miércoles, 11 de septiembre de 2013

Pensamiento de Cicerón.

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona


Si las leyes fueran constituidas por los hombres, o por las sentencias de los jueces, sería un derecho... 


matar, robar, adulterar, etcétera. 

Marco Tulio Cicerón

Esto se decía en la antigüedad en la Roma pagana, en la Roma del Derecho Romano, cuando había unas normas y principios  traducidos en leyes, que no se podían tocar.

Ahora en estos tiempos, pueden unos legisladores hacer el bien o el mal a gusto del ideario del partido turno, aunque se carguen el sentido común,  -que es ya el menos común de los sentidos-, por lo "políticamente correcto", que muchas veces es lo más políticamente incorrecto.

Ejemplos:
 Matrimonio: 
En el sentir común de toda la historia del mundo el matrimonio ha sido la unión un hombre con una mujer, lo que hace a la familia, porque con ella continuará la vida.

Pero los políticos de turno han conseguido por ley, que lo que es una  aberración de la naturaleza, el unir dos hombres o dos mujeres, darle carta de "políticamente correcto", por lo cual, lo que antes era ser un corruptor de menores, si hablaba de eso o lo enseñar eso en la escuela... Ahora merece una medalla. Y… Pobre del que se oponga y diga lo contrario!!

Derecho a la vida:
En el Derecho romano en el nasciturus era objeto de derechos y siempre fue un crimen el aborto. Ahora, lo "políticamente correcto" depende de la nueva ley, que da a la madre o al médico, por culpa de lesa ley del legislador de turno, el matar al nasciturus, como si tuviese menos categoría que las focas o las crías de cualquier animal.
Mátale un cría a un cernícalo y verás la multa que recibes por despreciar una especie protegida.

Y  como una gran paradoja, 
el seno materno se ha convertido en el lugar de más riesgo para la vida del hombre.

Pobre Cicerón si levantase la cabeza y viese el llamado progreso del hombre sin ley natural y sin tener otros deseos que satisfacer la bragueta sin límites de ninguna clase…Porque en el fondo no hay más razones que esa y la  del dinero fácil.
Que lo diga la píldora del día después  la clínica abortista, o los cohechos, mordidas, comisiones, y demás argucias de los desaprensivos de turno, protegidos por los votos de los incautos.
¿Y a eso le llaman progreso o leyes progresistas, o el fruto de un GOBIERNO DE PROGRESO?


La Historia les juzgará muy duramente.
Franja



Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase