Reflexiones de la vida misma. Un regalo de Dios

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Cuando tienes amigos te lo demuestran con sus iniciativas. Hoy me pasaron esta reflexión que me parece de perlas para dar gracias a Dios por tantas cosas que nos da. Gracias porque un buen amigo/a, siempre quiere ayudarte.
Franja 


las flores son un reglo de Dios

Cada año nuevo es un regalo de Dios
Un año es como una joya que tiene 365 piedras preciosas hermosas.

Toda joya valiosa necesita ser cuidada, guardada y disfrutada en la perspectiva correcta.

Quizás preguntamos y cómo puedo tratar el tiempo como una joya. 


La Biblia lo dice así:


¡No seas necios sino sabios, aprovechando bien el tiempo porque los días son malos. Apóstol Pablo.

regalo de Dios


“Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre” Santiago 3:13.

Mucha gente tiene una carrera desesperada por ser sabio, inteligente y entendido. Cada día están estudiando e inscribiéndose en curso para ser más sabios, pero no han aprendido las lecciones básicas de la vida. Ellos quieren aprender lecciones de libros, pero ignoran las lecciones de la vida diaria que Dios nos enseña y que tienen un valor profundo.

Las lecciones diarias de la vida son sencillas pero a la vez profundas.


He aquí las diez lecciones más sencillas de la vida, si las aprendes serás sabio. Estas diez lecciones cada uno de nosotros la tendremos en este nuevo año.




1.- Dios es el primero en la vida, porque el principio de la sabiduría es el temor a Dios. Sin Dios nada podemos hacer. Él no es el último recurso cuando las cosas van mal, sino el primero para que todo salga bien en la vida. Jesús lo dijo cuando expresó esta declaración: 

“ Más Buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia y todas las demás osas vendrán por añadidura”.


2.- Dios te ha regalado un cuerpo. Si te gusta ese cuerpo o lo odias, ese regalo Dios te lo dio por el resto de tu vida, de manera que es mejor que aprendas a amarlo ya convivir con él. No peleemos más con ese cuerpo y empecemos a ser agradecidos y buenos mayordomos del cuerpo que Dios nos ha dado cuidando la forma como comemos, lo limpiamos y lo vestimos. No olvidemos que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo.


3.- Usted siempre aprenderá lecciones en la vida. Usted está inscrito en una universidad que llama vida. Cada día en esta escuela usted tendrá la oportunidad de aprender nuevas lecciones. Le gusten las lecciones o no, son lecciones y hay que aprenderlas.


4.- Una lección es repetida hasta que ella es aprendida. Esa lección será presentada una y otra vez de varias formas hasta que la aprendas. Solo cuando la hayas aprendido podrás pasar a la próxima lección. No hay atajos en esto, nos hay cursos gratis ni diplomas comprados en la vida. La Escuela de la vida es inclemente en esto.
5.- No hay errores , solo lecciones. Crecimiento es un proceso que implica errores, pero en la vida y con Dios esos errores se convierten en lecciones. Todos los que han logrado algo en la vida podrá decirnos cuantas veces no lo lograron. Cada detalle casi perdido se convierte en una piedra preciosa. El apóstol Pablo lo expresó al decir que a los que aman a Dios todas las cosas ayudan para bien.


6.-El aprendizaje de lecciones es un proceso que no tiene fin. No existe parte de la vida que no contenga lecciones. Si usted está vivo, entonces todavía hay lecciones que aprender. La carrera de la vida y el diploma de la existencia humana no es el producto de un curso d e 3, 10 o 12 años. Toda la vida es el curso. Es una carrera con un meta infinita.


7.- Los otros son espejos para tu vida. Usted no puede amar u odiar a nadie a menos que entiendas que lo que amas u odias es un reflejo de lo tuyo que amas u odias. Resentimiento, odio y amargura es la mejor forma de torturarnos a nosotros mismos. Es el poste donde terminamos ahorcados sin darnos cuenta que aquello o aquel que tanto odie no es sino el reflejo de o que no he trabajado dentro de mi.


8.- Haga de su vida algo que crece. Usted tiene todas las herramientas y recursos que Dios te ha dado para la formación de tu vida. Lo que tu hagas con esas herramientas determinará tu crecimiento, pero siempre la decisión es tuya. Dios ha puesto dentro de ti dones, capacidades, operaciones y ministerios. Esas son herramientas de Dios para la formación de tu vida.


9.- Allí no es mejor que aquí. Cuando tu allí ha llegado a ser tu aquí, simplemente obtendrás otro allí que parece mejor que tu aquí. Por lo tanto disfruta y se fiel con tu aquí. No mires los campos ajenos que parecen más verdes, cuando el tuyo o que necesita en un poco más de diligencia. No te distraigas con el plato que le pusieron a tu vecino si tu estas en la misma mesa con él.


Tu plato quizás es el mismo o a lo mejor te sorprendieron con un plato mejor pero no lo has notado por mirar el ajeno.




10.- Las repuestas están en la Palabra de Dios. Cuando las dudas te asalten y la confusión te rodee busca las respuestas en la Palabra de Dios. La Biblia sigue siendo el manual del fabricante. Cuando lo hayas tratado todo y el asunto no se ha resuelto la respuesta aún está en la Palabra de Dios. Deja que Dios te hable, te enseñe y te guíe. Lámpara es a mis pies tu palabras y lumbrera a mi camino dijo el salmista.


Mira con alegría lo que Dios te tiene reservado en este nuevo año. No pierdas la fe. Practica estas diez lecciones y prepárate para lo mejor.

Tu vida está en las manos de Dios y él te ha dado sabiduría y entendimiento para administrar todo lo que él ha sembrado dentro de ti.
Qué Dios te siga sosteniendo y tú puedas seguir viendo lo que él te ha dado.


Dr. Serafín Contreras Galeano.




Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Me ha gustado "El principio narciso"
No se cómo ha llegado a mis manos.


Se lo dedico a aquellas personas que no tienen tiempo para cambiar de rumbo, porque están esperando como en la novela: "Esperando a Godot" y Godot nunca se presentó y perdieron la última oportunidad. Franja.


El principio Narciso

No hay mejor momento que este para ser feliz


Mi hija me había telefoneado varias veces, para decirme: "Mamá, tienes que venir a ver los narcisos antes de que se marchiten." Yo deseaba ir, pero era un camino de dos horas desde Laguna hasta Lake Arrowhead. "Iré este martes", le prometí con cierta renuencia cuando llamó por tercera vez.


El martes amaneció frío y lluvioso. Sin embargo, se lo había prometido, así que a regañadientes conduje hasta allí. Cuando finalmente entré a la casa de Carolyn, los gozosos sonidos de los niños me dieron la bienvenida. Encantada, abracé y saludé a mis nietos.


"¡Olvida los narcisos, Carolyn! ¡El camino no se ve con estas nubes y esta niebla, y no hay nada en el mundo, excepto tú y estos pequeños, que yo desee tanto ver como para conducir un centímetro más!"
Mi hija sonrió con calma, y dijo: "Nosotros conducimos en estas condiciones todo el tiempo, mamá." "Bueno", le aseguré, "no me harás volver al camino sino hasta que aclare, y entonces ¡será para regresar a mi casa!"
"Pero, primero, vamos a ver los narcisos. Son sólo unas pocas cuadras," dijo Carolyn. "Conduzco yo, estoy acostumbrada."


"Carolyn", dije firmemente, "por favor, vuelve aquí."
"No te preocupes, mamá, todo está bien, te lo aseguro. Nunca te perdonarías haberte perdido esta experiencia."


Después de unos veinte minutos, doblamos a un angosto camino de grava y vimos una pequeña iglesia. Al otro lado de ella había un letrero hecho a mano, con una flecha, que decía: "Jardín de Narcisos." Salimos del coche, cada una tomó a un pequeño de la mano, y yo seguí a Carolyn por el sendero. Entonces, al doblar una curva, miré y quedé boquiabierta. Ante mí se hallaba la vista más gloriosa.


Parecía como si alguien hubiera tomado una enorme tinaja de oro y la hubiera derramado sobre la cumbre del monte y sus laderas. Las flores estaban plantadas en majestuosos diseños en forma de espiral, grandes fajas y ribetes de un anaranjado intenso, blanco cremoso, amarillo cetrino, salmón rosa, azafranado y amarillo mantequilla. Cada variedad de diferente color estaba plantada en grandes grupos, de tal manera que fluía como un solo río, con su propio y único matiz.  Había cinco acres de flores, unas dos hectáreas y media.


"¿Quién hizo esto?", le pregunté a Carolyn.
"Solamente una mujer", me respondió. "Vive aquí. Esa es su casa." Carolyn señaló una casa bien cuidada con una estructura en A, pequeña y modestamente asentada en medio de toda aquella gloria. Caminamos hasta ella.


Carolyn señaló una casa bien cuidada con una estructura en A, pequeña y modestamente asentada en medio de toda aquella gloria. Caminamos hasta ella.


En el patio vimos un letrero que decía así:
"Respuestas a las preguntas que sé que estás Haciendo"

1. "50, 000 bulbos."
2. "Uno cada vez, por una mujer. 
Dos manos, dos pies y un cerebro."
3. "Comenzó en 1958."


Para mí, aquel momento fue una experiencia que transformó mi vida. Pensé en esta mujer a quien nunca había conocido, que hacía más de cuarenta años había empezado a traer, bulbo a bulbo, su visión de belleza y gozo a una oscura cima de un monte. Plantando un bulbo cada vez, año tras año, esta mujer desconocida había cambiado para siempre el mundo en que vivía, creando día a día, algo de extraordinaria magnificencia, belleza e inspiración. El principio que su Jardín de Narcisos enseña es uno de los grandes principios para celebrar.
Esto es, aprender a movernos hacia nuestras metas y deseos paso a paso -a menudo tan sólo un pasó de bebé cada vez- y aprender a amar el proceso, aprender a beneficiarnos del paso del tiempo. Cuando multiplicamos minúsculos espacios de tiempo con pequeños esfuerzos diarios, descubrimos que podemos realizar cosas magníficas. Podemos cambiar el mundo.
"Me pone triste, en cierto modo", admití a Carolyn. "¿Qué habría logrado si hubiese pensado en una meta maravillosa hace treinta y cinco o cuarenta años, y la hubiese trabajado 'un bulbo por vez' a lo largo de todos estos años? ¡Nada más piensa en lo que habría conseguido!"
Mi hija resumió el mensaje del día en su manera directa habitual: "Empieza mañana", dijo.
Carolyn tenía razón. Es inútil pensar en las horas perdidas del pasado. La forma de convertir esta enseñanza en una lección de inspiración en vez de un motivo de pesar es preguntarse: "¿Cómo puedo ponerlo en práctica hoy?"


Usa el Principio Narciso. No esperes...
Hasta que tu coche o tu casa estén pagados.
Hasta que consigas un nuevo coche o casa.
Hasta que termines la escuela.
Hasta que tus hijos se vayan de casa.
Hasta que vuelvas a estudiar.
Hasta que acabes los estudios.
Hasta que limpies la casa.
Hasta que pongas orden en el garaje.
Hasta que limpies tu escritorio.
Hasta que adelgaces cinco kilos.
Hasta que engordes cinco kilos.
Hasta que te cases.
Hasta que te divorcies.
Hasta que tengas niños
.Hasta que los niños vayan a la escuela.
Hasta que tus hijos se vayan de la casa.
Hasta que te retires.
Hasta la primavera.
Hasta el verano.
Hasta el otoño.
Hasta el invierno.
Hasta que mueras.
No hay mejor momento que este para ser feliz.
La felicidad es un viaje, no un destino.
De modo que:
Trabaja como si no necesitaras el dinero.
Ama como si nunca te hubieran hecho daño.
Baila como si nadie te estuviera mirando.
Te deseo un día precioso, un día narciso.
No tengas miedo de que tu vida termine, ten miedo de que no comience.
Y Franja le añade:
Si te ha gustado pásalo, porque hay quienes pueden estar necesitados del cambio de rumbo. Cada día que se pierde, es un día perdido. Cada hora que se retrasa, es una hora perdida. Ahora es momento de empezar. y no lo hagas  "Por lo civil".  Pon a Dios en tu vida y puedes hacer realidad lo que yo leí en una cartelera de anuncio en la Iglesia de S. Juan de Dios de Lisboa: 

Pierde a Dios y pierde el tiempo,
Quien quisiera ganar el tiempo,
Sin contar con Dios...
Nosotros queremos...¡Ganar el tiempo!!!
enlace:
Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona


MI DIOS ES FRÁGIL 

Por Juan Arias


Mi Dios es frágil, es de mi raza, y yo de la suya. Él es hombre, y yo casi Dios.


Para que yo pudiera saborear la divinidad él amó mi barro. A mi Dios le hizo frágil el amor.


Mi Dios conoció la alegría humana, la amistad, el gozo de la tierra y de sus cosas. Mi Dios tuvo hambre y sueño y se cansó. Mi Dios fue sensible... Mi Dios se irritó, fue pasional.


 Y fue dulce como un niño. Mi Dios tembló ante la muerte. Mi Dios se alimentó a los pechos de una madre  y sintió y bebió toda la ternura femenina. No amó nunca el dolor, no fue nunca amigo de la enfermedad. Por eso curó a los enfermos.


Mi Dios sufrió el destierro. Fue perseguido y aclamado. Amó todo lo humano mi Dios:
las cosas y los hombres;  el pan y la mujer;  a los buenos y a los pecadores.


Mi Dios fue un hombre de su tiempo. Vistió como todos, habló el dialecto de su tierra, trabajó con sus manos, gritó como los profetas.


Mi Dios fue débil con los débiles y severo con los soberbios. Murió joven por ser sincero.
Lo mataron porque le traicionaba la verdad en sus ojos. Pero mi Dios murió sin odiar.
Murió excusando, que es más que perdonando. Mi Dios es frágil.


Mi Dios rompió la vieja moral del "diente por diente",  de la venganza mezquina, para inaugurar la frontera de un amor y de una violencia totalmente nueva.

Mi Dios, tirado en el surco, aplastado contra la tierra, traicionado y abandonado, incomprendido, siguió amando. Por eso mi Dios venció a la muerte.

Y brotó como un fruto nuevo entre sus manos: la resurrección. Por eso estamos resucitados todos: los hombres y las cosas. Es difícil para tantos mi Dios frágil, mi Dios que llora, mi Dios que no se defiende.


Es difícil mi Dios abandonado de Dios. Mi Dios que debe morir para triunfar. Mi Dios que hace de un ladrón y criminal  el primer santo canonizado de su iglesia.

Mi Dios joven que muere acusado de agitador político. Mi Dios sacerdote y profeta  que sube a la muerte como la primera vergüenza  de todas las inquisiciones religiosas de la historia.


Difícil mi Dios, frágil, amigo de la vida, mi Dios que sufrió los mordiscos de todas las tentaciones, mi Dios que sudó sangre antes de aceptar la voluntad de su Padre.


Es difícil este Dios, este mi Dios frágil, para quienes creen que sólo se triunfa venciendo,  para quienes creen que sólo se defiende matando, para quienes creen que salvación es sinónimo de esfuerzo y no de regalo, para quienes lo humano es pecado, para quienes santo es igual a estoico y Cristo igual a ángel.


Es difícil mi Dios frágil para quienes siguen soñando con un Dios que no se parezca a los hombres.


"Dejar de luchar es comenzar a morir"

Léelo con atención:

Antes de Orar...         PERDONA
Antes de Hablar...     ESCUCHA
Antes de Escribir...   PIENSA
Antes de Gastar...     GANA
Antes de Criticar...    ESPERA
Antes de Rendirte...  PRUEBA
Tus PALABRAS, tus SUEÑOS, y tus PENSAMIENTOS
tienen tienen el poder de crear condiciones en tu vida.

 

De lo que hables, lo obtendrás:
Si sigues diciendo que no soportas tu trabajo, puedes perderlo.
Si sigues diciendo que no soportas tu cuerpo, tu cuerpo puede enfermarse.
Si sigues diciendo que no aguantas tu carro, tu carro puede ser robado o descomponerse.
Si sigues diciendo que estás quebrado, sabes qué? Siempre estarás quebrado.
Si sigues diciendo que no puedes confiar en hombres o mujeres, siempre encontrarás alguien en tu vida que te lastimará o te traicionará.
Si sigues diciendo que no encuentras trabajo, seguirás desempleado.
Si sigues diciendo que no puedes encontrar alguien a quien amar o crea en ti, tus pensamientos atraerán mas experiencias confirmando tus creencias.
Haz tus pensamientos y tus conversaciones más positivos y guárdalas con fe, esperanza, amor y acción.
No tengas miedo de creer que puedes tener lo que tú quieres y mereces:


Reflexiona: 
Observa tus 'Pensamientos,' Se convertirán en palabras.
Observa tus 'Palabras', Se convertirán en acciones.
Observa tus 'Acciones', Se convertirán en hábitos.
Observa tus 'Hábitos', Se convertirán en carácter.
Observa tu 'Carácter', Se convertirá en tu 'Destino'

Así… Para prevenir cualquier obstáculo:


¡ Consigue tu propio camino !
¡ Disfruta cada minuto de tu vida !

Cuando el filosofo señala la luna, 
el tonto se fija en el dedo.

Si no te gusta lo que recibes, 
revisa muy bien lo que estás dando.


Así como las olas brotan del mar y regresan al mar,
 así nosotros venimos de Dios y regresamos a Dios.

Cuando el amor es feliz lleva al alma
 a la dulzura y a la bondad.


'QUE COSA EXTRAÑA ES EL HOMBRE,

NACER NO PIDE,

 VIVIR NO SABE,

y MORIR NO QUIERE'


Que Dios te bendiga hoy y siempre, con cariño
Te lo desea de corazón,
FRANJA.

Confeccionado por Franja
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase