jueves, 31 de marzo de 2011

Sacerdotes españoles en Rusia


Instantáneas de Alejandro Burgos 
en sus labores pastorales
 en San Pertersburgo
"Los rusos son un pueblo que saben querer,
 que saben amar"
Alejandro burgos, un vallisoletano
 que cambió su tierra para hacerse ruso con los rusos
"El ortodoxo es un cristianismo hermoso
 que evangeliza a través de la belleza"
*************
Manuel Robles, 30 de marzo de 2011 a las 17:42
 "Algunos sacerdotes ortodoxos dicen que los católicos
 son herejes y se van a ir al infierno"
(Manuel Robles).- Alejandro Burgos es un cura vallisoletano, estudió Filología Hispánica y es licenciado en Teología dogmática por la Universidad Santa Cruz de Roma. Lo mandaron de cura a Bercero, luego a Mucientes, a Fuensaldaña y a Aldeamayor de San Martín, también estuvo en la Notaría del Arzobispado de Valladolid y atendiendo a las monjas Concepcionistas de Fuentesaldaña. El siempre tenía el ojo echado a ese gran país que es Rusia, y un bien día, se decidió a ir y a gastar su vida con el pueblo ruso.
Le gusta el cine, ha visto hace poco "Prueba de fuego", la literatura y releer la biografía del cura de Ars. Sigue siendo fiel a su equipo de siempre, el Valladolid, pero también sigue al Zenit de San Petersburgo. No le gusta hacer ruido, pero en él se ha cumplido lo que dice un refrán ruso, "cuanto menos ruido haces más lejos llegas".


-¿Por qué te fuiste a Rusia de misionero?


-En el fondo puede decirse que ser misionero en Rusia es mi vocación. Supongo que aquí estaré toda mi vida, aunque nunca se sabe. Lo de la vocación es algo así como casarse. Hay muchos pasos pequeños que te van dando a conocer a la otra persona. En mi caso desde niño la Virgen de Fátima ha tenido influencias decisivas en mi vida. Después en el Seminario nos aconsejaban escoger un país y dedicarle algo de tiempo y yo escogí Rusia. Luego me invitaron a ir a la URSS desde Secretaria de Estado del Vaticano y con mi Arzobispo D. Jose Delicado durante bastante tiempo realizamos el discerniminento adecuado para procurar hacer lo que Dios qusiera... En fin, que llega un momento en el que uno llega a pensar que colaborar en la evangelización de Rusia es lo que tengo que hacer en esta vida. Como el enamorado se da cuenta de que es con esa persona con la que tiene que compartir su existencia. Y entonces uno se dedica a hacer lo que le parece que Dios quiere, en mi caso venir a Rusia.


-¿Qué hace un cura como tú en Rusia, un día cualquiera?


-Me levanto y después de rezar comienza la vida interesante, por ejemplo, ayer: oración, catequesis para las catequistas, entierro a 75 km, comida, cosas diversas de la editorial que dirijo, del centro de preescolar, breviario, alguien con problemas muy graves en casa por culpa del alcoholismo, miro con el pintor un cuadro de San Pedro que esta pintando en la parroquia, rosario, SANTA MISA!!!!!, oración, catequesis para gente que quiere hacerse católica, cena, facebook, blog, estudio de cosas del catolicismo ruso, leo los deportes y las noticias de la Iglesia. Examen de conciencia. Mas breviario y... a dormir.


-¿Qué es lo que más te llama la atención de Rusia?


-Rusia es siempre excesiva. Para lo bueno y para lo malo. Lo único que no puede pasarte aquí es que te aburras. Hay que decir, además, que los rusos saben querer, saben amar. Una parroquiana me decía uno de estos días: con el corazón y la fe católica los rusos podemos hacer grandes cosas.


-¿Cómo se llama la ciudad donde vives, a cuantos kilómetros estás de Moscú?


-Yo vivo en Tsarskoe Selo, una ciudad integrada en el mismo San Petersburgo. Una parte de esta ciudad es hermosísima, se puede decir sin exagerar que sus palacios y parques son de los mejores del mundo. Tiene una zona muy gris, sin color, que fue la que hicieron los comunistas. Pero, poco a poco, va mejorando, recuperando la luz y alegrando un poco la cara.


-¿Cómo es el catolicismo de Rusia?


-El catolicismo ruso es doctrinalmente muy fiel. Es un catolicismo joven, que esta buscando su camino. Se podría decir que es un catolicismo un poco asustado, porque siente que poca gente desea su crecimiento. Necesita muchísimo la ayuda de toda la Iglesia Católica, que a mi entender todavía no se ha dado cuenta, que no puede olvidarse de la evangelización de Rusia. Porque si la evangelización se deja en manos de los ortodoxos será demasiado lenta, si es que se consigue hacer. Sin embargo, si la Iglesia apoya a los católicos rusos, no es improbable que dentro de algunos años estos católicos apoyen a la Iglesia, porque los rusos son buena gente, tienen el corazon grande y aquí el virus del laicismo no ha entrado.


-¿Qué tipo de sociedad ha dejado el comunismo?


-El comunismo ha dejado una sociedad destrozada. El divorcio campea por todas partes y eso engendra una gran cantidad de sufrimiento y de desarraigo en las personas que nacen sin familia y que viven toda su vida sin familia. Hay una cierta tendencia a idolatrar la ciencia, que por otra parte no esta en su mayor esplendor. La proporción de abortos es la mayor del mundo. La ignorancia religiosa hace que la gente caiga en el recurso de las magias de poca categoría. La corrupcion y el alcoholismo son impresionantes. Todas estas cosas hacen que la vida sea muy dura. Pero los rusos siguen adelante amando con locura a su tierra, que es profundamente bella y grandiosa.


-¿Cuántos curas están contigo? 
¿Qué tareas tienen encomendadas?


-Conmigo están Otets Francisk, de la diócesis de Astorga, y Otets Ioann, de la diocesis de Toledo. Entre los tres llevamos la parroquia de San Juan Bautista en Tsarskoe Selo, que tiene incorporado el punto pastoral de Kolpino y la de Santa Teresita en Komi. El territorio de la parroquia es grande: una buena parte de San Petersburgo y ademas una comarca de la región de Leningrado de unos 100 km de longitud. Pero lo que es grande de verdad es nuestra otra parroquia en la región de Komi, al norte de los Urales, a 2000 km de San Petersburgo, que tiene las dimensiones de España. Ademas de esto Otets Francisk es el Defensor del vínculo de la Diócesis y yo llevo una editorial, una revista y un pequeño centro de preescolar.


-¿Qué clase de pastoral hacéis con los jóvenes?


-Hacemos lo que podemos. Ahora estamos intentando que funcione un grupo scout. Además hacemos campamento de verano y vamos a ir a Madrid a la JMJ. Y catequesis los domingos, intentando que sirva para el futuro: sobre la familia, la fe, medios de comunicación... Este año lo llevan Sestra Marianna y Otets Ioann y lo estan haciendo muy bien.


-¿Qué hacéis con las familias?


-Procuramos que haya familias. Nos dedicamos a intentar casarles, a utilizar todas las posibilidades de la pastoral en beneficio de nuestros parroquianos. Además, procuramos que las familias se integren en las actividades de la parroquia: coro, catequesis, cáritas, campamentos... como somos pocos, al final muchas veces los padres nos ayudan en sacar adelante lo que traemos entre manos.


-¿Cómo es el cristianismo ortodoxo?


-El cristianismo ortodoxo es oriental. Gran parte de sus ceremonias han sido pensadas para celebrarse ante el emperador de Constantinopla cuando Constantinopla era el centro cultural del mundo y luego aún mas hermoseadas por el alma rusa. Por eso son muy brillantes y sirven para que el hombre ruso, golpeado por la vida, pueda descansar su gran corazón en un lugar lo mas parecido posible al paraíso. Es un cristianismo hermoso que evangeliza a través de la belleza. Sin embargo, tiene algunos defectos. El mayor de ellos, a mi juicio, es el nacionalismo, un defecto profundo, muy poco del gusto de Jesús. Además es inmovilista y tiene poca precisión doctrinal.


-¿Cómo son las relaciones Iglesia católica-Iglesia ortodoxa, desde tu punto de vista?


-No son malas, pero deben mejorar. Nosotros tenemos suerte y nos llevamos bien con los sacerdotes ortodoxos de alrededor. Algunos son realmente muy amables y muy buenos sacerdotes. A otros no les va tan bien y tienen de vecinos a sacerdotes ortodoxos que dicen que los católicos son herejes y se van a ir al infierno y cosas por el estilo, que no son nada agradables.
http://www.periodistadigital.com/religion/mundo/2011/03/30/vallisoletano-rusos-rusia-iglesia-religion-san-peterburgo-alejandro-burgos.shtml#inicioComentarios
*************
Imágenes de su labor y visitas
Con el Obispo de la Diócesis de S. Petersburgo
El Prelado del Opus Dei les visitó 
y pasó unos días con ellos
Iglesia Rusas
El Papa, Juan-Pablo II les bendice
Despedida del Prelado del Opus Dei
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase