La villa BAIONA LA REAL


BAIONA LA REAL

Para que os hagáis una idea de BAIONA LA REAL y de lo feliz que se puede encontrar un visitante o un simple turista, y más aúcualquier residente, como este que realiza el blog parroquial de Baiona,  pongo a vuestra consideración estas lindezas del pueblo marinero más bonito de Galicia- y que conste que no lo digo yo solo-.  Buscando, buscando encontré muchas cosas hermosas, por eso hago un resumen y al final pongo lo que sigue: Franja
Blog católico de Santa María de Baiona la Real.
Preciosa vista panorámica de Baiona

BAIONA, VILLA DE LA ARRIBADA

Puerto, playas e historia. Esto es Baiona, Villa Real.
Etrega de la Carabela de Oro
http://www.youtube.com/v/oI4bpa0yDzM
Dijo María Castro, nuestra actriz de moda, que Baiona combina a la perfección la magia del silencio de su invierno con el mayor de los ambientes de su verano.
puesta de sol
Porque Baiona está llena de placeres todo el año: desde los paisajes de un atardecer sobre Cíes, enfrente, al hipnótico ir y venir de los barcos entrando y saliendo en sus puertos pesquero y deportivo,   o el ritmo del ir y venir de la gente por sus calles.  Esta es una villa para caminar y para gozar, tanto por sus espacios naturales como por su monumental y empedrado casco histórico.
Son indispensables los recorridos por el Monte do Boi y la serra da Groba. El atardecer en Cabo Silleiro o en el estuario del Miñor. 
Una visita a la Virgen de la Roca o la mera contemplación del Atlántico desde la fortaleza de Monterreal, sin duda uno de sus monumentos más emblemático.
Uno de los grandes placeres de Baiona es su gastronomía, basada en mariscos y pescados que provienen con frescura de una lonja de gran actividad.
terraza de un restaurante de Baiona
Hay múltiples restaurantes para gozar de ella, y algunas terrazas frente al mar para tomarnos el café mientras esperamos que abra Villa Rosa, o cualquiera de las discotecas de moda, donde podremos bajar la cena en un ambiente estupendo para disfrutar de la noche… Para aprovechar los días, quizá las tardes, de nuestra estancia en Baiona podemos viajar a través de la historia. 

Baiona fue el primer puerto de Europa que recibió la noticia de la existencia de América. El 1 de marzo de 1493, la Carabela Pinta, capitaneada por Martín Alonso Pinzón, atracó en estas aguas. Dicen que llegó muy cansado del esfuerzo, pero antes de volverse a la mar, dio gracias al Señor y a la Santísima Virgen en la Iglesia Parroquial-ya convertida en Colegiata- por la llegada a puerto, después de la tremenda aventura del Descubrimiento,  acompañando a Cristobal Colón, que llegaría días mas tarde a Palos de la Frontera. De Baiona salío la noticia para los Reyes Católicos, que en aquellos días estaban en Barcelona.

Réplica de la Carabela La Pinta, 
que arribó en Baiona el 1 de marzo de 1493
Con la conmemoración del V centenario de ese hecho se construyó una réplica de la embarcación que permanece amarrada, para delicia de los visitantes, en uno de los muelles y que hace una década fue reacondicionada como un pequeño museo colombino.
Imágenes del casco urbano.


Arriba el Hotel Tres Carabelas. A la izquierda la Casa del Concello,  (El Ayuntamiento).  Sigue el Pazo de Mendoza y más abajo la Placita del P. Fernando, entre otros muchos lugares preciosos de la Villa.










El casco antiguo de Baiona fue declarado conjunto de interés histórico-artístico en 1993, coincidiendo con la celebración del V Centenario de la Arribada. El núcleo principal está radicado en el centro del municipio y ocupa un círculo casi cerrado, que tiene tres entradas: por la plaza de Santa Liberata, por la del Padre Fernando y desde el cruceiro dela Trinidad.
Este cruceiro fue construido en el siglo XV sobre unas rocas de la parte alta de la villa. Es de los pocos ejemplares con cubierta de baldaquino. Su cúpula es renacentista, con forma de pirámide apoyada sobre unas columnas finalizadas en forma de pináculos cilíndricos y remate cónico.
1
Algunas imágenes de nuestra antigua Ex-colegiata
 1-La fachada principal,
    2-la nave de la derecha, 
 3-la nave central, 
 4-día de fiesta,  
 5-la nave central desde la puerta principal
    y 6- el púlpito del siglo XV con celosías probablemente visigóticas.                                                                        
Otro interesante monumento el principal de Baiona, (la joya) es la Iglesia de Santa María de Baiona, la mejor iglesia de la Diócesis de Túi-Vigo, después de la Catedral de Tuy,  que se construyó en el siglo XIII y que  fue  Colegiata desde 1482 hasta la desamortización de Mendizabal, de infeliz memoria para la Iglesia en España. Las ventanas son románicas y tiene en la fachada un precioso rosetón también románico. En 1841 se trasladaron al atrio varios cruceros de distintos estilos, que estaba dispersos por las calles de la villa y obstaculizaban la vista a algún personajillo  del pueblo.
Pero, como decíamos, el monumento más emblemático de Baiona, después de la Iglesia Parroquial de Santa María, es sin duda la fortaleza de Monterreal, cuya muralla fue construida en el 1337, a causa de la guerra con Portugal.
Hoy el recinto es un Parador de Turismo y mantiene las tres torres desde las que se vigilaba la fortaleza.
A la entrada está la Torre del Reloj, que escondía una campana que servía para dar la alarma en caso de ataque enemigo; al este se yergue la Torre de la Tenaza, cuyo cometido era defender el puerto mediante unas baterías de tiro; y, en la parte más oriental de la fortaleza, sobre la bahía, está...
...la Torre del Príncipe, quizá la más antigua, que actuaba como faro para los navíos.
El recinto de Monterreal está abierto al público y desde él están las mejores panorámicas que se pueden obtener de Baiona, de las Illas Cíes y del horizonte Atlántico.
Postal nocturna del Puerto pesquero y la Fortalezade Monterreal
Espero que os haya gustado
Franja

UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA

MIÉRCOLES, 22 DE JULIO DE 2009

BAIONA LA REAL Y EL VERANEANTE INCÓMODO

BAIONA
ES UN LUGAR MARAVILLOSO.
Pero ahora nos empieza a suceder lo del artículo,
que va a continuación.
No tenemos el burca, que no tardará, pero sí aquellos y
aquellas, que hacen poco elegante
un lugar de veraneo tan extraordinario.
El veraneo familiar de otros años, se ve empobrecido
por los desaprensivos,
que no respetan ni a los niños.
Entre el burka y el biquini en la ciudadallClippings[allClippings.length] = new Clipping(16426,
'Entre el burka y el biquini en la ciudad',
'/articulos/2009/jul/20/entre-el-burka-y-el-biquini-en-la-ciudad/');Firmado por Ignacio Aréchaga
Fecha: 20 Julio 2009
Mientras en Francia se discute si hay que erradicar el burka en el espacio público, en Barcelona se debate si hay que prohibir ir en traje de baño por la calle. Taparlo todo o exhibirlo casi todo son las dos posturas extremistas, y ambas provocan el debate sobre si hay que excluir determinadas indumentarias en el espacio público.
En Barcelona ha sido Jordi Clos, presidente de los hoteleros de la ciudad, quien se ha quejado del ambiente que impera en dos de las principales zonas turísticas de la capital catalana: las Ramblas y la Barceloneta, zona portuaria cercana a las playas. Clos reclamó abiertamente que “se prohíba que la gente vaya en bañador por la Rambla”, porque rebaja el ambiente de la zona. Clos, que va a abrir un hotel de su propia cadena en las Ramblas, declara a La Vanguardia que la proliferación de gente en bañador y sin camiseta degrada la imagen de Barcelona como marca. “El incivismo ha aumentado en la ciudad en los últimos años”, asegura el hotelero, preocupado por su negocio.
Porque el desaliño personal, por comodidad o afán exhibicionista, ha acabado deteriorando la zona turística, que “ha sido invadida por gente en bañador, por lateros, por prostitutas”... cuando “hace cinco años no era así”. De hecho, en algunas localidades de gran afluencia turística como Sitges, se han aprobado normas de “buenas prácticas” que excluyen ir sin camiseta o en traje de baño por la calle.
Pero no hace falta ir a la Barceloneta para notar este deterioro en la vestimenta veraniega en la calle. Más que nada parece que se van borrando las diferencias en el modo de vestir según los ámbitos, como si ya no se hiciera distinción entre la casa y la calle, la playa y la ciudad. Solo el ámbito del trabajo resiste, porque ahí está en juego la imagen de la empresa.
En algunos casos este descuido es pura comodidad. En otros se detecta un estudiado afán de llamar la atención, no ya con la elegancia, sino con los atributos más evidentes. Por eso no le falta razón a la musulmana Pamela Taylor, cofundadora de Muslims for Progressive Values, cuando hace un paralelo entre el burka, que externaliza la creencia de que los hombres solo pueden ver a las mujeres como objetos sexuales, y la obsesión occidental por el cuidado corporal y la instrumentalización del cuerpo femenino como reclamo publicitario. “La fijación de Occidente en la sexualidad femenina, y la búsqueda de una apariencia cada vez más seductora, es la imagen simétrica de la idea que lleva a cubrir la cara con el velo en Oriente; la diferencia es que en Occidente explotamos el mismo modo de pensar que el burka intenta suprimir”.
“Si criticamos el burka como denigrante para la mujer –añade–, también deberíamos criticar una cultura donde la búsqueda interminable de la belleza ha llevado a una epidemia de anorexia, cirugía plástica y miles de millones gastados en cosméticos, tintes y modas debilitantes. Debemos buscar un justo término medio en el que las mujeres sean solo personas” (The Washington Post, 25-06-2009)
Personas que hagan valer también su elegancia y su atractivo físico, mientras lo tengan, pero cuya presentación no las cosifique. Pues si el burka borra la identidad femenina, hay algunas exhibiciones corporales que animan al hombre a quedarse en lo más epidérmico, sin interesarse por la persona.
Es un artículo de ACEPRENSA.
¡Y NO DIGAMOS DE EL BOTELLÓN!
¡¡¡NOS HAN INVADIDO!!!
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase