domingo, 9 de enero de 2011

Etsuro Sotoo Escultor de la Sagrada Familia de Barcelona.

 Entrevista interesante
 para católicos no practicantes.
Etsuro Sotoo, Escultor de la Sagrada Familia de Barcelona.
Etsuro Sotoo, escultor-jefe de la Sagrada Familia:
 “Al futuro no nos llevará la ciencia, sino la fe”  
* "No somos nosotros quienes decidimos dónde nos colocamos, es Dios quien nos coloca. Dios es el gran arquitecto sagrado. Gaudí dijo que no hay nada ni nadie inútiles, sólo hay que saber dónde colocarlos"

* "Sin saber nada y sin obligarla a nada, mi mujer empezó a recibir catequesis y se ha convertido al catolicismo hace unos dos años. Era una budista muy fuerte. Cuando nuestra hija tenía siete años fue bautizada. Estoy muy contento porque a partir de Gaudí he visto la Verdad, la fe y el amor"

* En la Sagrada Familia de Barcelona "lo que hay es vida eterna. Llevo 32 años aquí y todavía descubro cosas nuevas. Gaudí dijo que aquí estaba la respuesta a las preguntas de cada uno. Mirando a la Sagrada Familia encontrarán alguna pista para hallar el Camino. La Sagrada Familia es un gran libro. Ojalá que lean todas las páginas y, si no es así, que al menos lean bien alguna de ellas"
Etsuro Sotoo Escultor 
24 de diciembre de 2010.-
Etsuro Sotoo nació en 1953 en Fukuoka, Japón. Trabajaba como profesor de arte en la Universidad de Kioto cuando decidió tomarse un año sabático para viajar por Europa,  estudiar los “orígenes de la piedra” y trabajar como restaurador en Alemania.

Al visitar Barcelona y conocer la Sagrada Familia se quedó prendado de la obra maestra de Gaudí. Sin apenas hablar español, pidió a los responsables de la construcción del templo que le permitieran “picar piedra”. Este japonés ha trabajado en las figuras de los ángeles músicos, la decoración frutal de los pináculos de las torres o la fachada del Nacimiento.

Lo que iban a ser unos meses de trabajo en la Sagrada Familia se han convertido en más de 30 años. Mirar donde miraba Gaudí le condujo a Dios y le permitió entender el sentido de la obra del arquitecto. Asegura que detrás de las piedras hay vida eterna.
Etsuro Sotoo, escultor
(Ángeles Conde / Revista Misión) - 
¿Qué le fascina más de su trabajo?

- Todo me ha fascinado. Éste es el trabajo más bello que existe. Para un japonés, es además un milagro. El día a día es lo más fascinante.


- Ha explicado en alguna ocasión que la Sagrada Familia busca construir al hombre. ¿Ha sido ése su caso?


- La vida es dura, no es sólo dulce. Si no se sufre, no hay ocasión de encontrar la verdad. El trabajo también es duro. El cumplimiento del trabajo me ha obligado a buscar la verdad. Al dedicarme al templo de la Sagrada Familia se ha removido mi vida.


- Santa Teresa de Jesús decía que Dios anda entre los pucheros, ¿también entre las piedras?


- Somos piedras. Aunque tenemos carne y hueso, y son muy frágiles, somos piedras. Se lo diré con un ejemplo. Todo el mundo quiere ser rico, famoso, llevar una buena vida; pero desde arriba, desde Dios, las personas parecen un grano de arena. Puede haber un señor del que la gente piense que es insignificante pero que sea buena persona y que, a pesar de su debilidad, intente ayudar a los demás con su sabiduría. Este señor no es rico, pero es un gran bloque de piedra para construir una auténtica catedral para Dios. Somos piedras. No se puede usar una piedra arenisca muy débil para pilares, altares o lugares importantes. Cada piedra tiene su función, cada una tiene su sitio. No somos nosotros quienes decidimos dónde nos colocamos, es Dios quien nos coloca. Dios es el gran arquitecto sagrado. Gaudí dijo que no hay nada ni nadie inútiles, sólo hay que saber dónde colocarlos.
Etsuro Sotoo, Escultor 
- Usted se convirtió al catolicismo, ¿también su familia?


- Sí. Sin saber nada y sin obligarla a nada, mi mujer empezó a recibir catequesis y se ha convertido al catolicismo hace unos dos años. Era una budista muy fuerte. Cuando nuestra hija tenía siete años fue bautizada. Estoy muy contento porque a partir de Gaudí he visto la Verdad, la fe y el amor.


- Ora et labora. ¿Cómo combina usted oración y trabajo?


- No sólo arrodillado rezo, también quitando piedra. El escultor, el picapedrero que quiere que salga bien su obra, entrega toda el alma. Es la forma de rezar que tiene.


- Usted ha propuesto en alguna ocasión que la Sagrada Familia sea la catedral de Europa.


- La Sagrada Familia se está construyendo y Europa también. Las dos se están construyendo, entonces, ¿por qué no unirlas? Es la providencia de Dios.
Etsuro Sotoo, Escultor 
- Desde los ojos de un europeo de adopción, ¿cree que Europa sigue siendo católica?, ¿y España?


- Ambas tienen síntomas de pérdida de fe. Civilización y cultura son dos realidades diferentes. La cultura está sufriendo la globalización. La civilización se puede unir y convertirse en una sola. Pero si la cultura se convierte en una, se muere. Hay que mantener la cultura de cada pueblo y de la familia. Se trata de mantener las raíces, y las raíces de Europa son cristianas. No en vano, su bandera son doce estrellas y proviene de la Virgen.


- ¿Qué debemos aprender de Gaudí?


- A mirar el origen. Él nunca pierde el origen y ese origen está en lo más alto.


- “La sabiduría necesita de una esencia que es la fe”. Ésta es una de sus frases. Fe y razón, técnica y arte, no se contraponen. ¿Es éste es otro de los mensajes de la obra de Gaudí?


- Gaudí será el primer santo de fe y ciencia unidas. Sin fe no existe ciencia, ni existiríamos nosotros. Primero está el amor y después la ciencia. Al futuro no nos llevará la ciencia, sino la fe. Fe y razón no se contraponen.
Etsuro Sotoo, escultor
- ¿Cómo es capaz, después de tantos años, de plasmar la obra del arquitecto y artista?


- Si quieres entender a Gaudí no hay que mirar a Gaudí sino donde mira Gaudí. Él nos indica dónde tenemos que ir y cómo tenemos que ir. Eso me posibilita plasmar sus ideas.


- ¿No preferiría trabajar siguiendo sus propias ideas?


- Se cree que un artista no puede meterse en la obra de otro. Es un pensamiento moderno. El ser humano busca sobrevivir, pero si no aprende a convivir, no se sobrevive. El individualismo no sirve para hallar nada grande. Lo realmente grande es formar parte de las cosas.


- Muchos han hecho aportaciones personales al estilo del templo ¿puede haberse perdido la fidelidad a la obra proyectada por Gaudí?


- Gaudí no pide nada más que cada uno aporte su sacrificio y amor. Cada uno traerá sus ideas, pero sin olvidar el sacrificio y el amor. Aportando esto, Gaudí estaría contento.


- ¿Qué ha supuesto para usted la visita del Papa?


- Ha sido un milagro que se nos ha regalado. Todos los trabajadores de la Sagrada Familia, desde los altos cargos a los obreros, sentimos que hemos vivido un gran milagro. Cuando el Papa rezó el Ángelus y toda la gente le arropó. Su cara se volvió tan dulce. Me contagió su felicidad.
Etsuro Sotoo, Escultor
- ¿Qué ha cambiado tras la visita de Benedicto XVI?


- El templo es diferente. Hasta ahora habíamos luchado para que todo el mundo entendiera a Gaudí y la importancia de la Sagrada Familia. Gracias al Papa, ahora todo el mundo lo entiende. Hasta ahora, no había visto nunca santiguarse o hacer la genuflexión a los visitantes al entrar, como hacen ahora. En esta visita y con su discurso, Benedicto xvi ha expresado aquello que no podemos explicar. Agradecemos mucho sus palabras.


- ¿Qué les pediría a quienes visitan la Sagrada Familia?


- Invito a ver qué hay detrás de las piedras. Lo que hay es vida eterna. Llevo 32 años aquí y todavía descubro cosas nuevas. Gaudí dijo que aquí estaba la respuesta a las preguntas de cada uno. Mirando a la Sagrada Familia encontrarán alguna pista para hallar el Camino. La Sagrada Familia es un gran libro. Ojalá que lean todas las páginas y, si no es así, que al menos lean bien alguna de ellas.
A golpe de cincel
Etsuro Sotoo, Escultor 
¤ Su mujer es pianista. ¿Cuál es su pieza musical favorita de las que interpreta su esposa?


- Me gusta cuando toca algo de Albéniz. Ella no sólo es pianista, sino una gran pianista


¤ Lo que más echa de menos de Oriente.


- El agua termal Onsen. Mientras se contempla el paisaje, oyendo el sonido de Dios, la naturaleza.


¤ Lo que más le ha enamorado de Occidente.


- La luz del Mediterráneo.
Etsuro Sotoo, escultor
¤ La escultura en la que más corazón ha puesto.


- Mi hija de 23 años, Yuki. Su nombre significa “única en el mundo” y “buena esperanza”.


¤ De todas las personas que ha conocido, ¿quién le ha impresionado más?


- He tenido la suerte de conocer a grandes personajes. Diría que Miró y Chillida, que con humildad se reconocieron hijos de Gaudí.


¤ Cualidades que no deben faltar a un escultor.


- La fe e intentar hacerlo bien.


¤ ¿Qué obra de la historia del arte le hubiese gustado esculpir?


- Desde pequeño, siempre he querido hacer lo mismo que hizo un sacerdote budista del siglo XVII llamado Enku. De un trozo de madera podrido era capaz de extraer arte.
enlace:
http://www.caminocatolico.org/web/index.php?option=com_content&task=view&id=2004&Itemid=43
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase