sábado, 6 de febrero de 2016

CUARESMA FELIZ, FELIZ CUARESMA 2016

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Día 10 de febrero

COMIENZA EL

MIÉRCOLES DE CENIZA

CUARESMA FELIZ -2015
FELIZ CUARESMA-2015



CUARESMA FELIZ

FELIZ CUARESMA

2016


Por José María Maruri, SJ
1.- Comenzaremos la Cuaresma. Un camino hacia la Resurrección. Un camino al encuentro del Señor, que el Jueves Santo nos deja “su Mandamiento”: amaros como yo os he amado

Y el Viernes Santo nos enseña su propia muerte “cómo Él nos ha amado hasta dar la vida. Y es el Padre Dios, quien resucitando al Señor Jesús, nos dice que Él refrenda ese mandamiento y esa muerte por amor.

El Santo Padre, Francisco, en la imposición de la ceniza, 
la recibe él en primer lugar.

2.- Al recibir la ceniza nos van a decir: “conviértete y cree en el Evangelio”. Conviértete al amor y cree en esa doctrina de amor que Jesús nos enseñó y el Padre refrenda.

--Vamos a reencaminar nuestras vidas por el camino de la frugalidad, austeridad, recortar gastos inútiles. Pero con un fin: podemos ayudar más a los demás.

--Vamos a recortar nuestro tiempo para tener más tiempo a los demás.
--Vamos a dar y darnos: dar cariño, alegría, oídos, compasión, compañía, ayuda económica al que la necesita.

3.- Este es nuestro ayuno, que según Isaías, Dios quiere de nosotros. Y así nuestra Cuaresma será feliz, porque es más feliz el que da que el que recibe.

 

 En la misa, después del Evangelio y la homilía, se bendice e impone la ceniza de los ramos bendecidos el año anterior. La imposición de las cenizas recuerda que la vida en la tierra es pasajera y que la vida definitiva se encuentra en el Cielo.


(Fue la última imposición de la ceniza al Papa Benedicto XVI como Santo Padre, Obispo de Roma. Pidamos en nuestras oraciones, que la Santísima Virgen le acompañe en los más difíciles días de su vida. Franja).

Las palabras que se usan para la imposición de cenizas, son:

“Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás"

 o  “Arrepiéntete y cree en el Evangelio”.



Ese día, (el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo), la Iglesia pide a los fieles realizar ayuno (hacer una sola comida fuerte en el día) y abstinencia (no comer carne). 

La abstinencia obliga a partir de los 14 años hasta el final de los días, y el ayuno desde los 18 hasta los 59 años cumplidos, que son los 60 incoados. 

Además, todos los viernes de este tiempo, que se extenderá por 40 días, los fieles son invitados a la abstinencia de comer carne, pero pueden realizar además-añadir-, cualquier otro sacrificio penitencial, como privarse de fumar, de comer dulces o de  desarrollar otra actividad placentera, en ofrecimiento al Señor. 

La oración en este tiempo es importante, ya que ayuda a estar más cerca de Dios.


La Cuaresma es el tiempo litúrgico de conversión, que marca la Iglesia para preparación a la gran fiesta de la Pascua. El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. Es un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual.
enlace de un vídeo cuaresmal
La Iglesia invita a vivir la Cuaresma como un camino hacia Jesucristo, escuchando la Palabra de Dios, orando, compartiendo con el prójimo y haciendo buenas obras.


La duración de la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia.

En ésta, se habla de los cuarenta días del diluvio, 

de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto,

de los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, 

de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, 

de los 40 días después del parto, la purificación de las mujeres de Israel, 

de los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.


Que la SANTA CUARESMA 

nos ayude a todos a crecer interiormente y que sea éste, 
el tiempo en el que nos dedicaremos con más frecuencia 
a recibir los sacramentos

 de la Confesión


 y de la Sagrada Eucaristía o Comunión

Franja
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase