sábado, 21 de abril de 2012

Solemne adiós a monseñor José Cerviño Cerviño


Solemne adiós a monseñor José Cerviño Cerviño
Los restos del obispo emérito de Tui-Vigo 
descansan en la capilla del Santísimo, de la Catedral tudense
Arzobispos, obispos y sacerdotes
 arropan el féretro de monseñor Cerviño 
durante el funeral en la catedral de Tui. // Marta G. Brea
El funeral por el fallecimiento del obispo emérito de Tui-Vigo, monseñor José Cerviño Cerviño, llenó ayer la catedral de Tui. El afecto al anciano prelado se manifestó con la presencia de su familia, cuatro arzobispos, seis obispos y 122 sacerdotes, además de cargos políticos, civiles y militares, representantes de congregaciones, órdenes e institutos religiosos y numerosos fieles que dieron su adiós a un obispo que se caracterizó por su sencillez y cercanía en los veinte años que ejerció como titular de la diócesis y, posteriormente, como emérito, siempre con alma joven.
Foto oficial de Mons. Cerviño Obispo de Tuy-Vigo 
EVA GONZÁLEZ - TUI. El funeral en la catedral de Tui por el alma del obispo emérito de la diócesis de Tui-Vigo, José Cerviño Cerviño, que falleció el pasado miércoles a los 91 años de edad, fue una evidente muestra pública de afecto y gratitud, con asistencia de cuatro arzobispos, seis obispos y 122 sacerdotes que ocuparon el presbiterio y parte de un lateral del templo abarrotado de fieles y de representantes de órdenes, congregaciones e institutos religiosos de la diócesis.
El Papa Juan Pablo II con Mons Cerviño y a su lado Mons Bua,
que en este momento de poner esta entrada en el blog,
llega la noticia de la muerte de Mons. Bua,
que llevaba muchos años enfermo
 en la misma residencia sacerdotal de Vigo.
La familia estuvo arropada y pudo escuchar del arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, que presidió la eucaristía, palabras que dibujaron la entidad humana del fallecido. "Inmerso en las necesidades e inquietudes de sus diocesanos, manifestó un corazón de pastor (….) Fue un hombre de afectos silenciosos. Nada humano le era ajeno como así lo demostró en su ministerio sacerdotal en la diócesis de Santiago y en el ministerio episcopal realizado en la iglesia compostelana y en la de Tui-Vigo".
En la primera fila estuvieron el alcalde de Tui, Moisés Rodríguez; el conselleiro de Presidencia Alfonso Rueda Valenzuela; el subdelegado del Gobierno, Antonio Coello; concejales de los Concellos de Tui y Vigo; otros cargos políticos, civiles y militares.
Monseñor Julián Barrio se dirigió a todos para decir que "don José nos quería y sabía que le queríamos. Con humildad y sencillez supo poner sus talentos al servicio de la transmisión de la fe y la vivió manifestando en todo momento su caridad pastoral, con la cercanía fraterna de quien lo da todo aparentando no dar nada, siendo maestro de fe y testigo del mensaje de Jesús. Cerviño, más allá de los años, vivió siempre con un alma joven, porque tuvo a Cristo como ideal y se dio a él totalmente", afirmó.
En el presbiterio, el féretro se cubrió con distintos ornamentos y se colocaron encima los símbolos episcopales de la mitra y el báculo, y una Biblia.
Sus restos mortales llevados a hombros por los sacerdotes
 a la Capilla del Sagrario de la Catedral
 para depositarlos allí en un lugar reservado para él.
clic para ver las fotos:
http://snack.to/pz9qbl89
El acto estuvo presidido por el arzobispo de Santiago, y contó con la asistencia, entre otros, de los arzobispos de Valladolid, Ricardo Blázquez; el emérito de Valladolid, José Delicado Baeza, que fue obispo de Tui desde 1969 a 1974; y el arzobispo de Tánger, Santiago Agredo, franciscano y gran amigo del fallecido desde la juventud. Concelebraron junto con canónigos, arzobispos y clero diocesano los obispos de Tui, Luis Quinteiro Fiuza; el emérito de Tui-Vigo, José Diéguez Reboredo; de Lugo, Alfonso Carrasco; de Ourense, José Leonardo Lemos; de Mondoñedo, Manuel Sánchez Monge, y el de Astorga, Camilo Lorenzo.
El féretro fue conducido a hombros por seis sacerdotes hasta la capilla del Santísimo. Se enterró en el lugar ya preparado para ello, situado en el arcosolio donde estaba colocada la imagen de la Virgen del Rosario, con lo que se cumplieron los deseos expresados en vida por monseñor Cerviño, cuyos restos se velaron en Tui desde el jueves, hasta el inicio del funeral, una multitudinaria despedida.
Foto de Mons. Cerviño jubilado y en plena forma todavía.
Una de las últimas fotos de Mons. Cerviño
en una celebración con Mons. D. Luis Quinteiro Fiuza,
 actual Obispo de Tuy-Vigo
Pidamos al Señor 
que reciba a D. José en su presencia 
y le de un gran premio por sus muchos años
 al servicio de la Santa Iglesia.
Franja
Para ver las fotos de la despedida:
http://snack.to/pz9qbl89
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase