miércoles, 7 de diciembre de 2011

El-aborto-terminara-aboliendose-como-se-abolió-la-esclavitud/

Aborto provocado. 
Una imagen vale más 
que mil palabras 
Me ha parecido muy interesante este artículo, porque en este blog se ha defendido la vida desde sus comienzos. Hemos puesto una serie de artículos a favor de la vida y contra el aborto, sin querernos meternos en política. Creemos firmemente que no hay un derecho al aborto en ninguna legislación, porque iría de lleno contra el primer derecho natural del hombre que es la vida, y que esta en los DERECHOS HUMANOS bien protegido. Sería un contrasentido que en la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, que fueron aceptados por la mayor parte de los países de la Tierra, se defendiera la vida de todos los individuos de la raza humana, y al mismo tiempo se aceptase como un derecho universal el aborto.  Así como se abolió la esclavitud,  de la misma manera, ante las consecuencias gravísimas que traerá consigo el aborto, será retirado de las legislaciones de todas las naciones, como algo terrible para la vida humana y la convivencia pacífica de los pueblos.
Franja

“El aborto terminará aboliéndose como se abolió la esclavitud”
MARTA SANTÍN5.DIC.2011
Ángel Pintado es uno de los mayores exponentes del Partido Popular en la defensa de la vida. Ex diputado y ahora senador, preside desde hace un año la Acción Mundial de Parlamentarios por la Vida y la Familia. A pesar de que la corriente abortista inunda todas las instituciones parlamentarias, él considera que la batalla por la vida tiene las de ganar.
En el año 2002 comprometió su puesto político. Votó en contra de su partido en la reforma de la Ley de Reproducción Asistida junto con Luis Azpiroz (del PP) y Luis Silvia (CiU). En su opinión, con esta la ley “se abría la vía para la instrumentalización de la vida humana”. No solo no se le sancionó por aquella actuación, sino que además, su valentía hizo que muchos parlamentarios comenzaran a reflexionar sobre la vida, el aborto y la dignidad humana. Acaba de participar como invitado en el 30 aniversario de la Federación Provida.
–Manifiesta una esperanza insólita y está fuertemente convencido de que la cultura de la vida vencerá a la cultura del derecho al aborto.
– Mi esperanza no es una utopía. Se están produciendo grandes cambios culturales. En España, el gobierno socialista ha provocado un revulsivo en la sociedad. En la defensa de la vida existe, en mi opinión, un paralelismo con lo ocurrido con la esclavitud. Tuvieron que pasar varios siglos hasta que la abolieron. En el contexto de aquella época, no se tenía conciencia de que se estuviera haciendo algo mal, se veía la esclavitud como una necesidad económica para el progreso. Estoy convencido que llegará un día en que nacerá una declaración en un parlamento nacional o internacional, habrá un punto de ignición en el que se dé por abolido el aborto y yo creo que ese punto de luz ha comenzado. ¿Cuántos años costará? Depende de nuestro trabajo.
–Pero el número de abortos aumenta y los principales parlamentos mundiales y las Naciones Unidas consideran que es un derecho de la mujer.
–En la ONU existe un debate interno. A pesar de que en los últimos años las libertades de la mujer se han planteado bajo el eufemismo de salud sexual y reproductiva capitaneadas por organizaciones como Planned Parenthood, a nivel político se están dando cuenta que pierden fuelle. Estas organizaciones han trabajado mucho por el derecho al aborto y por la reinterpretación de los derechos humanos de la Carta de las Naciones Unidas. Nuestra batalla está en defender a la mujer que sufre. Este mensaje está provocando cambios de mentalidad en los movimientos pro choice (a favor del aborto) en Estados Unidos o en algunos países de Latinoamérica, con gobiernos de izquierdas como el de Lula da Silva.
–Y en España, ¿va a modificar el nuevo Gobierno del PP la actual ley del aborto?
–Nuestro programa es muy claro: consideramos que el aborto no es un derecho. Y el PP, en sus sucesivos gobiernos, ha demostrado que cumple el programa. Las bases del PP están en contra de este derecho y se muestran defensores de la vida. Lo que aparece en el programa electoral es suficientemente significativo para modificar suficientemente la ley, para que el aborto no sea considerado un derecho. El PP dará una respuesta positiva a las expectativas que se han creado respecto al aborto.
– Pero en Nuevas Generaciones hay voces discordantes…
– A veces pueden surgir declaraciones de personas que hacen cabeza que dan la impresión de que su opinión es la de sus representados y pueden provocar cierta ambigüedad con el proyecto del partido.Pero hemos demostrado que nuestro programa se fundamenta en el humanismo cristiano. Si no fuera consciente de que estoy apoyando la esencia de mi partido, probablemente sobraría.
– Provida echa en falta más apoyo y ayudas por parte del gobierno del PP…
– Nos hemos comprometido a presentar una ley, y creo que será una de las primeras, de protección jurídica de la maternidad, que ponga en valor la vida del niño por nacer y el de la maternidad. Con ello, apoyaremos a todas las mujeres embarazadas que se encuentren con problemas económicos, sociales, laborables. Incluso, nos planteamos flexibilizar los mecanismos de adopción. Aunque según todos nuestros estudios, a la mujer que se le ayuda para que siga con su embarazo, un porcentaje altísimo no solo no aborta, sino que se queda finalmente con su hijo. Esta ley contemplará ayudas concretas.
– ¿Y respecto a otras leyes como la investigación biomédica o el divorcio expres?
– Hay alguna legislación que habría que reformar como la ley de la investigación biomédica con embriones crioconservados. Hemos visto estas semanas que multinacionales abandonan esta investigación [con células madre embrionarias] porque no consiguen resultados positivos. Lo que es un sinsentido es la cantidad de embriones que tenemos congelados sin darle una solución ética. Respecto al divorcio expres, pensamos que el Estado tiene la obligación de proteger una institución tan básica como el matrimonio. Creo necesario un tiempo de reflexión antes del divorcio porque se ha demostrado que en países que lo han incluido más de la mitad de las parejas volvían a recuperar su vida en común.
– Ahora usted está en el Senado. ¿Siguen quedando diputados coherentes en el Congreso para modificar la actual ley?
– Sin duda alguna y son muchos. Pero como senador sigo teniendo fuerza. Además, desde la Asociación Española de parlamentarios por la Familia y la Dignidad Humana, trabajamos con todos los grupos parlamentarios, también con los de izquierdas. Alrededor de un 15% de parlamentarios del PSOE se mostraban contrarios a considerar el aborto como un derecho. Y también estamos observando que muchas mujeres políticas, al ser madres, cambian su percepción hacia el aborto.
–¿Cuáles son los próximo objetivos como presidente de Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida?
–Tenemos representación parlamentaria en 40 países. Asociaciones como la de España solo hay en México y Paraguay, pero pronto se constituirán otras. En Polonia se está llevando a cabo una labor ingente a favor de la vida humana. Mi papel es coordinar las acciones que se llevan a cabo a nivel mundial, promover políticas a favor de la vida y frenar con argumentos razonados las acciones en contra de la vida. No tenemos todavía personalidad jurídica pero queremos entrar en Naciones Unidas. Estos últimos 20 años, las personas pro-aborto han trabajado muy fuerte y han conseguido cotas de poder que tampoco se corresponde con el apoyo que tienen en la sociedad. Nosotros debemos trabajar más y mejor que ellas.
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase