domingo, 17 de noviembre de 2013

IV MARCHA POR LA VIDA "POR UNA VIDA SIN RECORTES".

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona
HOY, 
Día 17 de noviembre del 2013. 
En Madrid y muchas ciudades de España se han celebrado manifestaciones en favor de la vida. Desde este blog nos unimos a esa petición de ABORTO CERO, puesto que la vida humana es un don de Dios que nadie tiene derecha a matar. Tiene que desterrarse lo que está sucediendo en estos tiempos en los que los que se quieren destruir los valores que defienden la dignidad humana y por lo tanto el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural. 
Que no se diga jamás, que ...EL SENO MATERNO ES EL LUGAR DE MÁS RIESGO PARA LA VIDA DEL HOMBRE... ¡Benditas las madres que nos han cuidado con tanto esmero desde el momento en que Dios puso confianza en nuestros padres!!! Franja



IV MARCHA POR LA VIDA "POR UNA VIDA SIN RECORTES".

INFOCATÓLICA.COM

DERECHO A VIVIR RECLAMA AL GOBIERNO «PASAR A LA HISTORIA» POR PROTEGER LA VIDA HUMANA

España se ha echado a la calle esta mañana en la IV Marcha por la Vida impulsada por la plataforma Derecho a Vivir con el respaldo de más de 300 asociaciones nacionales y extranjeras. El acto central, bajo el lema «España por el Aborto Cero. Por una vida sin recortes» ha tenido lugar en Madrid, en una multitudinaria manifestación que ha transcurrido desde la Puerta del Sol hasta la Plaza de Neptuno, con el acompañamiento de más de 50 convocatorias en diferentes ciudades de España y del extranjero.
17/11/13 2:22 PM | Imprimir | Enviar
(HO/InfoCatólica) Cuando se cumplen dos años de la llegada al poder del Partido Popular con mayoría absoluta, la portavoz de la plataforma, Gádor Joya, ha animado a Mariano Rajoy «a pasar a la historia por ser un presidente ejemplar y valiente que quiso invertir en el bien más preciado de una sociedad: sus hijos», dejando a un lado «plazos, juegos de palabras, ambigüedades y cálculos».
Joya ha recordado que el Partido Popular presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley y desde entonces, se ha preguntado: «¿Qué ha cambiado para que lo único que hayamos recibido de su Gobierno sean promesas de plazos incumplidas sistemáticamente?»; «¿a qué espera el Gobierno para que en España se deje de matar a cientos de seres humanos porque están enfermos o bajo un falso conflicto de intereses?»; «¿qué necesita un Gobierno con mayoría absoluta que prometió proteger la vida humana para hacer efectiva esa promesa?».
La portavoz de la plataforma, pediatra de profesión, ha señalado que la crisis socioeconómica que vive nuestra sociedad «nos pasará factura durante varias generaciones» debido a que «hemos sufrido ya muchos recortes». Sin embargo, ha incidido en que «el único recorte que nos impedirá salir adelante es el que se aplica a cientos de miles de niños que ven recortado su derecho a vivir».
Por su parte, el presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, ha instado al Ejecutivo a que «no espere ni un minuto más» y «presente, el próximo viernes, en el próximo Consejo de Ministros,un proyecto de ley que proteja el derecho a la vida de todos los seres humanos, también la de los más pequeños».
Durante el acto de cierre de la marcha, conducido por el presentador y míster España 2007, Luis Alfonso Muñoz, se han sucedido los testimonios de familias que se han enfrentado a las dificultades de traer al mundo a hijos con enfermedades graves y que no han sucumbido a las presiones para abortarlos ni a ese axioma pro abortista según el cual, se distingue entre los enfermos por cuya vida se lucha con la ciencia médica y aquellos a los que se considera «desechables».

Cara y cruz del fracaso del aborto

También se ha proyectado el escalofriante testimonio de una mujer a la que se le practicó un aborto y acabó en el hospital con gravísimas hemorragias (testimonio que pone al descubiertoel mito del aborto seguro).
Por su parte, el doctor Jesús Poveda ha explicado el trabajo de ayuda y acompañamiento que desarrolla desde hace más de 30 años a las puertas de los establecimientos abortistas para ofrecer ayuda a las madres que se ven en trance de abortar. En concreto, se refirió a la‘Escuela de rescatadores’ que ha puesto en marcha recientemente en diferentes ciudades.

Manifiesto final

El acto ha concluido con la lectura del manifiesto de la marcha «España por el Aborto Cero. Por una vida sin recortes» en que se ha solicitado al Gobierno que «derogue la ley del aborto y promueva una legislación que proteja la vida desde el momento de su concepción», «elimine en su totalidad el supuesto del aborto eugenésico»; «acabe con el coladero del supuesto del riesgo para la salud psicológica de la mujer»; «no destine fondos públicos a iniciativas que atenten contra la vida humana en cualquiera de sus fases»; «promueva una ley integral de apoyo a la maternidad»; «cree un plan de adopción nacional ágil y eficaz» y «haga pedagogía pública contra el aborto, desarrollando para ello un plan integral en todos los ámbitos y muy especialmente en el de la sanidad y la educación».

Féretros blancos

Parte de la comitiva de la marcha ha consistido en una procesión de féretros blancos, que han simbolizado los más de 300 niños que cada día son abortados en España, cerca de 120.000 al año, con un coste para el erario público de cerca de 60 millones de euros sólo en 2011.

Sociedad civil en la pancarta

Acompañando a Gádor Joya e Ignacio Arsuaga, han encabezado la comitiva el presidente de Profesionales por la Ética, Jaime Urcelay; su secretaria general, Teresa García Noblejas; el director de Red Misión, José María Mohedano; el presidente de Médicos por la Vida, Enrique Jaureguízar; la representante de Crossroads, Úrsula Hernández; el presidente de la plataforma científica CIVICA, Nicolás Jouve de la Barreda; la presidenta de la asociación de familias numerosas de Madrid, María Menéndez; el presidente de la Fundación Madrina,Conrado Giménez; y el presidente del Grupo Provida de Madrid, Jesús Poveda, entre otros.



Intervención Gádor Joya, portavoz de Derecho a Vivir

Queridos amigos:
Hace 4 años celebramos la I Marcha por la vida. Desde entonces muchas cosas han cambiado en España. Pero desgraciadamente otras no. El derecho a la vida sigue siendo vulnerado día tras día por culpa de una ley que aprobó el gobierno socialista y, aún hoy, sigue vigente.
Por eso estamos hoy aquí, conscientes de cada uno somos la voz de los sin voz, y de que si nos conformamos con poco, conseguiremos mucho menos.
Quiero, en nombre de cada uno de vosotros, dirigirme al sr. Rajoy para preguntarle cuánto tiempo más ha de pasar para que dé un paso adelante en la protección de la vida humana.
Quiero preguntarle por qué sigue haciendo cálculos políticos, cuando el único cálculo posible es el de los 300 niños que siguen muriendo por culpa del aborto. Que murieron ayer, que mueren hoy y morirán mañana y cada día que pase sin que nadie mueva una coma de esta nefasta ley que permite acabar porque sí con la vida de un hijo incluso por razón de sexo.
¿Qué necesita un gobierno con mayoría absoluta que prometió proteger la vida humana, para hacer efectiva esa promesa?. ¿Cuántos españoles más quiere perder, cuántas mujeres más quiere que sufran a diario el drama del aborto? ¿A qué espera para que en España se deje de matar a cientos de seres humanos porque están enfermos o porque, bajo la excusa un falso conflicto de intereses que equipara derechos desiguales, se decida que pueden alterar el bienestar psicosocial de una mujer que necesita ayuda?
Su partido, sr. Rajoy, presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional contra esta ley. ¿Por qué ahora no urge tanto que se proteja el derecho a la vida del que habla el artículo 15 de nuestra constitución? ¿Qué ha cambiado en dos años para que lo único que hayamos recibido de su gobierno sean promesas de plazos incumplidos sistemáticamente?
Los españoles vivimos inmersos en una crisis socioeconómica que nos pasará factura durante varias generaciones, y queremos salir juntos de ella. Hemos sufrido ya muchos recortes en estos años, e intentaremos sobrevivir a pesar de ellos.
Pero el único recorte que nos impedirá seguir adelante es el que se le aplica a cientos de miles de niños que ven recortado su derecho a vivir.
Sr. Rajoy, su gobierno carga ya a sus espaldas demasiadas vidas rotas. Derogue ya la ley del aborto. Sin plazos, sin juegos de palabras, sin ambigüedades, sin cálculos.
España se lo agradecerá, y pasará usted a la historia por ser un presidente ejemplar y valiente que quiso invertir en el bien más preciado de una sociedad: sus hijos.

Discurso de Ignacio Arsuaga


Muchas gracias a todos los que habéis desafiado al mal tiempo…

Muchas gracias a todos los que habéis hecho este esfuerzo de salir a la calle para volver a alzar la voz a favor de los que no tienen voz, los no nacidos...
… con frío, con lluvia, con muchas otras cosas importantes que hacer…
Muchas gracias a todos los que habéis rezado por el éxito de esta IV Marcha por la Vida…
y a todos los que habéis animado a otras personas a mojarse por la vida...
Muchas gracias a los voluntarios que habéis ayudado a organizar las más de 50 convocatorias de la Marcha por la Vida en ciudades de toda España...
y en Bélgica, en Ecuador, en Méjico, en Colombia, en Costa Rica y en Argentina...
Vosotros sois la esperanza, mi esperanza.
Gracias a vosotros, una voz muy potente se ha elevado en España y en todo el mundo.
Una voz que no podrán ignorar los poderosos… Que no podrá ignorar Mariano Rajoy.
Señor Presidente: no espere un minuto más.
Presente el próximo viernes, en el próximo Consejo de Ministros, un proyecto de ley que proteja el derecho a la vida de todos los seres humanos, también la de los más pequeños.
¡Todos tenemos derecho a vivir!
Señor Rajoy: la historia se lo reconocerá. Usted será recordado como uno de los pioneros de la batalla por la abolición del aborto.
Muchas gracias a todos vosotros, los que habéis vuelto a salir a la calle para gritar: ¡Sí a la vida! ¡No al aborto!
Muchas gracias por hacer posible el aborto cero en nuestro país, en todo el mundo.
¡Que Dios os bendiga!
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase