domingo, 22 de enero de 2012

El Sentido común. El menos común de los sentidos hasta la fecha

Santa Maria de Baiona diócesis tuy- vigo blogspot.com
Sentido común
La inteligencia y el sentido común se abren paso con pocos artificios.
Goethe (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán.

Ese precioso y necesario don del sentido común, que es el menos común de los sentidos.
Ramón Gómez de la Serna (1891-1963) Escritor español. Autor de Greguerías.


Todo el mundo recibe tanta información durante todo el día que pierde su sentido común.
Gertrude Stein (1874-1946) Escritora y poetisa estadounidense.



Para triunfar es necesario, más que nada, tener sentido común.
Napoleón I (1769-1821) Napoleón Bonaparte. Emperador francés.

Creer en el sentido común es la primer falta de sentido común.
Eugene O'Neill (1888-1953) Dramaturgo estadounidense.

El sentido común no es nada común.
Voltaire (1694-1778) Filósofo y escritor francés.

Hay gentes tan llenas de sentido común, que no les queda el más pequeño rincón para el sentido propio.
Miguel de Unamuno (1864-1936) Filósofo y escritor español.


Es más fácil ser genial que tener sentido común.
Jacinto Benavente (1866-1954) Dramaturgo español.

Existe gente que está tan llena de sentido común que no le queda el más pequeño rincón para el sentido propio.
Miguel de Unamuno (1864-1936) Filósofo y escritor español.


El sentido común es el instinto de la verdad.
Max Jacobs (1876-1944) Escritor francés.




El sentido común es lo que la gente piensa a nivel general sobre un tema en particular. Es un acuerdo natural de las personas sobre algo. Se entiende como una creencia que la gente considera prudente sobre un tema o situación, sin necesidad de que esa información esté comprobada científicamente o que sea parte de un conocimiento esotérico; lo único que importa en este caso es que la mayoría de las personas lo creen o lo tienen en “común”.

Un factor importante relacionado con el sentido común es la experiencia que cada persona ha tenido en el transcurso de su vida. Muchas de esas experiencias resultan en algo positivo en la mayoría de las personas, por lo que, según el conocimiento que se adquiriere en base a esas experiencias, se establecen creencias que a nivel popular son de buen juicio. De hecho, muchas de las cosas que se creen como correctas, vienen desde generaciones pasadas, en tiempos anteriores, en los cuales, por la experiencia de otros, se establecieron cosas como buenas o prudentes y han perdurado con el tiempo.

filósofos...sin sentido común

Los filósofos han estado activamente tratando de encontrar un significado al sentido común. Aristóteles afirmó que el sentido común proporciona un lugar en donde todos los sentidos se juntan y en el cual se procesan las informaciones entregadas por dichos sentidos; el resultado estaría disponible mediante la conciencia. Según lo anterior, el sentido común sería parte del organismo de cada ser humano y por lo tanto diferente en cada uno, debido a que las personas viven distintas experiencias y clasifican o interpretan las sensaciones de maneras particulares. John Locke propone algo similar al decir que el sentido común es el algo que hace que varias sensaciones se procesen y resulten como una sola impresión.

Según algunas religiones, el sentido común vendría a ser la llamada conciencia. Esta última explicada como la Luz de Cristo o Espíritu, que sería entregado a cada ser humano como un medio para sentir qué está bien y qué esta mal. Cada persona la tendría y según sus sentimientos al hacer una acción sabría si está haciendo algo correcto.

A pesar de todas las definiciones que se le han tratado de dar, el sentido común es un tema difícil de definir de una sola manera y se podría evitar el concepto a nivel de filósofos u otros estudiosos; sin embargo, a pesar de eso, el tema es muy utilizado y muchos se refieren a él. Algunos temas que se han relacionado con el sentido común son las intuiciones, el buen sentido, el lenguaje común y los axiomas, entre otros. Por otro lado es interesante la frase popular, que grafica el hecho de las diferencias entre personas y sociedades, más allá de lo que se sospecha: "El sentido común, no es tan común".

¿Qué pasaría si la gente en vez de tantas discusiones, se pusieran a estudiar los mandamientos de la Ley de Dios?. ¿No se formaría una conciencia -la más viable- para que "el sentido común" fuera el más común de los sentidos?



Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase