martes, 26 de noviembre de 2013

QUÉ ES EL ADVIENTO?

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Canto para ambientar el espíritu
Sé que vendrás.
enlace.
¿QUÉ ES EL ADVIENTO?


De
Ecclesia Digital
Iglesia actualidad

1.- LA SÍNTESIS DEL ADVIENTO EN UN DECÁLOGO

1.- El Adviento es una palabra de etimología latina, que significa “venida”.

2.- El Adviento es el tiempo litúrgico compuesto por las cuatro semanas que preceden a la Navidad, como tiempo para la preparación al Nacimiento del Señor.

3.- El adviento tiene como color litúrgico al morado que significa penitencia y conversión, en este caso, transidas de esperanza ante la inminente venida del Señor.

4.- El adviento  es un periodo de tiempo privilegiado para los cristianos ya se nos invita a recordar el pasado, vivir el presente y preparar el futuro.

5.- El adviento es memoria del misterio de gracia del nacimiento de Jesucristo. Es memoria de la encarnación. Es memoria de las maravillas que Dios hace en favor de los hombres. Es memoria de la primera venida del Señor. El adviento es historia viva.

6.- El adviento es llamada vivir el presente de nuestra vida cristiana comprometida y a experimentar y testimoniar la presencia de Jesucristo entre nosotros, con nosotros, por nosotros. El adviento nos interpela a vivir siempre vigilantes, caminando por los caminos del Señor en el justicia y en el amor. El adviento es presencia encarnada del cristiano, que cada vez que hace el bien, reactualiza la encarnación y la natividad de Jesucristo.

7.- El adviento prepara y anticipa el futuro. Es una invitación a preparar la segunda y definitiva venida de Jesucristo, ya en la “majestad de su gloria”. Vendrá como Señor y como Juez. El adviento nos hace proclamar la fe en su venida gloriosa y nos ayuda a prepararnos a ella. El adviento es vida futura, es Reino, es escatología.

8.- El adviento es tiempo para la revisión de la propia vida a la luz de vida de Jesucristo, a la luz de las promesas bíblicas y mesiánicas. El adviento es tiempo para el examen de conciencia continuado, arrepentido y agradecido.

9.- El adviento es proyección de vida nueva, de conversión permanente, del cielo nuevo y de la tierra nueva, que sólo se logran con el esfuerzo nuestro -mío y de cada uno de las personas- de cada día y de cada afán.

10.- El adviento es el tiempo de María de Nazaret que esperó, que confío en la palabra de Dios, que se dejó acampar por El y en quien floreció y alumbró el Salvador de mundo.


LOS LUGARES Y LOS SÍMBOLOS DEL ADVIENTO

1.- El desierto, el ámbito donde clama la voz del Señor a la conversión, donde mejor escuchar sus designios, el lugar inhóspito que se convertirá en vergel, que florecerá como la flor del narciso.

2.- El camino, signo por excelencia del adviento, camino que lleva a Belén. Camino a recorrer y camino a preparar al Señor. Que lo torcido se enderece y que lo escabroso se iguale.

3.- La colina, símbolo del orgullo, la prepotencia, la vanidad y la “grandeza” de nuestros cálculos y categorías humanas, que son precisos abajar para la llegada del Señor.

4.- El valle, símbolo de nuestro esfuerzo por elevar la esperanza y mantener siempre la confianza en el Señor. ¡Qué los valles se levanten para que puedan contemplar al Señor!

5.- El renuevo, el vástago, que florecerá de su raíz y sobre el que se posará el Espíritu del Señor.

6.- La pradera, donde habitarán y pacerán el lobo con el cordero, la pantera con el cabrito, el novillo y león, mientras los pastoreará un muchacho pequeño.

7.- El silencio, en el silencio de la noche siempre se manifestó Dios. En el silencio de la noche resonó para siempre la Palabra de Dios hecha carne. En el silencio de las noche y de los días del adviento, nos hablará, de nuevo, la Palabra.

8.- El gozo, sentimiento hondo de alegría, el gozo por el Señor que viene, por el Dios que se acerca. El gozo de salvarnos salvados. El gozo “porque la vara del opresor, el yugo de su carga, el bastón de su hombro” son quebrantados como en el día de Madían; el gozo y la alegría “como gozan al segar, como se alegran al repartirse el botín”.

9.- La luz, del pueblo del caminaba en tinieblas, que habitaba en tierras de sombras, y se vio envuelto en la gran luz del alumbramiento del Señor. Esa luz expresada hoy día en los símbolos catequéticos y litúrgicos en la corona de adviento, que cada semana del adviento ve incrementada una luz mientras se aproxima la venida del Señor.

10.- La paz, la paz que es el don de los dones del Señor, la plenitud de las promesas y profecías mesiánicas, el anuncio y certeza de que Quien viene es el Príncipe de la paz, el arbitro de las naciones, el juez de pueblos numerosos. “De las espadas forjarán arados; de las lanzas, podaderas”. “¡Qué en sus días florezca la justicia y la paz abunde eternamente!”

Todos estos lugares, todos estos símbolos, conducirán, como un peregrinar, al pesebre de Belén, la gran realidad y la gran metáfora del adviento.






Un hermoso artículo del
P. Javier Leoz 
*Es la alegría que siente todo cristiano ante la llegada inminente del que nos trae todo: JESÚS.

*Es la esperanza que no defrauda al saber que, los hombres, no estamos solos. Que Alguien sale nuestro encuentro: Dios apuesta fuertemente por el hombre.

*Es la inquietud de algo que nos impresiona y que nos conmueve: EL AMOR DE DIOS EN UN PESEBRE.

*Es el hombre que, por soñar, sueña con un mundo nuevo, con un orden distinto: LA FRATERNIDAD

*Es el deseo de mejorar, de perfeccionar nuestras actitudes ante el nacimiento de un Niño.

*Es saber que, la Navidad, no es del color que nos la pinta la sociedad. Que, la Navidad, tiene su fondo divino: DIOS SE HACE HOMBRE.

*Es comprender que, ser hombre, es algo grande. Que despreciar la vida o aniquilarla, es dejar muchos pesebres sin contenido y muchos corazones destrozados.

*Es creer que, Dios, se hace pequeño y, porque se hace pequeño, es necesario construir una puerta para entrar a verle: la humildad



*Es despertar en nuestras familias los deseos de una Navidad santa y cristiana, apartando de ella lo que la degrada y, recuperando para esos días, lo que la santifica: oración, belén, caridad.

*Es ponerse en camino hacia Belén. Es no detenerse a pesar de que, algunos, nos digan que Dios se ha desentendido de nuestro mundo. Es saber que, en el inmenso campo de nuestra vida, los ángeles nos darán una buena noticia: para vosotros, Dios, ha nacido¡

*Es sentirnos libres de muchas esclavitudes. Es buscar al gran libertador. Al que, sin más armas que la inocencia y el amor, será capaz de ganar las grandes batallas que anidan en nuestros corazones

*Es huir de la autosuficiencia y  defender a Jesús de tantos “Herodes” que intentan aniquilar su presencia de nuestro mundo.





*El adviento nos convierte en centinelas. Nos hace permanecer en pie para que, cuando el Señor aparezca en el horizonte, seamos capaces de gritar a los cuatro vientos: ¡Gracias Señor! ¡Has venido a salvarnos!


enlace del canto
VIRGEN DEL ADVIENTO DE 
Antonio Alcalde
Confeccionó Franja
¿Qué es la Corona de Adviento?
enlace de un pequeño vídeo:
http://youtu.be/_wFXd9Sk8H



Oca del Adviento... ¿Juegas?



Reglas del juego

- LAS VELAS: De vela en vela que Jesús me espera (son las ocas) Casillas 7,14,21,28 que estructuran las cuatro semanas del Adviento.

- CUADROS DE CITAS: Como sé el mensaje, salto dos casillas en este viaje. Casillas 6,13,20,27,34 y 41
- INTERROGANTE: Para saber si camino bien, 3 turnos pensaré también. Casilla 15
- BAUTISMO: Por mi bautismo, doy un salto hasta allí mismo. Casillas 16 y 31
- 5 HUELLAS: Con estas cinco, otras tantas salto de un brinco. Casilla 30
- SILLA: Como mucho camino llevo, 2 turnos me siento. Casilla 32
- BOLAS SONRIENTES: De contento que estoy hasta la corona del Adviento voy. De casilla 33 a la 38
- DESCENDER ESCALERAS: Por correr demasiado a la Salida me han mandado. Casilla 39.


Nota: Las citas evangélicas están tomadas de los mensajes dominicales del tiempo de Adviento. De igual modo las imágenes se corresponden con el evangelio al que hace referencia los Cuadros de Citas, salvo el tramo de las casillas 32 a 43 que se centran en 
actitudes propias de este tiempo litúrgico.

Fuente: Educo con Jesús
 




Confeccionado por Franja
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase