sábado, 30 de mayo de 2015

Domingo de la Santísima Trinidad Catholic.net -

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Día 31, domingo de la Santísima Trinidad.

***
enlace:


Solemnidad

Domingo después de Pentecostés

"Un sólo Dios, un solo Señor"
Canto recomendado.
El dogma fundamental, del que todo fluye y al que todo en el cristianismo viene a parar es el de la Santísima Trinidad. De ahí que, después de haber recordado uno tras otro en el curso del Cielo a Dios Padre, Hijo, autor de la Redención, y a Dios Espíritu Santo, autor de nuestra santificación, la Iglesia nos incita hoy a la consideración y rendida adoración del gran misterio que nos hace reconocer y adorar en Dios la unidad de naturaleza en la trinidad de personas.

"Apenas hemos celebrado la venida del Espíritu Santo, cantamos la fiesta de la Santísima Trinidad en el Oficio del Domingo que sigue, escribía San Ruperto en el siglo XII, y este lugar está muy bien escogido, porque tan pronto como hubo bajado el Espíritu Santo, comenzó la predicación y la creencia; y, en el bautismo, la fe y confesión en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo."

Afirmaciones del dogma de la Trinidad, se ven continuamente en la Liturgia. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, así empieza y termina la Santa Misa y el Oficio divino, y se confieren los Sacramentos. Igualmente A los salmos sigue el Gloria Patri ...; los himnos tradicionales acaban con la doxología y las oraciones con una conclusión en honor a las Tres Divinas Personas.

La devoción a la Santísima Trinidad se inició en el siglo X, y a partir de esta época se fue también difundiendo su fiesta litúrgica, entrando en el calendario romano en 1331. Si bien desde el comienzo del cristianismo la oración litúrgica se ha dirigido al Padre, por mediación del Hijo y en el Espíritu Santo, y el mismo Jesús habló de Dios como una comunión de amor y manifestó el misterio de las tres divinas personas, lo original de esta fiesta es el honrar específicamente a Dios sin tener como motivo un acontecimiento salvífico, ni la memoria de un santo. Se trata de "profesar la fe verdadera, conocer la gloria de la eterna Trinidad y adorar su unidad todopoderosa".

La antigua iglesia hispánica, en los siglos V al VII, enseñó magníficamente la fe trinitaria, sobre todo en los concilios de Toledo, y de su liturgia procede el prefacio propio de esta solemnidad. Es consolador saber que nuestro Dios es "uno sólo, pero no solitario" (Concilio VI de Toledo, año 638), amor puro que sólo busca darse de forma creadora y llevarnos a participar en su unidad vital eterna.

Notas Adicionales /
 Expresión artística y arquitectónica

El dogma de la Trinidad resplandeció también en nuestras iglesias. Nuestros padres gozaban viendo en la altura, anchura y largura admirablemente proporcionadas de esos edificios un símbolo de la Trinidad; lo mismo que en sus divisiones principales y en las secundarias: las tres entradas, las tres puertas, los tres ventanales y a menudo también las tres torres. Por doquier, hasta en los detalles ornamentales, el número tres repetido sin cesar obedece a una idea, a la fe en la Trinidad.

También la iconografía cristiana tradujo de mil maneras este mismo pensamiento. Hasta el siglo XII a Dios Padre se le representó por una mano, que sale de las nubes y bendice. En esa mano se significa la divina omnipotencia. En los siglos XIII y XIV se ve ya la cara y luego el busto del Padre, en el cual desde el siglo XV es representado como un venerable anciano vestido con ornamentos papales.

Hasta el siglo XII Dios Hijo fue primero representado por una cruz, por un cordero o bien por un gallardo joven semejante al Apolo de los gentiles. Desde el siglo XII al XVI vemos ya representado a Cristo en la plenitud de la edad y con barba. A partir del siglo XIII lleva la cruz y también aparece en figura de cordero.

Al Espíritu Santo se le representó a lo primero por una paloma, cuyas alas extendidas tocaban a veces la boca del Padre y del Hijo, para demostrar cómo procede de entrambos. Ya desde el siglo XI aparece con la figura de un niñito, por idéntico motivo.


 En el siglo XIII es un adolescente y en el siglo XV un hombre hecho y semejante al Padre y al Hijo, pero con una paloma sobre sí o en la mano, para distinguirle así de las otras dos divinas personas. Mas desde el siglo XVI la paloma torna a asumir el derecho exclusivo de representar al Espíritu Santo.

Para representar a la Trinidad se adoptó la figura del triángulo. También el trébol sirvió para figurar el misterio de la Trinidad y lo mismo tres círculos enlazados con la palabra Unidad en el espacio central que queda libre por la intersección de los círculos.

***
El famoso Icono de la
Santísima Trinidad,
 y el enlace de su explicación.
Franja:



http://www.dominicos.org/Manresa/Castellano/TemasDeEspiritualidad-ElIconoStmaTrinidad.htm

"Gloria al Padre y al Hijo
y al Espíritu Santo".

"En el nombre del Padre y del Hijo
 y del Espiritu Santo".
amén.

DOMINGO de la SANTÍSIMA TRINIDAD

 Día 31, domingo, 
Solemnidad de la Santísima Trinidad.


enlace:
Domingo después de Pentecostés
"Un sólo Dios, un solo Señor"
Canto recomendado.
enlace:
El dogma fundamental, del que todo fluye y al que todo en el cristianismo viene a parar es el de la Santísima Trinidad. De ahí que, después de haber recordado uno tras otro en el curso del Cielo a Dios Padre, Creador del cielo y de la tierra, al Hijo, autor de la Redención, y a Dios Espíritu Santo, autor de nuestra santificación, la Iglesia nos invita hoy a la consideración y rendida adoración del gran misterio que nos hace reconocer y adorar en Dios la unidad de naturaleza en la trinidad de personas.


"Apenas hemos celebrado la venida del Espíritu Santo, cantamos la fiesta de la Santísima Trinidad en el Oficio del Domingo que sigue, escribía San Ruperto en el siglo XII, y este lugar está muy bien escogido, porque tan pronto como hubo bajado el Espíritu Santo, comenzó la predicación y la creencia; y, en el bautismo, la fe y confesión en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo."


Afirmaciones del dogma de la Trinidad, se ven continuamente en la Liturgia. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, así empieza y termina la Santa Misa y el Oficio divino, y se confieren los Sacramentos. Igualmente A los salmos sigue el Gloria Patri ...; los himnos tradicionales acaban con la doxología y las oraciones con una conclusión en honor a las

 Tres Divinas Personas.

La devoción a la Santísima Trinidad se inició en el siglo X,  y a partir de esta época se fue también difundiendo su fiesta litúrgica, entrando en el calendario romano en 1331. Si bien desde el comienzo del cristianismo la oración litúrgica se ha dirigido al Padre, por mediación del Hijo y en el Espíritu Santo, y el mismo Jesús habló de Dios como una comunión de amor y manifestó el misterio de las tres divinas personas, lo original de esta fiesta es el honrar específicamente a Dios sin tener como motivo un acontecimiento salvífico, ni la memoria de un santo. Se trata de "profesar la fe verdadera, conocer la gloria de la eterna Trinidad y adorar su unidad todopoderosa".


La antigua iglesia hispánica, en los siglos V al VII, enseñó magníficamente la fe trinitaria, sobre todo en los concilios de Toledo, y de su liturgia procede el prefacio propio de esta solemnidad. Es consolador saber que nuestro Dios es "uno sólo, pero no solitario" (Concilio VI de Toledo, año 638), amor puro que sólo busca darse de forma creadora y llevarnos a participar en su unidad vital eterna.


En la Solemnidad de la Santísima Trinidad
 se celebra la
Jornada pro orántibus

¿Qué es la jormada pro orantibus?

La Iglesia dedica un día del calendario para fomentar el conocimiento y la oración por todos aquellos religiosos y religiosas dedicados a la vida consagrada contemplativa. Ésta es una vocación poco conocida y entendida en el mundo de hoy, tan aferrado a sus comodidades, su libertad de movimientos y su utilitarismo. 

¿Qué tenemos que hacer los católicos en el día Pro orantibus?


Orar a favor de los religiosos y religiosas de vida contemplativa, como expresión de reconocimiento, estima y gratitud por lo que representan ellos y ellas, y el rico patrimonio espiritual de sus institutos en la Iglesia.
La Vida consagrada, una gracia de Dios.

Las diversas formas de Vida Consagrada son para todo el Pueblo de Dios una gracia con la que el Señor nos bendice a cada generación cristiana. Efectivamente, son visibles y palpables los espacios en los que el ardor misionero de una evangelización eclesial explícita, el trabajo educativo con niños y jóvenes, 
la solicitud caritativa hacia los pobres, los enfermos o los ancianos, llenan hermosas páginas de testimonio evangélico. Pero hay una presencia especial que por su peculiar índole,
 la Iglesia quiere subrayar de un modo particular: los monjes y monjas contemplativos.


Para todas las formas de Vida Consagrada tenemos ya una jornada mundial común el día 2 de febrero, pero para los contemplativos la Iglesia señala una fecha propia, celebrada –y no por casualidad– el domingo de la Santísima Trinidad: es la Jornada Pro Orantibus, la Jornada por aquellos que oran. Se trata de una cita discreta y silenciosa con cuantos discreta y  silenciosamente oran por toda la Iglesia y la Humanidad.

Nuestras
 DOMINICAS DE BAIONA


Monasterio de las M.M. Dominicas de Baiona
Los monasterios de dominicas españolas están agrupados en tres federaciones que se corresponden con las tres provincias españolas de la Orden: Federación de Santo Domingo (provincia de España), Federación de la Inmaculada Concepción (provincia de Aragón) y Federación de Nuestra Señora del Rosario (Provincia Bética).
***
La Federación de Santo Domingo consta de 34 monasterios, situados en: Ajofrín (Toledo), Alcalá de Henares (Madrid),
-Bayona (Pontevedra)-
Caleruega (Burgos),Cangas de Narcea (Asturias), Casalarreina (LaRioja), Elorrio (Vizcaya), Lejona (Vizcaya), Lequeitio (Vizcaya), Lerma (Burgos), Loeches (Madrid), Madrid (2 monasterios), Mayorga (Valladolid), Medina del Campo (Valladolid), Ocaña (Toledo), Olmedo (Valladolid), Plasencia (Cáceres), Quejana (Alava), Salamanca, San Sebastián, Santiago de Compostela (La Coruña), Santillana del Mar (Cantabria), Segovia, Toledo (3 monasterios), Toro (Zamora), Trujillo (Cáceres), Tudela (Navarra), Valladolid (3 monasterios), Vitoria, Vivero (Lugo) y Zamora.

****

Entrada de la Iglesia Conventual de Baiona


Tenemos que rezar para que vengan muchas vocaciones de contemplativas a nuestros conventos. En Baiona hay plazas vacantes,
 y admiten solicitudes para hacer experiencia vocacional. Solo hace falta dejarse guiar por el Espíritu Santo, que está llamando actualmente pero...
con tantos cascos en las orejas y ruido de botellón y salas de fiestas,    imposible escucharle.

¡Qué pena!
Recreación y ensayo de cantos como en las dominicas de Baiona

Tienen que poner a punto las voces,
 porque siempre hay que cantar bien para el Señor 
y cada día mejor

Las alabanzas al Señor, como nuestras Dominicas de Baiona 

"Jornada pro orántibus."
Pedir al Señor vocaciones.


Orando en la Iglesia Conventual de Baiona
Los jóvenes de Baiona y arciprestazgo 
con la Cruz de la J:M:J: en camino a Madrid.


Y ahora "Nada te turbe" de Santa Teresa de Jesús 
la Gran contemplativa




Compuesto por Marco Frisina
Franja
***
Notas Adicionales 
 Expresión artística y arquitectónica
El dogma de la Trinidad resplandeció también en nuestras iglesias. Nuestros padres gozaban viendo en la altura, anchura y largura admirablemente proporcionadas de esos edificios un símbolo de la Trinidad; lo mismo que en sus divisiones principales y en las secundarias: las tres entradas, las tres puertas, los tres ventanales y a menudo también las tres torres. Por doquier, hasta en los detalles ornamentales, el número tres repetido sin cesar obedece a una idea, a la fe en la Trinidad. También la iconografía cristiana tradujo de mil maneras este mismo pensamiento. 
Hasta el siglo XII a Dios Padre se le representó por una mano, que sale de las nubes y bendice. En esa mano se significa la divina omnipotencia. En los siglos XIII y XIV se ve ya la cara y luego el busto del Padre, en el cual desde el siglo XV es representado como un venerable anciano vestido con ornamentos papales. Hasta el siglo XII Dios Hijo fue primero representado por una cruz, por un cordero o bien por un gallardo joven semejante al Apolo de los gentiles. Desde el siglo XII al XVI vemos ya representado a Cristo en la plenitud de la edad y con barba. A partir del siglo XIII lleva la cruz y también aparece en figura de cordero.
Al Espíritu Santo se le representó a lo primero por una paloma, cuyas alas extendidas tocaban a veces la boca del Padre y del Hijo, para demostrar cómo procede de entrambos. Ya desde el siglo XI aparece con la figura de un niñito, por idéntico motivo.  En el siglo XIII es un adolescente y en el siglo XV un hombre hecho y semejante al Padre y al Hijo, pero con una paloma sobre sí o en la mano, para distinguirle así de las otras dos divinas personas. Mas desde el siglo XVI la paloma torna a asumir el derecho exclusivo de representar al Espíritu Santo. Para representar a la Trinidad se adoptó la figura del triángulo.
 También el trébol sirvió para figurar el misterio de la Trinidad y lo mismo tres círculos enlazados con la palabra Unidad en el espacio central que queda libre por la intersección de los círculos.
***
El famoso Icono de la Santísima Trinidad,
 y el enlace de su explicación.
Franja:
"Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo".
"En el nombre del Padre y del Hijo
 y del Espiritu Santo".
amén.
Espero que os haya gustado esta representación 
de la Santísima Trinidad. 
Franja.
Padre Pío de Pietrelcina
¿Qué es el misterio de la Santísima Trinidad?
Así respondió el Padre Pío de Pietrelcina a esta pregunta:
"El padre, con sencillas palabras, comenzó a disipar las dudas: "Hija, ¿quién puede comprender y explicar los misterios de Dios? Se llaman misterios precisamente porque no pueden ser comprendidos por nuestra pequeña inteligencia. Podemos formarnos alguna idea con ejemplos. ¿Has visto alguna vez preparar la masa para hacer el pan? ¿qué hace el panadero? Toma la harina, la levadura y el agua. Son tres elementos distintos: la harina no es la levadura ni el agua; la levadura no es la harina ni el agua y el agua no es la harina ni la levadura. Se mezclan los tres elementos y se forma una sola sustancia. Por lo tanto, tres elementos distintos forman unidos una sola sustancia. Con esta masa se hacen tres panes que tienen la misma sustancia pero distintos en la forma el uno del otro. Eso es, tres panes distintos el uno del otro pero una única sustancia. Así se dice de Dios: Él es uno en la naturaleza, Trino en las personas iguales y distintas la una de la otra. El Padre no es el Hijo ni el Espíritu Santo; el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo. Son tres personas iguales pero distintas. Sin embargo, son un solo Dios 
porque única e idéntica es la naturaleza de Dios".
Oración a la Santísima Trinidad
Te adoro, Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas y un sólo Dios. 
Me postro en el abismo de mi nada ante Tu divina majestad.

Creo firmemente y estoy dispuesto a dar la vida en testimonio de todo lo que nos ha revelado en la Sagrada Escritura y de los misterios que por medio de tu Iglesia nos has manifestado. 
En Ti deposito mi confianza; y de tu mano, Dios mío, vida única, esperanza mía, deseo, espero y quiero recibir todos los bienes, espirituales o corporales, que pueda alcanzar en esta vida o en la otra. Desde hoy y para siempre te consagro mi cuerpo y mi alma, todas mis potencias, la memoria, el entendimiento, la voluntad y todos mis sentidos. 
Te prometo no consentir jamás, en cuanto esté de mi parte, en que se infiera la más mínima ofensa a tu divina majestad.


Propongo firmemente dedicar toda mi existencia, mis facultades y energías, a tu servicio y gloria.


Estoy dispuesto a sobrellevar ludas las adversidades que tu mano paternal quiera imponerme para dar gusto a tu corazón.


Quisiera esforzarme con todo mi ser, para que todos sirvan, glorifiquen y amen a Dios su Creador.

Me gozo intensamente de tu eterna felicidad, y me siento jubiloso por tu gran gloria en el cielo y en la tierra.

Te doy infinitas gracias por los innumerables beneficios concedidos, a mi y al mundo entero, y por los que continuamente, día tras día, concede tu benigna providencia. 
Amo tu infinita bondad por sí misma con todo el afecto de mi corazón y de mi alma: y desearía, si me fuera posible, amarte como te aman los ángeles y los justos, con cuyo amor uno el mío.


A Tu divina majestad, en unión de los méritos de la pasión, vida y muerte de Cristo, de la bienaventurada siempre Virgen y de todos los santos, ofrezco desde ahora para siempre todas mis obras, purificadas por la preciosísima sangre de nuestro Redentor Jesús.

Quiero participar, en lo posible, de las indulgencias obtenidas por medio de las oraciones y obras, y deseo aplicarlas como sufragio por las almas del purgatorio.

Quiero también ofrecer, en la medida de mis fuerzas satisfacción y penitencia por todos mis pecados.


Dios mío, siendo tú infinitamente digno de todo amor y servicio, por ser quien eres: me arrepiento de todo corazón de mis pecados, y los detesto más que todos los males, puesto que tanto te desagradan a ti. Dios mío, a quien amo sobre todas las cosas: te pido humildemente perdón, y hago firme propósito de nunca ofender a tu divina bondad. Amén

jueves, 28 de mayo de 2015

Sacerdote, regalo de Dios para el mundo


Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona


Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Con motivo de la fiesta de 

JESUCRISTO, SUMO Y ETERNO SACERDOTE



Espero que te guste. 




miércoles, 27 de mayo de 2015

Veo, veo y sigue siendo actual!!!

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Veo, veo

Publicado el 18/02/2013

y

sigue siendo actual!!!

Niño con un mando a distancia
Niño con un mando a distancia

Ojos que no ven, corazón que no siente. Si el refrán es verdad, lo es también este otro: lo que ven los ojos afecta al corazón, y a la mente, a la persona entera. Y más todavía si el que mira es un niño.

El “veo, veo” es un juego simple, pero que activa la imaginación, centra la atención y desarrolla el lenguaje. Se puede jugar en cualquier sitio, a cualquier hora, en cualquier situación; no hace falta ningún material, ningún accesorio; no tiene edad. “¿Qué ves?”, pregunta el que ha de adivinar “la cosita” en cuestión, y esa pregunta resulta decisiva, no sólo para el juego, sino, como veremos a continuación, también para la salud mental del niño.

Según el informe Kids TV Report del panel Eurodata TV Worldwide, cuando un niño español cumple doce años ha estado más de uno viendo la tele. 
Nuestros pequeños (de entre 4 y 12 años) se han pasado delante del televisor durante 2012 la friolera de dos horas y cuarenta y cuatro minutos al día de media. 
Además, la relación con las pantallas se ha convertido ya en el principal pasatiempo infantil, algo que va en proporción a la multiplicación de las alternativas digitales y al incremento de canales especializados en el público infantil.

Lo que entra por los ojos acaba en la imaginación y allí revolotea sin parar, se mezcla con las ideas y se filtra en el inconsciente: queda dentro de alguna manera. Si vigilamos lo que se llevan los niños a la boca (piezas pequeñas, cosas sucias, utensilios peligrosos…), cómo no nos va a preocupar lo se llevan a la cabeza. Si dejamos que miles de imágenes bombardeen a diario las retinas de nuestros hijos, hemos de ser conscientes de que su mente y su corazón pueden verse afectados.

En el nuevo juego del “veo, veo”, no sólo es importante el “qué ves”, sino también el cuánto, el cuándo, el cómo, el dónde y el porqué:

Para valorar los contenidos de los cientos de alternativas que nos ofrece la televisión, los padres disponemos de muchos medios informativos. Uno, en concreto, nos puede ser de gran utilidad, se trata de la revista y la web Contraste de la Federación de Teleespectadores que, dentro del Proyecto de educación audiovisual Aprender a mirar, ofrece a los padres materiales de información y actividades de formación sobre el universo audiovisual: televisión, cine, videojuegos, etc.

El demasiado nunca es bueno y, hay algo que nuestros hijos pequeños hacen demasiado: ver la tele. El cuánto se controla con otro cuánto, es decir, poniendo límites, haciendo un horario y manteniendo unos criterios firmes sobre el uso de los medios audiovisuales en nuestra casa.

¿Cuándo ver la tele? El momento es importante, además repercute en el cuánto y en el cómo; sin embargo, nosotros no nos atrevemos a establecer una situación idónea, sino, en todo caso, podemos aconsejar cuándo no es bueno ver la tele: antes de ir a la escuela, porque se llevan las imágenes en la mochila; a la hora de las comidas, porque impide toda conversación; mientras se hacen los deberes, porque no se hacen, y antes de ir a dormir, porque, según qué tipos de imágenes vean, pueden distorsionar sus sueños.

La tele se ha de ver con unas condiciones físicas adecuadas (distancia, luz, posición, volumen…), pero, lo que es más importante, en compañía de adultos. 

Que los padres vean los programas televisivos con sus hijos no sólo es una medida de precaución, sino una actividad educadora: se pueden aprender muchas cosas delante de una pantalla, serán positivas si la actitud de los espectadores es activa, pues el poder hipnótico de la tele nos invita a un goce pasivo.

Nuestras casas están llenas de pantallas, de oportunidades para perderse en un universo virtual que puede convertirse en una alternativa peligrosa. Los niños no deben ver la tele en su habitación, sino en un lugar común, no sólo para poder controlar lo que ven, sino también para evitar que conformen un ocio individualista.

¿Por qué tomarnos tan en serio el nuevo juego del “veo, veo”? Porque el problema de dejar a los niños solos ante el televisor es, fundamentalmente, que los dejamos solos. Convertir la tele en el canguro diario de nuestros hijos o el salón de casa en una guardería infantil dirigida por el programa de turno, es como jugar al “veo, veo” en solitario. Lo importante es que los padres estén con ellos para darles alternativas que “empiecen, empiecen” por la “j” (juegos), la “l” (lecturas), la “d” (deportes), la “v” (visitas), etc.

Compártelo:Compártelo:Compártelo:Compártelo:Compártelo:


JUAN CARLOS COBOS dijo:
Excelente articulo, vale la pena que los padres jóvenes lo tomen en cuenta.



lunes, 25 de mayo de 2015

Una flor a la Virgen María para cada día de mayo, Días 26.al 31

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Una flor a la Virgen María para cada día de mayo, 

Días 26 al 31 de mayo


26 de mayo

UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO


A tal Reina….tal honor:

LA ORQUIDEA

Al llegar la fiesta de nuestra Madre mil regalos resultan insuficientes para que sienta y comprenda que es mucho el cariño y otro tanto el amor que esos obsequios guardan y pregonan.

En mayo, rosario y oraciones, ofrendas y peregrinaciones, romerías y cantos constituyen el gran secreto a voces por los creyentes celebrado: MARÍA MADRE DE DIOS Y DE NUESTRO PUEBLO.

La “orquídea” alumbra la riqueza mariana que todos llevamos ayudando a crecer el alma. Significa la firme creencia de que, Santa María Virgen, sigue siendo de capital importancia para seguir caminando tras las huellas del que venció en un madero a la muerte: CRISTO RESUCITADO.

María, en reciprocidad, nos devuelve esta singular respuesta: la mayor riqueza que me podéis dar es ser testigos de Jesús Resucitado. 

Que Pentecostés nos traiga el DON DE LA FORTALEZA ANTE LA DEBILIDAD.
                 
“No es fuerte quien no cae sino, aquel que después de caer, se levanta”


                   J.Leoz



27 de mayo

UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO

 

La universalidad de la Iglesia la queremos visualizar en la flor “iris”. Los entendidos aseguran que es una especie que igual se desarrolla en las cumbres como en los llanos, en los ríos o en los lugares más áridos.

"iris"

María nos invita, en este mes de mayo, a no perder el horizonte de nuestra fe universal. A estar en comunión con miles de hermanos nuestros que creen en lo mismo que nosotros, que celebran el amor que Dios les tiene, que cantan con gozo, aún en diferente  idioma, el Aleluya de  la Pascua.

La Iglesia, que es la gran familia de los hijos de Dios, se siente unida por la fuerza y el vínculo del Espíritu Santo. Se fortalece por la Eucaristía. Se orienta por la Palabra de Dios. Se sostiene por la Gracia de la oración.

Dejamos la flor “iris” ante la Virgen y…nos vamos con la sensación de que nuestra familia es grande, santa, perfecta y pecadora a la vez.

Que Pentecostés derrame sobre todos nosotros el DON DE ENTENDIMIENTO para comprender los Misterios de Dios.

  “Cuando uno entra a una iglesia es él mismo pero, cuando                sale,   sabe que no está sólo” (Anónimo)
                    J.Leoz

 

28 de mayo

UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO


Si algo valoramos en los tiempos que vivimos (por ser un bien escaso) es la FIDELIDAD; cuando alguien cumple lo que promete; cuando una pareja (a pesar de las dificultades) sigue adelante; cuando una persona lucha por sus ideales y sus principios….pensamos que la fidelidad todavía existe.

“hiedra”

Entrar en la presencia de María y dejar que suba por la pared de su santuario una “hiedra” es ser conscientes de que nos falta mucho para ser coherentes entre lo que decimos y aquello que hacemos.

Ella, María, fue fiel hasta el final. Supo agarrarse en cuerpo y alma a la fe como la misma hiedra se ajusta a un muro para no desprenderse, caer al suelo y morir.

Hoy, no puede ser de otra manera, recordamos a tantos hombres y mujeres que iniciaron con buena voluntad el camino de la vida cristiana  pero, los vientos de la comodidad, apatía, incredulidad o secularismo…los alejó por otros derroteros. Que Pentecostés nos traiga el SANTO TEMOR DE DIOS que es el susto de perderle.

Mirar a María, en esta jornada del mes de mayo, es hacerle sabedora de que la fidelidad sólo se consigue cuando uno la trabaja y la solicita a Dios como don del Espíritu Santo.

“Si Dios está en todo lugar..¿por qué yo estoy en otro sitio?”(M.D.)
J.Leoz



29 de mayo

UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO


 


A lo largo de la historia, al laurel, se le ha conferido significación religiosa vinculada al triunfo. La mitología griega lo consagró a Apolo, dios de la salud y la medicina. 

Laurel de la vitoria

Con laurel eran coronados los emperadores romanos y los vencedores en torneos y batallas. Con palmas y ramos de laurel fue aclamado Jesucristo en su entrada en Jerusalén, y para conmemorar este episodio el mundo cristiano ha instituido el Domingo de Ramos, en que se bendicen palmas y laureles, olivos y ramas.

Y también, simbolizando el triunfo de María por su disponibilidad y obediencia, sencillez y pobreza, apertura y bondad, queremos ofrendarle una pequeña rama de “laurel”.

Que Ella nos ayude a superarnos a nosotros mismos en aquello que merezca la pena. Que seamos de aquellos intrépidos que, contra viento y marea, saben y quieren esforzarse por ascender a las más altas cotas de la verdad y de la sinceridad, de amor y de justicia, de paz y de solidaridad.

Qué bien lo expresó el sabio: “el oro se hace viejo en la tierra pero el triunfo que no se malogra espera siempre en el cielo”. 

Pentecostés sea para nosotros una fuente del DON DE CIENCIA que viene de Dios como la mejor y la más sensata.
                J.Leoz


30 de mayo

UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO

 

Afirman que no hay nada mejor para la salud y el brillo de los ojos que una buena infusión de “jazmín”. Tal vez, agobiados por el escaparate y el fuego de artificio, hemos olvidado pedir a Dios “ojos para ver bien”, “para juzgar bien”, “para actuar bien”.

jazmines

María, mejor que nadie, supo distinguir con larga vista aquello que Dios le puso delante de sí misma.

Alfombrar la casa de la Virgen con el “jazmín” es pedirle a María que nunca deje de mirarnos. Es rogarle que interceda ante el Padre para que nunca perdamos el perfume de los amigos de Jesús: solidaridad y servicio, perdón y comprensión, afabilidad y alegría.

Pidamos a Santa María, en este mes de mayo, que cuide de nuestros ojos para que sepamos ver con claridad aquello que conviene para ser unos buenos hijos de Dios y convertirnos en unos eternos altavoces que suenen en el mundo como aleluyas de la Pascua del Resucitado. 

Que hoy, el Espíritu Santo, nos fortalezca con el DON DE CONSEJO para clarificar tanto túnel oscuro y sin final en las vidas de muchas personas.

“Cuando el carro se haya roto muchos os dirán por dónde no se debía pasar” (Anónimo)
                 J.Leoz


31 de mayo

UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO

 (La Visitación de la Virgen a su prima Santa Isabel)

Asegura el viejo pensador: “Mira dentro de ti. Allá está la fuente del bien, que nunca se agotará con tal de que vayas excavando tu interior en cada instante”.

La Pascua, nos invita a descubrir esa alegría de esa fe cristiana que, a veces, tanto disimulamos y tanto nos cuesta manifestar.

tulipanes

Entregar una  flor “tulipán” a Santa María conlleva descubrir la belleza y el colorido que  aporta el mensaje de Cristo cuando se vive y se cuida con intensidad y con interés.

El “tulipán” florece a los cien días de ser sembrado y, después, va apagándose para en el próximo año y con el mismo bulbo volver a nacer.

María nos recuerda que la Palabra de Jesús se cumple. Vivamos con alegría y cerremos los ojos a este mundo con la misma alegría y certeza de saber que volveremos a encontrarnos por aquel que triunfó sobre la muerte: CRISTO.

Así lo sintió Ella, ni corta ni perezosa ( con la alegría de llevar en sus entrañas a Jesús) se puso en camino para hacerle saber a Santa Isabel lo que el ángel le había hecho partícipe. 

Mientras tanto, muchos de nosotros, aletargados y enmudecidos por no sé qué miedos o temores en los rincones de nuestras sacristías. 

Que no se apague el fuego de Pentecostés.
               J.Leoz



Confeccionado por Franja.





Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase