jueves, 14 de enero de 2010

Bodas de CANÁ DE GALILEA, Domingo II T. O. C.


DOMINGO II DEL TIEMPO ORDINARIO
BODAS DE CANÁ DE GALILEA


Las Bodas de Caná es un episodio dentro del
relato de la vida de Cristo.

Las bodas de Caná, según "El Veronés".
Esta historia sólo viene recogida en el Evangelio de Juan,
 quien narra como en una boda en Caná (Galilea)
 se encuentra Jesús con su madre y sus discípulos.
En un momento dado, falta vino,
 por lo que María ordena a los sirvientes
hagan lo que Jesús diga.
Éste ordena que se llenen de agua seis tinajas de piedra (destinadas a purificaciones),
pero al revisar el contenido,
 el agua se había transformado en un vino de gran calidad.
Para el evangelista Juan,
ésta es la primera de las señales de Jesús.
Según refiere el evangelista San Juan:
"Por aquel tiempo se celebraba una boda en Caná de Galilea, cerca de Nazaret, y estaba allí la madre de Jesús. Fue invitado también a la boda Jesús con sus discípulos. Y, como faltara el vino, le dice a Jesús su madre: «No tienen vino». Jesús le responde: «Mujer, ¿qué nos va a mí y a ti? Todavía no ha llegado mi hora». Dice su madre a los sirvientes: «Haced lo que él os diga».
Había allí seis tinajas de piedra, puestas para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una. Les dice Jesús: «Llenad las tinajas de agua». Y las llenaron hasta arriba. «Sacadlo ahora, les dice, y llevadlo al maestresala». Ellos se lo llevaron. Cuando el maestresala probó el agua convertida en vino, como ignoraba de dónde venía (los sirvientes, que habían sacado el agua, sí lo sabían), llama al novio y le dice: «Todos sirven primero el vino bueno y cuando ya todos están bebidos, el inferior. Pero tú has guardado el vino bueno hasta ahora».
Así, en Caná de Galilea, dio Jesús comienzo a sus signos. Y manifestó su gloria, y creyeron en él sus discípulos. Después bajó a Cafarnaúm con su madre y sus hermanos y sus discípulos, pero no se quedaron allí muchos días. Se acercaba la Pascua de los judíos y Jesús subió a Jerusalén." (Jn 2.1-12)
Y ahora de Fernández Carbajal, de la
MEDITACIÓN DE ESTE DOMINGO
"Era costumbre que las mujeres amigas de la familia preparasen todo lo necesario. Comenzó la fiesta y, por falta de previsión o por una inesperada afluencia de invitados, faltó el vino. La Virgen, que presta su ayuda, se da cuenta de que el vino escasea. Allí está Jesús, su Hijo y su Dios; acaba de inaugurarse públicamente la predicación y el ministerio del Mesías. Ella lo sabe mejor que ninguna otra persona. Y tiene lugar este diálogo lleno de ternura y sencillez entre la Madre y el Hijo, que nos presenta el Evangelio de la Misa de hoy1: La Madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Pide sin pedir; expone una necesidad: no tienen vino. Nos enseña a rogar."
---------------------------------------------------------Y ahora te pongo el enlace de un video en comic, de las


BODAS DE CANÁ DE GALILEA:
p://www.youtube.com/watch?v=1t4WF5ohQj0&feature=email
JUNTO A ESTE VIDEO HAY MUCHOS BUENOS.
TABIEN HAY MUCHOS DE NUESTROS HERMANOS SEPARADOS.
No olvidemos que en Caná de Galilea, la Mdre de Jesús fué la intercesora,
para que adelantase la hora de su misión.

Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase