martes, 7 de noviembre de 2017

¿Cuáles son los únicos tres cumpleaños que celebramos en la liturgia?

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

¿Sabes cuáles son los únicos tres cumpleaños 
que celebramos en la liturgia?

Escrito por Lorena Bais Noviembre 7, 2017


¿Sabes cuáles son los únicos tres cumpleaños que celebramos en la liturgia?

La Iglesia católica celebra muchas fiestas de santos a lo largo del calendario litúrgico, y estas fiestas no son celebradas en el día del nacimiento del santo, sino de su muerte, pues es la fecha de su nacimiento a la vida eterna.

Sin embargo, existen tres fechas de nacimiento que nosotros, los católicos, conmemoramos litúrgicamente:


El nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo:

La Navidad de Jesucristo es una fiesta central de la fe cristiana porque celebra el nacimiento del propio Dios hecho hombre, en la gruta de Belén.
nacimiento-de-dios-gozososNacimiento de Nuestro Señor Jesucristo

Visitación de la Virgen Nacimiento
 de San Juan Bautista


El nacimiento de san Juan Bautista: 
Él fue concebido con el pecado original, como todos los hombres, pero fue purificado antes de nacer, cuando su madre, santa Isabel, fue visitada por la Santísima Virgen María que, a su vez, ya llevaba en su vientre al Salvador, Jesucristo. 

San Agustín observó que la Iglesia siempre celebra la fiesta de los santos en el día de su muerte, pero en el caso de san Juan Bautista, santificado ya en el vientre de la madre, él es celebrado también en el día de su nacimiento. Su fiesta es el 24 de junio.


La Natividad de la Santísima Virgen María:

Se celebra porque ella sí fue concebida libre del pecado original, por especial gracia concedida por Dios a la mujer escogida para ser la Madre Purísima del Redentor.

Este es el dogma de la Inmaculada Concepción: la Santísima Virgen María fue concebida sin pecado. La fiesta de la natividad de Nuestra Señora se celebra el 8 de septiembre, precisamente nueve meses después de la celebración de la Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre
.
liturgia-virgen-maria Nacimiento de la Virgen María

Sin tu colaboración, está página tendrá que cerrar muy pronto.

Un pequeño aporte nos permitirá continuar.

¡Que Dios te bendiga!

miércoles, 1 de noviembre de 2017

¡¡¡ Halloween !!!. ¿Está bien celebrar esto?

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

  Entrada nueva en Misioneros Digitales Católicos MDC

¡¡¡ Halloween !!!

¿Está bien celebrar esto?
por Editor mdc


Halloween significa "All hallow's eve", palabra que proviene del inglés antiguo, y que significa "víspera de todos los santos", ya que se refiere a la noche del 31 de octubre, víspera de la Fiesta de Todos los Santos.
Sin embargo, la antigua costumbre anglosajona le ha robado su estricto sentido religioso para celebrar en su lugar la noche del terror, de las brujas y los fantasmas. Halloween marca un retorno al antiguo paganismo, tendencia que se ha propagado también entre los pueblos hispanos.

Orígenes de la celebración del 31 de octubre
Es impresionante el poder de la publicidad en nuestro medio que nos lleva a comprar, a pensar y a vivir de una manera en la que ni siquiera hemos reflexionado. Cuando nos damos cuenta estamos atrapados por el consumismo, el cual no respeta edad, nacionalidad o creencia religiosa. Se vale de cualquier elemento para atraer nuestra atención con el fin de vender. El problema es que muchas veces, los que salimos más perjudicados con esto somos los cristianos.

Entre los ejemplos que podríamos mencionar están la Navidad y la fiesta de Todos los Santos. En la primera nos damos cuenta, con bastante tristeza, que el día de Navidad, estamos llenos de regalos, sin un centavo en la bolsa y lo peor, es que nuestra actividad “compradora” ha dejado de lado la preparación espiritual para la fiesta del “nacimiento de Cristo”. Se ha cambiado su figura por un Santa Claus y la cena de Navidad consiste en el intercambio de regalos y una exquisita cena (si ésta es posible dado que ya se gastó uno todo el aguinaldo y las tarjetas de crédito están hasta el tope). De manera que nuestra fiesta cristiana, poco a poco se ha ido transformando en una fiesta comercial, en la que muchas veces el único ausente es precisamente el festejado: Cristo.

Caso semejante sucede con la celebración de “Todos los Santos” en donde vemos que al aproximarse el 31 de Octubre las tiendas se ven llenas de: máscaras, trajes de monstruos, atuendos de brujas, calabazas con expresiones terroríficas, etc., en fin, de artículos que poco tendrían que ver con nuestra fe y con la fiesta que se celebrará.

Dado que nos acercamos a esta fecha, quisiera compartir contigo algunos elementos de reflexión que nos lleven a valorar nuestra fe y a no dejarnos influenciar por el mercantilismo que puede incluso cambiar o destruir nuestra fe y nuestras costumbres.

Un poco de historia sobre el Halloween
Podemos considerar que celebración del Halloween tiene dos orígenes que en el transcurso de la historia se fueron mezclando.

a. Origen Pagano
Por un lado encontramos que el origen pagano podríamos atribuirlo a la celebración Celta, llamada “Samhain” y que tenía como objetivo dar culto a los muertos. La invasión de los Romanos (46 A.C) a las Islas Británicas dio como resultado la mezcla de la cultura Celta, la cual con el tiempo terminó por desaparecer. Su religión llamada Druidismo, con la evangelización terminó por desaparecer en la mayoría de las comunidades Celtas a finales del siglo II.

Sobre la religión de los Druidas, no sabemos mucho pues no escribieron sobre ella, todo se pasaba de generación en generación. Sabemos, que las festividades del Samhain se celebraban muy posiblemente entre el 5 y el 7 de Noviembre (a la mitad del equinoccio de verano y el solsticio de invierno) con una serie de festividades que duraban una semana, finalizando con la fiesta de “los muertos” y con ello se iniciaba el año nuevo Celta. Esta fiesta de los muertos era una de sus festividades principales pues celebraban lo que para nosotros sería el “cielo y la tierra” (conceptos que llegaron sólo con el cristianismo). Para ellos el lugar de los muertos era un lugar de felicidad perfecta en la que no había hambre ni dolor. Los celtas celebraban esta fiesta con ritos en los que, los sacerdotes druidas, sirviendo como “médium”, se comunicaban con sus antepasados esperando ser guiados en esta vida hacia la inmortal. Se dice que los “espíritus” de los muertos venían en esa fecha a visitar sus antiguos hogares.

b. Origen Cristiano

300px-All-Saints

300px-All-SaintsDesde el siglo IV la Iglesia de Siria consagraba un día a festejar a “Todos los Mártires”. Tres siglos más tarde el Papa Bonifacio IV (+615) transformó un templo romano dedicado a todos los dioses (panteón) en un templo cristiano dedicándolo a “Todos los Santos”, a todos aquellos que nos habían precedido en la fe. La fiesta en honor de Todos los Santos, inicialmente se celebraba el 13 de Mayo, pero fue el Papa Gregorio III (+741) quien la cambió de fecha al 1º de Noviembre, que era el día de la “Dedicación” de la Capilla de Todos los Santos en la Basílica de San Pedro en Roma. Más tarde, en el año 840, el Papa Gregorio IV ordenó que la Fiesta de “Todos los Santos” se celebrara universalmente. Como fiesta mayor, ésta también tuvo su celebración vespertina en la “vigilia” para preparar la fiesta (31 de Octubre). Esta vigilia vespertina del día anterior a la fiesta de Todos los Santos, dentro de la cultura anglosajona se tradujo al inglés como: “All Hallow´s Even” (Vigilia de Todos los Santos). Con el paso del tiempo su pronunciación fue cambiando primero a “All Hallowed Eve”, posteriormente cambio a “All Hallow Een” para terminar en la palabra que hoy conocemos “Halloween”.

Por otro lado ya desde el año 998, San Odilo, abad del monasterio de Cluny, en el sur de Francia, había añadido la celebración del 2 de Noviembre, como una fiesta para orar por las almas de los fieles que habían fallecido, por lo que fue llamada fiesta de los “Fieles Difuntos” la cual se difundió en Francia y luego en toda Europa.

Halloween en nuestros días

Five Halloween Children Holding Candies

Five Halloween Children Holding CandiesSi analizamos la actual celebración del Halloween veremos que poco tiene que ver con sus orígenes. De ellos sólo ha quedado el hecho de la celebración de los muertos pero dándole un carácter TOTALMENTE distinto al que tuvo en sus orígenes y agregándole poco a poco una serie de elementos que han distorsionado totalmente la fiesta, sea “de los muertos (difuntos)” como de “todos los santos”.

Entre los elementos que se le han agregado, tenemos por ejemplo, la tradición de “disfrazarse”, misma que muy posiblemente nació en Francia entre los siglos XIV y XV para la celebración de la Fiesta de “Todos los Santos”. Durante esta época Europa fue flagelada por la plaga bubónica o “peste bubónica” (también conocida como “la muerte negra”) en la cual murió alrededor de la mitad de la población. Esto creó en los católicos un gran temor a la muerte y una gran preocupación por esta. Se multiplicaron las “misas” en la fiesta de los “Fieles Difuntos” (2 de Noviembre) y nacieron muchas representaciones artísticas que le recordaban a la gente su propia mortalidad.

Estas representaciones eran conocidas como la “Danza de la Muerte”. Dado el espíritu “burlesco” de los franceses, en la víspera de la fiesta de los “Fieles Difuntos”, se adornaban las paredes de los cementerios con imágenes en las cuales se veía al diablo guiando una cadena de gente: Papas, reyes, damas, caballeros, monjes, campesinos, leprosos, etc. (la muerte no respeta a nadie), y los conducía hacia la tumba. Estas representaciones eran hechas también basándose en cuadros plásticos, con gente disfrazada de personalidades famosas y en las distintas etapas de la vida, incluida la muerte a la que todos debían de llegar.

Al parecer la tradición “dulce o travesura” (Trick or Treat), tiene su origen en la persecución que hicieron los protestantes en Inglaterra (1500-1700) contra los católicos. En este período en Inglaterra los católicos no tenían derechos legales: no podían ejercer ningún puesto público y los perseguían con multas, impuestos elevados y hasta cárcel. El celebrar misa era una ofensa capital y cientos de sacerdotes fueron martirizados.

Un incidente, producto de esta persecución y de la defensa del catolicismo fue el intento de hacer volar al rey protestante Jaime I y su Parlamento con “pólvora de cañón”, marcando así el inicio de un levantamiento católico contra sus opresores. Sin embargo el “Plan pólvora de cañón” (“Gunpowder Plot”) fue descubierto en Noviembre 5, 1605, cuando el que cuidaba la pólvora, un convertido descuidado, llamado Guy Fawkes, fue capturado y ahorcado. Esto generó una fiesta que muy pronto se convirtió en una gran celebración en Inglaterra (incluso hasta nuestros días). Muchas bandas de protestantes, ocultos con máscaras, celebraban esta fecha visitando a los católicos de la localidad y exigiéndoles cerveza y pasteles para su celebración, diciéndoles: “Trick or Treat”. Más tarde el “Día de Guy Fawkes” llegó a las colonias con los primeros colonos que llegaron a América trasladándose al 31 de octubre para unirla con la fiesta del Halloween.

Podemos entonces darnos cuenta que la actual fiesta del “Halloween” es producto de la mezcla de muchas tradiciones que los inmigrantes trajeron a los Estados Unidos desde los inicios del 1800, tradiciones que ya han quedado olvidadas en Europa pues sólo tienen sentido en la integración que la cultura americana le ha dado en esta celebración.

Nuevos elementos de Halloween
Muy posiblemente, producto de su identificación con la fiesta de los Druidas, en la cual se “invocaba” a los muertos y los mismos sacerdotes servían de médium, esta celebración del 31 de Octubre, se ha ido identificando con diversos grupos “neo paganos” y peor aun, con celebraciones satánicas y ocultistas.

El festival a “Samhain” llamado hoy en día el “festival de la muerte” es reconocido por todos los satanistas, ocultistas y adoradores del diablo como víspera del año nuevo para la brujería. Anton LaVey, autor de la “La Biblia Satánica” y sumo sacerdote de la Iglesia de Satanás, dice que hay tres días importantes para los satanistas: (1) Su cumpleaños; (2) El 30 de Abril y (3) el más importante, Halloween. LaVey dice que es en esta noche que los poderes satánicos, ocultos y de brujería están en su nivel de potencia más alto. Y que cualquier brujo u oculista que ha tenido dificultad con un hechizo o maldición normalmente puede tener éxito el 31 de Octubre, porque Satanás y sus poderes están en su punto más fuerte esta noche.

Por otro lado el 31 de Octubre, de acuerdo a la enciclopedia “World Book”, Halloween es la víspera del año nuevo para la brujería y dice que es el principio de todo lo que es “frío, oscuro y muerto”.

Hollywood ha contribuido también a la distorsión de esta fiesta creando una serie de películas como “Halloween” en las cuales la violencia gráfica, los asesinatos, etc., crean en el espectador en estado de angustia y ansiedad. No podemos decir que estas películas son solo para adultos, pues es una realidad que dada nuestra cultura y el relajamiento en la censura pueden ser vistas, muchas de estas, incluso en la televisión comercial creando en los niños miedo y sobre todo una idea errónea de la realidad.

Esta fiesta se ha ligado de tal manera al ocultismo que es un hecho comprobado que la noche del 31 de Octubre en muchos países se realizan misas negras, cultos espiritistas, y otras reuniones relacionadas con el mal y el ocultismo.

Podemos darnos cuenta, entonces que queriendo o no, estos elementos se han mezclado también en la celebración actual del Halloween y como producto de su influencia, se han agregado a los disfraces, las tarjetas y todos los elementos comerciales: las brujas, los gatos negros, los vampiros, los fantasmas y toda clase de monstruos terroríficos, muchos de ellos con expresiones verdaderamente satánicas.

Los católicos y Halloween

angelsilu

angelsiluAnte todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas:

¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos en las puertas, etc.)? Respecto de la conducta de los demás se puede leer el criterio de Nuestro Señor Jesucristo en Lc 6,31 (”Traten a los demás como quieren que ellos les traten a ustedes.” ).

¿Qué experiencia (moral o religiosa) queda en el niño que para “divertirse” ha usado disfraces de diablos, brujas, muertos, monstruos, vampiros y demás personajes relacionados principalmente con el mal y el ocultismo, sobre todo cuando la televisión y el cine identifican estos disfraces con personajes contrarios a la sana moral, a la fe y a los valores del Evangelio.? Veamos qué dice Nuestro Señor Jesucristo del mal y lo malo en Mt. 7,17 (“Lo mismo pasa con un árbol sano: da frutos buenos, mientras que el árbol malo produce frutos malos.”), y Mt. 6,13 (“y no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del Maligno.”). La Palabra de Dios nos habla de esto también en 1ª Pe. 3, 8-12 (“Finalmente, tengan todos un mismo sentir, compartan las preocupaciones de los demás con amor fraterno, sean compasivos y humildes. No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto; más bien bendigan, pues para esto han sido llamados; y de este modo recibirán la bendición. El que de veras quiera gozar la vida y vivir días felices, guarde su lengua del mal y que de su boca no salgan palabras engañosas. Aléjese del mal y haga el bien, busque la paz y corra tras ella. Porque el Señor tiene los ojos puestos sobre los justos y los oídos atentos a sus peticiones; más el Señor se opone a los que hacen el mal.”).

¿Cómo podemos justificar como padres de una familia cristiana que nuestros hijos, el día de Halloween hagan daño a las propiedades ajenas? ¿No seríamos totalmente incongruentes con la educación que hemos venido proponiendo en la cual se debe respetar a los demás y que las travesuras o maldades no son buenas? ¿No sería esto aceptar que, por lo menos, una vez al año se puede hacer el mal al prójimo? ¡Qué nos enseña Nuestro Señor Jesucristo sobre el prójimo? Leamos Mt. 22, 37-40  (“Jesús le dijo: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el gran mandamiento, el primero. Pero hay otro muy parecido: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Toda la Ley y los Profetas se fundamentan en estos dos mandamientos.»”).

Con los disfraces y la identificación que existe con los personajes del cine … ¿no estamos promoviendo en la conciencia de los pequeños que el mal y el demonio son solo fantasías,  un mundo irreal que nada tiene que ver con nuestras vidas y que por lo tanto no nos afectan? La Palabra de Dios afirma la existencia del diablo, del enemigo de Dios en St. 4,7  (“Sométanse, pues, a Dios; resistan al diablo y huirá de ustedes”), 1ª Pe 5, 8 (“Sean sobrios y estén vigilantes, porque su enemigo, el diablo, ronda como león rugiente buscando a quién”), Ef. 6,11 (“Lleven con ustedes todas las armas de Dios, para que puedan resistir las maniobras del diablo.”), Lc. 4,2 (“donde fue tentado por el demonio durante cuarenta días. En todo ese tiempo no comió nada, y al final sintió hambre.”).

Si somos sinceros con nosotros mismos y buscamos ser fieles a los valores de la Iglesia Católica, llegaremos a la conclusión de que el Halloween no tiene nada que ver con nuestro recuerdo cristiano de los Fieles Difuntos, y que todas sus connotaciones son nocivas y contrarias a los principios elementales de nuestra fe.

Comentario del Padre José Antonio Fortea sobre el Halloween, recopilado en este video elaborado por TekTon

Fuentes:  catholic.net /  aciprensa.com /  bibliacatolica.com

Recopilado por Franja el 1-11-2017

HALLOWWEEN. Lo que nos dice el padre carlos spahn sobre el halloween

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona




Es un buen indicio para saber lo que se celebra con el 

HALLOWWEEN




lunes, 30 de octubre de 2017

HALLOWEEN ¿Y, AQUÍ NO PASA NADA? -

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona


¿Y, AQUÍ NO PASA NADA?  -
 Reflexión del P. Javier Leoz sobre Halloween

 

¿Y, AQUÍ NO PASA NADA? -
 Reflexión del P. Javier Leoz sobre Halloween

1) No existe problema alguno para celebrar y promocionar el Halloween en centros escolares públicos pero si reticencias para cantar villancicos para no herir sensibilidades. ¿Acaso nos preguntan a los católicos si queremos para nuestros hijos –en la educación- el Halloween?

 2) Pensar que vestir al niño/a de bruja o monstruo para el Halloween no tiene importancia y, al día siguiente, ser incapaces de ponerles como un pincel para asistir a la Misa de Todos los Santos.

 3) Afirmar que el Halloween es una tontería (aunque dé miedo) pero evitar que los niños vayan al cementerio porque igual no duermen esa noche.

 4) Intentar justificar el “aquí no pasa nada” cuando, bien lo sabemos, todo está muy estudiado para dar con las raíces cristianas de todas las fiestas de nuestro calendario. ¿Acaso la noche del terror es la mejor víspera de Todos los Santos? Para un cristiano no.

 5) Como cristianos nosotros no creemos en el Halloween sino en Dios. No creemos en los fantasmas de la muerte sino en la vida de Cristo en la que creyeron nuestros difuntos.

 6) Es cosa de niños ¿qué tiene de malo? Su origen lo dice todo. A veces podemos andar con fuego y pensar que estamos bebiendo agua. ¿De qué se habla en nuestras casas en estos días? ¿De Todos los Santos, de Todos los Difuntos o del Halloween? Eso dice mucho del perfil de nuestro catolicismo rebajado y mortecino.

 7) “Pero es que todos lo celebran” (me decía hoy una madre por teléfono). ¡Razón de más para ser diferentes y para dar razón de nuestra fe y de nuestras creencias! El hecho de que un cristianismo light haya cedido a su celebración no significa que, esta tradición, sea coherente con nuestra fe. 

 8) Al celebrar el Halloween en el fondo estamos diciendo a nuestros hijos que las cosas de Dios no importan y que el efecto de “presión social u otros intereses” dinamitan lo más genuino de estos días: la veneración a Todos los Santos y la Oración por los Difuntos.

 9) Cada uno, por supuesto, está en su plena libertad de actuar como crea conveniente. Pero desde la fe, y por coherencia, sabré dónde tengo que estar, por qué estoy y por qué no hago o no consiento como cristiano aquello que me parece fuera de lugar y de nuestra sensibilidad cultural.

10) ¿Que quitan las cruces de una capilla del cementerio de Valencia? ¡No pasa nada! 
¿Que en un ayuntamiento de Málaga celebran comuniones y bautizos civiles? ¡No pasa nada! 
¿Que la Alcaldesa de Madrid no quiere colocar un Belén en el Ayuntamiento? ¡No pasa nada! 
¿Qué el alcalde de Pamplona decide sustituir la oración por un violín en el responso al Músico Sarasate? ¡No pasa nada! 
¿Que Halloween da miedo, infunde terror y disipa el sentido sagrado de Todos los Santos y Todos los Difuntos? ¡No pasa nada! 

 Lo dijo un Emperador: “Nunca digas no pasa nada cuando, tal vez los muros del castillo, se están desmoronando con la ayuda de algunos de dentro”.

Y es que...pasa mucho. Más de lo que nos parece.
Publicado por Comunidad JESÚS REDENTOR en 23:38 


sábado, 16 de septiembre de 2017

¿PERDONAR? ¡SÍ! PERO ¿CUÁNTO?

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Resultado de imagen de Señor, Cuántas veces tengo que perdonar

¿PERDONAR? ¡SÍ! PERO ¿CUÁNTO?
Por Javier Leoz
El domingo pasado nos quedábamos en una comunidad de hermanos que se aman, se necesitan y se perdonan. Y, como siempre, todo tiene un límite: la paciencia cuando se resquebraja, las personas cuando nos desbordamos, el vaso que rebosa de agua, el río que se sale de madre, el sol cuando calienta abundantemente y… el perdón cuando nos parece un lujo.

1.- Todos hemos tenido la experiencia de haber ofrecido el perdón y, a la vez, habernos quedarnos con una sensación de fracaso. Parece como si, aquel que perdona y olvida, es el que da su brazo a torcer. Pero Jesús, aun siendo Dios, nos enseña que la grandeza del hombre está en su capacidad perdonadora. El truco, o mejor dicho, el secreto, está en cerrar en más de una ocasión los ojos y, abrir con todas las consecuencias, el corazón. El amar sin límites de San Pablo, se complementa con el perdonar sin límites del evangelio de este domingo.

2.- Muchas veces solemos decir aquello de “perdono pero no olvido”. El perdón se hace más real y más puro cuando se desea para el otro todo lo mejor. El perdón, además de desatarnos de nuestros propios dioses, nos hace comprender, vivir, gustar y entender el gran amor que Dios siente por cada uno de nosotros. ¿Perdonas? Estás cerca de Dios. ¿No perdonas? Tu corazón no está totalmente ocupado por Dios.

El “sin límites” puede suponer en nuestra vida cristiana un imposible y un buscar justificaciones. A veces corremos el riesgo de creer, que Dios, entra en ese juego que nosotros mismos nos montamos. Como si se tratara de un partido de futbol donde, los hinchas de uno o de otro, pretenden que Dios les ayude frente al contrario.

3.- En este domingo, Jesús, nos propone a las claras que nos dejemos de evasivas y que practiquemos aquello que emana del corazón de Dios por los cuatro costados: yo os perdono… haced también vosotros lo mismo.

Si muchas heridas permanecen abiertas y sangrando (en nuestras familias, sociedad, iglesia, comunidades, parroquias, política, etc.,) es en parte por la pobreza de nuestra fe. Por la falta de comunión con Dios. Por mirarnos demasiado a nosotros mismos y también cuando dejamos tirados en la cuneta a muchas personas que han hecho tanto por nosotros.

Cuando se vive íntimamente unido a Él, no hay obstáculo insalvable ni ofensa gigantesca. Es como aquel peregrino que, deseando llegar hasta el final de su trayecto, se dedicaba constantemente a mirar a su izquierda y a su derecha perdiendo ritmo, fuerzas e ilusión. Un compañero se le acercó y le dijo: si miras al horizonte te irá mucho mejor y llegarás antes.

Con el perdón ocurre algo parecido. Mirando a Dios, vemos a los que nos rodean con ojos de hermanos. Olvidando a Dios, surge un cierto aire de insatisfacción de todo y de todos. No podemos ir en solitario. Apostar por la Iglesia, por la comunidad, por la parroquia, por ser cristiano…..nos exige y nos empuja a entrar por debajo del dintel del perdón. ¿Que muchas veces es imposible? ¡No si miramos a Dios! ¡Ay… si nos miramos a nosotros mismos!



¡CUÁNTO CUESTA, SEÑOR!


4.- ¡CUÁNTO CUESTA, SEÑOR!
Ofrecer el perdón, cuando en  recompensa,
se recibe el silencio o la mofa
Sentirse cristiano y, mirarse a uno  mismo,
comprobando que la misericordia
la derramo con cuenta gotas;
a quien quiero, a quien más quiero
y cuando yo quiero.

¡CUÁNTO  CUESTA, SEÑOR!

Qué difícil es perdonar y cuánto  cuesta, Señor
sabiendo que, mi corazón,
no es tan grande como el tuyo:
siempre dispuesto a comenzar de  nuevo.

¡CUÁNTO  CUESTA, SEÑOR!

Ser siervo del perdón y no del  orgullo
Arrodillarme ante el que me injuria
o cerrar los ojos ante el que me  denigra
Decir “lo intentaré de nuevo” a  pesar de la traición
o disculpar los golpes recibidos.

¡CUÁNTO  CUESTA, SEÑOR!

Abrazar tu evangelio sabiendo que,  el perdón,
sin límites y sin farsa, sin miedos  ni fronteras
es el resumen de tu paso entre  nosotros
de tu vida en medio de la nuestra
tu palabra que se hace car
más allá de teorías y de discursos

 ¡CUÁNTO  CUESTA, SEÑOR!

Vivir sin sentirse perdonado
y, vivir, con la conciencia de no  haber disculpado
Romper con las historias pasadas
para caminar de nuevo
e iniciar un rumbo distinto
sin pensar en vencedores ni  derrotado.

¡CUÁNTO  CUESTA, SEÑOR!

Ser generoso ofreciendo semillas de  reconciliación
Decir “lo siento” o “te perdono”
Recordar que, para entrar en el cielo,
la llave que mueve su puerta
es precisamente esa: perdonar  siempre
Dime, Señor, cómo hacerl

Por Javier Leoz

Resultado de imagen de Señor, Cuántas veces tengo que perdonar




sábado, 19 de agosto de 2017

Cuando nadie te defiende en tu Parlamento

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Me creo en el derecho y el deber de poner este artículo de Actuall el Brief.  como aviso a navegantes, para que no nos encontremos con los brazos cruzados, esperando el momento de esta barbarie contra los derechos fundamentales de la familia y la libertad ciudadana.
Franja 

¿Qué ocurre cuando la práctica totalidad del arco parlamentario elabora leyes manifiestamente injustas?


La historia de la semana: Cuando nadie te defiende en el Parlamento
Alfonso Basallo | Actuall
Actuall - actuall.com


Como sabrás, los Parlamentos surgen en la Europa medieval para controlar a unos reyes manirrotos. Los representantes de los condados y las ciudades se reunían para fiscalizar las cuentas del Reino y defender sus intereses frente a los soberanos.
A los españoles nos cabe el honor de ser pioneros en esto del parlamentarismo, con las Cortes de León, en 1118, bajo el reinado de Alfonso IX.

La corona leonesa necesitaba ingresos y optó por imponer más cargas fiscales -nihil novum sub sole, Montoro-. Y los representantes de las ciudades -es decir los contribuyentes- exigieron contrapartidas y la facultad de regular los gastos del monarca. Y fue entonces cuando el rey Alfonso convocó la llamada Curia Regia, a la que por primera vez se incorporan los representantes de las ciudades, con voz y voto.

En este sentido, los Parlamentos son el contrapeso frente a las arbitrariedades del poder. ¿Pero qué pasa cuando nuestros teóricos defensores aprueban iniciativas anti-democráticas o que van en contra del interés general? ¿Qué ocurre cuando la práctica totalidad del arco parlamentario elabora leyes manifiestamente injustas?

Houston, tenemos un problema. Como el que nos espera a la vuelta de vacaciones, cuando el Congreso aborde cuatro proyectos que se dan de bofetadas con la democracia y el bien común.

Se trata del proyecto de eutanasia; el de la ley de vientres de alquiler; la ley mordaza LGTB impulsada por Podemos; y las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Las cuatro iniciativas se enmascaran en el buenismo, con diferentes excusas.

La eutanasia, con el pretexto de evitar el encarnizamiento y respetar la voluntad del paciente; los vientres de alquiler bajo el disfraz del altruismo; la ley LGTB enarbolando la lucha contra la discriminación a gays, lesbianas y trans;  y el Pacto contra la Violencia de Género con la “sana intención” de reducir las agresiones contra la mujer.

Pero, como te explica Nicolás de Cárdenas en el reportaje que te adelanto como suscriptor de Actuall, https://www.actuall.com/criterio/democracia/las-4-amenazas-que-se-ciernen-sobre-la-familia-y-la-vida-a-la-vuelta-de-vacaciones/ los remedios son peores que la enfermedad.

Los cuatro proyectos son otras tantas amenazas contra la familia, la vida y la libertad; y los cuatro sin excepción vulneran derechos fundamentales consagrados en la Constitución, e incluso la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La eutanasia atenta contra el derecho a la vida; 

los vientres de alquiler atacan la dignidad inviolable de la persona al convertir a la mujer en mercancía y al reducir al niño a objeto de compra-venta; 

el Pacto de Estado contra la Violencia de Género perpetua una mentira: que la violencia tiene género; criminaliza al varón por el mero hecho de serlo y alimenta la industria de las denuncias falsas con un generoso presupuesto que estará controlado por entidades tan opacas como comunidades autónomas y ayuntamientos y tan poco fiables como los partidos políticos.

Y la ley mordaza LGTB mina tres cimientos básicos del Estado de derecho: 

la igualdad de todos ante la ley -al privilegiar a un colectivo minoritario-; la presunción de inocencia -al convertirnos a todos en homófobos mientras no demostremos lo contrario-; 

y la libertad de expresión -al repescar la censura y los delitos de opinión en la tradición de los marxismos y fascismos, lo que entronca por cierto con el ADN ideológico de un personaje como Pablo Iglesias, discípulo aventajado de Fidel Castro y Nicolás Maduro-.

Hace décadas que no se veían amenazas tan serias para la democracia y la libertad como estos cuatro proyectos.

Y lo más inquietante de todo es que no hay -salvo error u omisión- ni una sola voz discrepante en el Parlamento que vele por los intereses generales. Ni siquiera un Partido Popular, marcado por la indefinición ideológica y el seguidismo frente a la ingeniería social de la izquierda.
Y tampoco hay demasiados medios de comunicación que alerten de estos peligros. 
Actuall es una de esas contadísimas excepciones. 

Es nuestro deber y aquí nos tienes peleando por la libertad. A tu lado.

Muchas gracias por seguirnos.  Sigue nuestras actualizaciones a lo largo del día en Twitter. Hazte fan de Actuall en Facebook.


sábado, 5 de agosto de 2017

¿Occidente cambia la iglesia por las redes sociales?

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

La historia de la semana: ¿Occidente cambia la iglesia por las redes sociales?

Alfonso Basallo | Actuall

Recientemente publicábamos en Actuall que cuatro de cada diez personas de todo el mundo se consideran no religiosas: lo que abarca a indiferentes y ateas. Y no sólo en países de larga tradición antirreligiosa y totalitaria como China o República Checa, sino también en países donde existe libertad de credo como Reino Unido.

Facebook, la nueva religión

Lo pintoresco del caso es que, en Occidente,  la gente ha dejado de ir a misa o de bautizar a sus hijos pero tiene una fe ciega en el horóscopo -y no sale de casa sin consultar lo que puede depararle su signo en materia de salud, trabajo y amor, igual que antes no salía del portal sin hacer la señal de la cruz-.

Y gente hecha y derecha, con su master y sus tres idiomas, asegura creer en la reencarnación (¿?) y esa fe entre comillas le lleva a cambiar su vida -o al menos de hábitos alimenticios, y en su menú no entra la ternera y el rabo de toro, sino el rábano cocido y la verdurita sin sal-.

Por no hablar de quienes le rezan a un billete de lotería, con los párpados bien cerrados, con la misma fe con la que sus abuelas se dirigían al cuadro de María Auxiliadora.

Eso la gente madura, los nacidos en los años 60, 70 y 80 de la centuria pasada. Pero ¿y la generación del cambio de siglo? ¿son ateos o más bien tiene una fe cibernética?

Las cifras de crecimiento de la mayor red social (Facebook con 1.860 millones de usuarios) y el nivel de las adicciones al móvil y a la tablet sugieren que buena parte de la juventud de Occidente ha dado con un sucedáneo de creencia con algunas de las características de la religión: capacidad de crear inmensas comunidades por encima de raza, lengua, ideología; sentido de pertenencia a esa comunidad; carácter universal; e incluso cierta ilusión de propiedades taumatúrgicas -por la inmediatez para resolver determinados problemas-.

Lo acaba de decir Mark Zuckerberg, fundador de esa red social, al señalar que la misión de Facebook es similar a la de una iglesia: generar un espacio de unión entre los fieles y proyectar su deseo de un mundo mejor hacia el resto de la sociedad

¿Es eso posible, más allá de la ‘boutade’ marketiniana de quien lo único que pretende es colocar su producto en el mercado? ¿Son los jóvenes ‘feisbuqueros’ o ‘instagrameros’ los fieles de una nueva fe o mejor dicho sucedáneo de fe?

Pablo González de Castejón ha entrevistado a varios especialistas del campo de la sociología, la comunicación o las propias redes y expone sus reflexiones en este reportaje que te adelanto como suscriptor de Actuall



Hay opiniones de todos los gustos desde quienes sí que ven analogías con el cristianismo, como el gurú de internet, Mario Tascón, pionero del periodismo digital español (en El Mundo y El País), hasta un ciber-escéptico como Fernando Sánchez Dragó que fustiga el carácter atomizador y generador de discordia de las redes sociales.

Para nosotros, las redes sociales son -como todo- un arma de doble filo, con fabulosas potencialidades en el mundo de la comunicación, muchas de ellas beneficiosas para la sociedad. Pero con sus riesgos, algunos harto evidentes.

Respecto al reemplazamiento del cristianismo por “religiones sustitutas”… quien mejor lo ha sabido formular es el gran ensayista George Steiner.  Él se refiere, sobre todo al marxismo y al psicoanálisis de Freud, que con su pretensión de totalidad -de querer explicar el sentido de la vida-, han llenado en los últimos dos siglos el vacío dejado en Occidente por la crisis del cristianismo.

El problema es que lo han llenado falsamente, trocando la fe sobrenatural en espejismos que lejos de traer el paraíso en la Tierra han traído infiernos.

Te recomiendo el ensayo de Steiner, de título elocuente Nostalgia del absoluto (133 páginas). Aunque sea un libro de la era de Gutenberg… lo puedes descargar de internet. No todo van a ser inconvenientes.

Muchas gracias por seguirnos.  Sigue nuestras actualizaciones a lo largo del día en Twitter. Hazte fan de Actuall en Facebook.

 Alfonso Basallo | Actuall












Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase