martes, 4 de mayo de 2010

El Santo Padre y el Santo Sudario en Turín

El Santo Sudario de Turín.
Del Santo Padre en su Viaje a Turín:
Benedicto XVI desvela el valor de la Sábana Santa
Corresponde con la narración de la pasión y muerte de Jesús en los Evangelios

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 3 de mayo de 2010 (ZENIT.org).- La visita de Benedicto XVI a Turín, este domingo, ha servido para que los cristianos comprendan mejor el valor que tiene la Sábana Santa.

El pontífice no utilizó el término "reliquia", sino que en su meditación ante el sudario habló de "icono escrito con la sangre", "que corresponde totalmente con lo que nos dicen los Evangelios sobre Jesús".
leer más:
 De la Homilía del Santo Padre en Turín
 ante la Sábana Santa.
"Se puede decir que la Sábana Santa es el icono de este misterio, icono del Sábado Santo. De hecho, es una tela de sepulcro, que ha envuelto el cuerpo de un hombre crucificado, y que corresponde en todo a lo que nos dicen los Evangelios sobre Jesús, quien crucificado hacia mediodía, expiró a eso de las tres de la tarde. Al caer la noche, dado que era la Parasceve, es decir, la vigilia del sábado solemne de Pascua, José de Arimatea, un rico y autorizado miembro del Sanedrín, pidió valientemente a Poncio Pilato que le permitiera sepultar a Jesús en su sepulcro nuevo, que había excavado en la roca a poca distancia del Gólgota. Tras alcanzar el permiso, compró una sábana y, tras la deposición del cuerpo de Jesús de la cruz, lo envolvió con aquel lienzo y lo puso en aquella tumba (Cf. Marcos 15,42-46). Es lo que refiere el Evangelio de Marcos y con él concuerdan los demás evangelistas. Desde ese momento, Jesús permaneció en el sepulcro hasta el alba del día después del sábado, y la Sábana de Turín nos ofrece la imagen de cómo era su cuerpo en la tumba durante ese tiempo, que cronológicamente fue breve (en torno a un día y medio), pero con un valor y un significado inmenso e infinito".
leer más:
http://www.zenit.org/article-35198?l=spanish
Espero que sea de vuestro agrado.
Franja.
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase