han vivido entre nosotros, han trabajado, se han entregado a Dios y han sido fieles hasta la muerte alcanzando la santidad.
El futuro Beato Álvaro del Portillo nació en Madrid el 11 de marzo de 1914, cerca de la Puerta de Alcalá; fue bautizado en la Iglesia de San José, junto a la Gran Vía; y recibió la Primera Comunión -al igual que sus compañeros del Colegio del Pilar, de los Marianistas- en la parroquia de la Concepción de la calle Goya. Estudió en nuestra ciudad para ayudante de Obras Públicas y cursó la carrera de Ingeniería de Caminos. Después de varios años de trabajo profesional, recibió la ordenación sacerdotal en 1944 en la capilla del Palacio Episcopal, de manos del obispo de Madrid, el Patriarca don Leopoldo Eijo y Garay. Más tarde se doctoró en Filosofía y Letras y en Derecho Canónico. Su vida estuvo especialmente ligada a la de un santo que veneramos en una de las capillas de nuestra catedral: san Josemaría Escrivá de Balaguer. El futuro Beato fue uno de los primeros miembros del Opus Dei, y ayudó y secundó fielmente al Fundador. Tras la muerte de san Josemaría, en 1975, fue elegido para sucederle al frente del Opus Dei. En 1982, al erigir el Opus Dei en Prelatura personal, san Juan Pablo II le nombró Prelado del Opus Dei, y, en 1991, le confirió la ordenación episcopal. Dirigió durante 19 años esta realidad de la Iglesia con gran dinamismo evangelizador, un profundo sentido de comunión eclesial y fidelidad al carisma fundacional. Falleció santamente en 1994, tras peregrinar a Tierra Santa. San Juan Pablo II fue a orar ante sus restos mortales, como reconocimiento por su servicio al Pueblo de Dios.
Estaba dotado de una gran creatividad evangelizadora. Siguiendo con fidelidad la luz fundacional de san Josemaría, promovió nuevas labores apostólicas en numerosos países y diversas iniciativas en favor de la Iglesia universal, como, por ejemplo, la Universidad Pontificia de la Santa Cruz en Roma, donde estudian sacerdotes, religiosos y laicos de todo el mundo. Fruto de la necesidad que sentía de vivir la caridad fraterna hacia los más pobres y necesitados, impulsó labores sociales en las zonas más pobres de muchas barriadas de las grandes ciudades y en algunos países de lo que algunos denominan el Tercer Mundo. Tuve una extraordinaria ocasión de tratarle y conocerle muy de cerca en el Sínodo sobre La formación de los sacerdotes en las actuales circunstancias, en 1990. Formábamos parte del mismo Círculo Menor. Me gustaría destacar dos rasgos de su personalidad, junto con su bondad, serenidad y buen humor:
El primero fue su particular preocupación por las personas necesitadas, de la que ya dio muestras en los primeros años de su carrera universitaria, cuando participaba en las Conferencias de San Vicente de Paúl. Formaba parte de un grupo de jóvenes que atendían a las familias que vivían en infraviviendas en los alrededores de Madrid, en el arroyo del Abroñigal -en la actual M.30- y en otros lugares. Les llevaban alimentos y medicinas y procuraban socorrerlas en sus necesidades; y daba catequesis, en un tiempo muy difícil, a los niños de la parroquia de San Ramón Nonato de Vallecas. Uno de sus compañeros le recuerda llevando en brazos por las calles de Madrid a un niño que había quedado abandonado en unas chabolas. A pesar de las dificultades no cejó hasta que pudo confiarlo a la atención de las religiosas de Santa Cristina, para que lo cuidaran hasta que sus padres pudieran hacerlo. Entre los jóvenes que le acompañaban para visitar a esas familias necesitadas del extrarradio, y entre sus amigos, encontramos a figuras señeras de nuestra Iglesia diocesana, como el Beato Jesús Gesta, que ingresó como hermano en la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y murió mártir; y al Venerable don José María García Lahiguera, arzobispo de Valencia, que fue durante muchos años director espiritual del Seminario y obispo auxiliar de Madrid.
Un segundo rasgo de su vida es su trabajo infatigable por el bien de la Iglesia. Su afable caridad con todos, unida a sus profundos conocimientos teológicos y jurídicos, hizo que gozase del aprecio de los sucesivos Papas, que le confiaron numerosos cometidos en varios Dicasterios de la Curia Romana al servicio del Pueblo de Dios. Participó muy activamente en tareas de gran responsabilidad en los trabajos del Vaticano II, especialmente en el Decreto Presbyterorum ordinis, y contribuyó a la renovación espiritual de la Iglesia con mentalidad abierta y fidelidad al Evangelio. Prestó especial atención a los problemas de la mujer, y sus libros y ensayos, traducidos a varios idiomas, han supuesto una notable aportación a la misión del laicado y de los sacerdotes en el mundo actual.
Muchas personas de nuestra diócesis conocieron personalmente al futuro Beato y acuden a su intercesión. Me uno a la alegría de todos ellos, y de forma especial a sus familiares, entre los que se cuentan varios sacerdotes y un misionero en África. Animo a todos los fieles madrileños a participar en las ceremonias de esta beatificación y a abrir las puertas de nuestras casas, parroquias y colegios -como hicimos tan generosamente en la JMJ- para acoger a los miles de peregrinos que van a venir de todas las partes del mundo. Su beatificación, además de constituir una gran alegría eclesial, debe estimular nuestro afán por ser santos en la vida cotidiana. Así debe de ocurrir también con la de don Álvaro del Portillo. Él es un claro ejemplo con sus obras y enseñanzas de cómo hay que recorrer el camino de la santidad, que hemos iniciado el día de nuestro bautismo. Los jóvenes pueden aprender mucho de él.
Pidamos a la Virgen de la Almudena por los frutos de esta beatificación, para que redunde en el bien de toda la Iglesia y, especialmente de nuestra archidiócesis de Madrid, a la que el futuro Beato madrileño se sintió siempre tan hondamente unido. Con todo afecto y con mi bendición.
+ Antonio Mª Rouco Varela

miércoles, 21 de mayo de 2014

Para mejorar la vida en la pareja. El samaritano

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

De libro: 
PARÁBOLAS COMO DARDOS
DE 
Manuel Sánchez Monge

Para mejorar la vida  en la pareja

INTRODUCCIÓN

La parábola del buen samaritano, obra del artista italiano Giacomo Conti. 
Iglesia de la Medalla Milagrosa, Mesina.

«En esto se levantó un jurista y le preguntó para ponerlo a prueba: -Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?
El le dijo:
-¿Qué está escrito en la Ley? ¿Cómo es eso que recitas?
El jurista contestó:
-"Amarás al SeÑor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente. Y a tu prójimo como a ti mismo"
El le dijo: Bien contestado. Haz eso y tendrás vida.
Pero el otro, queriendo justificarse, preguntó a Jesús:
-Y ¿quién es mi prójimo?
Jesús le contesto:

Jesús cuenta una parábola acerca de un samaritano que, a diferencia de un sacerdote judío y un levita, se detiene para ayudar a un Judio que ha sido atacado y robado.  (Lucas 10:25-37): Slide 6

-Un hombre bajaba de Jerusalén a jerícó y lo asaltaron unos bandidos; lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon dejándolo medio muerto. Coincidió que bajaba un sacerdote por aquel camino; al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio; Un samaritano que pasó al verlo, le dio lástima; se acercó a él y le vendó las heridas, echándoles aceite y vino; luego lo montó en su propia cabalgadura, le llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente sacó cuarenta duros, y dándoselos al posadero, le dijo: "Cuida de él y lo que gastes de más te lo pagaré a la vuelta".

¿Qué te parece? ¿Cuál de estos tres se hizo prójimo del que cayó en manos de los bandidos?
El letrado contestó: El que tuvo compasión de él.
Jesús le dijo: Pues anda, haz tú lo mismo» (Le 10, 25-37)

Cuando he pensado en cambiar nuestras relaciones con los demás, mi pensamiento ha volado espontáneamente a la parábola del buen samaritano. Creo que Jesús nos da una lección magistral.

El bon samarità (1838), de Pelegrí Clavé i Roquer.jpg

Hacerse samaritano requiere no perder el tiempo preguntándonos quién es nuestro prójimo y desperdiciando mientras tanto las múltiples ocasiones de acercarnos a los demás, de aproximarnos a ellos. El pensamiento tiene que estar dirigido a la acción y no quedarse en la pura especulación.

No podemos pasar de largo ante las necesidades de los hombres. Ni siquiera amparados por unas obligaciones de tipo religioso. Nunca llegará a la cita con Dios quien no se entretiene en ayudar a sus hermanos necesitados.


Es preciso ver a los que recorren nuestro mismo camino, pero, sobre todo, es necesario dejar que sus necesidades hieran nuestras entrañas. No puede convertirse en samaritano de los demás quien no siente en su propia piel los problemas ajenos. Ayudará a los demás, pero lo hará con frialdad, sin corazón, desde lejos. Y no va por ahí el evangelio.

,Sólo ayuda bien quien se acerca, quien intenta compartir desde el amor las condiciones de vida ajenas. Y quien se acerca, no para echar discursos o teorizar, sino para prestar aquella ayuda que el prójimo verdaderamente necesita y que está en nuestra mano prestar.

Jesus tells a parable about a Samaritan who, unlike a Jewish Priest and a Levite, stops to help a Jew who has been attacked and robbed. (Luke 10:25-37): Slide 10

Esta parábola también nos habla -creo yo- de que es preciso llegar al final sin quedarse siempre en los comienzos. No vale sólo con las curas de urgencia. Es necesario llevar a la posada y cuidarse de que el enfermo quede totalmente restablecido.

Jesús cuenta una parábola acerca de un samaritano que, a diferencia de un sacerdote judío y un levita, se detiene para ayudar a un Judio que ha sido atacado y robado.  (Lucas 10:25-37): Diapositiva 11

Por último, el buen samaritano sabe desaparecer, seguir su camino, deja que el otro sea él mismo. Ha hecho lo necesario y no toma la víctima consigo ni le indica qué debe hacer después. Sólo la sitúa en el camino.
 Confeccionó Franja

martes, 20 de mayo de 2014

Carta de un misionero desde Angola

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Hace tiempo que salió esta  carta y la persecución a la Iglesia continúa. 
Por eso no es de extrañar que la volvamos a poner, para refrescar la memoria de aquellos , periodistas o no, que denigran a la Iglesia y no hacen nada para reconocer la labor inmensa de la Iglesia Católica a través de sus misioneros en todo el mundo. Franja


Sacerdote al New York Times: 
“Me siento feliz y orgulloso de mi vocación”
Carta de un misionero desde Angola
24 de mayo de 2010 | 6422 hits

LUANDA, lunes, 24 mayo 2010 (ZENIT.org).- “Soy un simple sacerdote católico. Me siento feliz y orgulloso de mi vocación. Hace veinte años que vivo en Angola como misionero”. Así comienza una carta que el misionero salesiano uruguayo Martín Lasarte envió al New York Times sin obtener respuesta. En la misma, explica la labor silenciosa en favor de los más desfavorecidos de la mayoría de los sacerdotes de la Iglesia católica que, sin embargo, “no es noticia”.


En la carta remitida a ZENIT por el padre Martín Lasarte, explica que la envió el 6 de abril al diario neoyorquino y desde entonces no ha obnetido respuesta. En ella expresa sus sentimientos ante la ola mediática que han despertado los abusos de algunos sacerdotes mientras sorprende el poco interés que suscita en los medios la labor cotidiana de miles y miles de sacerdotes.


“Me da un grande dolor que personas que deberían de ser señales del amor de Dios hayan sido un puñal en la vida de inocentes. No hay palabra que justifique tales actos. No hay duda que la Iglesia no puede estar sino del lado de los débiles, de los más indefensos. Por lo tanto todas las medidas que sean tomadas para la protección, prevención de la dignidad de los niños serán siempre una prioridad absoluta”, afirma en su carta.
Sin embargo, añade, “es curiosa la poca noticia y desinterés por miles y miles de sacerdotes que se consuman por millones de niños, por los adolescentes y los más desfavorecidos en los cuatro ángulos del mundo”.


“Pienso que a vuestro medio de información no le interese que yo haya tenido que transportar por caminos minados en 2002 a muchos niños desnutridos desde Cangumbe a Lwena (Angola) pues ni el gobierno se disponía y las ONG no estaban autorizadas; que haya tenido que enterrar decenas de pequeños fallecidos entre los desplazados de guerra y retornados; que le hayamos salvado la vida a miles de personas en Moxico mediante el único puesto médico en 90.000 kilómetros cuadrados, así como con la distribución de alimentos y semillas; que hayamos dado la oportunidad de educación en estos 10 años y escuelas a más de 110.000 niños...”, subraya.


“No es de interés –añade- que con otros sacerdotes hayamos tenido que socorrer la crisis humanitaria de cerca de 15.000 personas en los acuartelamientos de la guerrilla, después de su rendición, porque no llegaban las alimentos del Gobierno y la ONU”.

Y enumera a continuación una serie de acciones realizadas, muchas veces con riesgo o pérdida de la vida, por compañeros suyos que son ignoradas por los medios.


“No es noticia que un sacerdote de 75 años, el padre Roberto, por las noches recorra las ciudad de Luanda curando a los chicos de la calle, llevándolos a una casa de acogida, para que desintoxiquen de la gasolina, que alfabetice cientos de presos; que otros sacerdotes, como el padre Stefano, tengan casas de pasaje para los chicos que son golpeados, maltratados y hasta violentados y buscan un refugio. Tampoco que Frei Maiato con sus 80 años pase casa por casa confortando a los enfermos y deseperados”.


“No es noticia que más de 60.000 de los 400.000 sacerdotes, religiosos hayan dejado su tierra, su familia para servir sus hermanos en leproserías, hospitales, campos de refugiados, orfanatos para niños acusados de hechiceros o huérfanos de padres que fallecieron con sida, en escuelas para los más pobres, en centros de formación profesional, en centros de atención a seropositivos… o sobre todo en parroquias y misiones dando motivaciones a la gente para vivir y amar”.


“No es noticia que mi amigo, el padre Marcos Aurelio, por salvar a unos jóvenes durante la guerra en Angola, los haya transportado de Kalulo a Dondo y volviendo a su misión haya sido ametrallado en el camino; que el hermano Francisco, con cinco señoras catequistas, por ir a ayudar a las áreas rurales más recónditas hayan muerto en un accidente en la carretera; que decenas de misioneros en Angola hayan muerto por falta de socorro sanitario, por una simple malaria; que otros hayan saltado por los aires, a causa de una mina, visitando a su gente. En el cementerio de Kalulo están las tumbas de los primeros sacerdotes que llegaron a la región... Ninguno pasa de los 40 años”.


“No es noticia acompañar la vida de un sacerdote ‘normal’ en su día a día, en sus dificultades y alegrías consumiendo sin ruido su vida a favor de la comunidad que sirve".
“La verdad es que no procuramos ser noticia, sino simplemente llevar la Buena Noticia, esa noticia que sin ruido comenzó en la noche de Pascua. Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece”, subraya.

Esto sigue sucediendo y la Iglesia Católica está allí y no es noticia

“No pretendo hacer una apología de la Iglesia y de los sacerdotes –añade--. El sacerdote no es ni un héroe ni un neurótico. Es un simple hombre, que con su humanidad busca seguir a Jesús y servir sus hermanos. Hay miserias, pobrezas y fragilidades como en cada ser humano; y también belleza y bondad como en cada criatura…”.


“Insistir en forma obsesionada y persecutoria en un tema perdiendo la visión de conjunto crea verdaderamente caricaturas ofensivas del sacerdocio católico en las que me siento ofendido”, afirma.
Y concluye: “Sólo le pido amigo periodista, busque la Verdad, el Bien y la Belleza. Eso lo hará noble en su profesión”.

Por Nieves San Martín

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase