viernes, 17 de febrero de 2012

PAPÁ, ¿CUÁNTO GANAS POR HORA?"


A veces los niños se encuentran solos, 
porque los padres no les ven durante la semana
 y les dedican muy poco de su tiempo. 
Este niño de la anécdota reacciona así, 
para que su padre le dedique 
un poco de más atención. 
Este Power-point que he recibido lo he aprovechado
 para haceros llegar su escrito.
Al final encontré un vídeo con otra versión literaria.
Franja.
"En el amor no puede haber exigencias ni chantajes."
A. de Mello
"PAPA, ¿CUÁNTO GANAS POR HORA?"
Con voz tímida y ojos llenos de expectativa, 
el pequeño hijo recibió a su padre
 al volver éste del trabajo y le preguntó:
-"Papa, ¿cuánto ganas por hora?"  
El Padre con gesto severo le respondió:
-"Oye, hijo esas cosas ni a tu madre se las digo y ya no me molestes que vengo muy cansado del trabajo".
Pero el niño insistió:
- "Pero papa, dime por favor, cuánto ganas por hora".
La reacción del Padre fue menos severa y respondió:
- "Gano solamente cincuenta euros por hora".
El niño volvió a preguntar:
- "Papa, ¿me puedes prestar veinte euros?"
El Padre se enojó y con mucha brusquedad le dijo:
- ¡Así que esa es la razón de saber cuánto gano por hora!.  " Vete, ya deberías de estar durmiendo y no molestándome, niño egoísta!"
Un poco después, el padre reflexionó sobre lo acontecido, se sentía culpable y no podía ver su programa de televisión tranquilo.
El padre pensaba que quizás su hijo quería el dinero para comprar algo de mucho interés para él, por lo que queriendo descargar su conciencia se levantó del sofá y fue hacia el cuarto del pequeño niño y en voz muy baja le preguntó:
- "¿Duermes hijito?"
- No papa respondió el pequeño.
- "Escucha hijo, aquí tienes los veinte euros que me pediste.
- "¡Gracias papa!" dijo el niño metiendo sus manitas debajo de la almohada y sacando otros treinta euros.
Entonces le dijo:
- "¡Papa ahora sí estoy muy feliz ya completé cincuenta euros!"
"Bien hijo, ahora dime, ¿para qué quieres esos cincuenta euros?
- "PAPA ¿ME PODRÍAS VENDER UNA HORA DE TU TIEMPO?”

 Autor Desconocido
Padres, que leéis esta entrada:
¿Cuánto tiempo de intimidad y conversación
 dedicáis a vuestros hijos, sin pasarles factura?
Trabajáis mucho, si...
pero ellos necesitan de vuestro tiempo 
para crecer, querer, y sentirse atendidos, 
escuchados y amados.
Franja.
Un vídeo interesante: 
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase