jueves, 17 de julio de 2014

Dos Mares LAGO DE TIBERÍADES y El MAR MUERTO

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Dos Mares

Dos Mares

Mar de Galilea Mar Muerto Palestina Río Jordán En Palestina hay dos mares interiores unidos por el Río Jordán

El MAR DE GALILEA, también llamado LAGO DE TIBERÍADES y El MAR MUERTO


Uno es dulce y en sus aguas abundan los peces; lo rodean prados, bosques y hermosos jardines... En sus playas los niños juegan en grupos, como jugaban cuando Jesús estaba allí.

Jesús amaba este mar. En sus orillas, muchas veces predicó sus parábolas e hizo sus signos.


Forman este mar las cristalinas aguas de un brazo del Jordán, que descienden saltando de los cerros.

El Jordán atraviesa el Mar de Galilea y, tras un recorrido de más de cien km, desemboca al sur en otro mar.


Una atmósfera densa navega sobre las aguas de ese mar Allí no hay movimiento de peces, ni susurro de hojas, ni canto de pájaros, ni sonrisas infantiles.

¿A qué se debe esta enorme diferencia entre dos mares vecinos? No se debe al río Jordán; porque el agua que lanza, tanto en uno como en el otro mar, es muy buena. Tampoco se debe al suelo que les sirve de cama, ni a las tierras que lo circundan.


La diferencia se debe a que el mar de Galilea recibe las aguas del río Jordán, pero no las retiene ni las conserva en su poder.
Por cada gota que entra, sale una gota. Recibe y da.


El otro mar retiene todo lo que recibe Y lo retiene hasta que el sol lo evapora, abandonando allí sales y sedimentos


La naturaleza nos habla: El mar de Galilea da y vive. El otro mar no da nada, se le conoce por el Mar Muerto. Fuentes del Jordán

“ y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.” Hechos 20: 35

“ 38 Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.” Lucas 6:38

En realidad el secreto de la prosperidad y de ser feliz es:“Dad y se os dara” en todos los aspectos de la vida; Amor, Amistad, Dinero Etc. Solo cosecharás lo que siembres. Si meditas un poco, ahora mismo tienes lo que has sembrado; si te agrada sigue por alli y si no? Entonces, cambia la semilla. Dios te bendiga!

Puedes comenzar compartiendo ésta hermosa presentación y compartiendo así ésta sana reflexión con todos tus amigos y conocidos

Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase