viernes, 14 de marzo de 2014

Oración para el Segundo Domingo de Cuaresma

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona



¡QUÉ SALGA, SEÑOR!
De la cobardía que apaga tu voz
De la espiritualidad, débil y cómoda,
que me hace olvidar lo que ocurre a mi alrededor.

¡QUÉ SALGA, SEÑOR!
Del llano que me agarra y no me deja verte
De la tierra que me seduce y  me conduce
De los problemas que no me dejan
descubrir la gran lección de tu cruz.

¡QUÉ SALGA, SEÑOR!
Pues, cuando me encierro en mí mismo,
veo que algo no funciona en mí.
Que me falta aire para respirar
Que los horizontes desaparecen de mi vista
Que, la ilusión y la fe, disminuyen por momentos.

¡QUÉ SALGA, SEÑOR!
Pero, para ello, como a Pedro, Santiago y Juan
llévame contigo:
para que disfrute de tu presencia
para que escuche tu Palabra
para que sepa lo que me espera,
por el hecho de ser tu amigo y compañero.

¡QUÉ SALGA, SEÑOR!
Que no me quede bajo las bóvedas
de un mundo fácil que todo lo contamina
que todo lo desvirtúa
que todo lo confunde
que todo lo frivoliza.

¡QUÉ SALGA, SEÑOR!
Que no me pierda, ni un solo Domingo,
este momento de paz y de gracia
de amor y de Palabra
de presencia y de perdón
que es la Eucaristía.

¡QUÉ SALGA, SEÑOR!

Padre Javier Léoz
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase