viernes, 23 de enero de 2015

Noticias de Tierra Santa. P. Artemio Enero 2015

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona



Acaba de llegar la

Carta del 

P. Artemio Vítores

 ENERO

16/01/2015
  
Para: Francisco Javier olivares Chao


Querido Francisco Javier: ¡El Señor te dé Su Paz!

Esperaba tus felicitaciones y tus buenos deseos para el Año Nuevo que hemos comenzado, pero como no llegan te escribo de nuevo. Te deseo que el Año que acabamos de comenzar te traiga, en abundancia, la paz, la felicidad y el amor, y sin olvidar la salud que nos ayudará a afrontar el año con entusiasmo y esperanza.

       ¿Qué te puedo contar de mí? Terminamos las celebraciones navideñas con la celebración del Bautismo de Jesús y conmemoración del nuestro en el Río Jordán, el domingo 11. Este año, el tiempo tan malo que hemos tenido (ha nevado dos veces durante estas fiestas y hasta en Jericó hacía bastante frío y llovía), ha hecho que muchos se quedaran en casa. Pero la vida sigue. Hemos comenzado ya los exámenes y, aunque sean los estudiantes quienes tienen que pasarlo peor, también a los profesores nos toca algo. Nada especial para mí, pues llevo ya 38 años de profesor. Algo quedará, pues en estos años a 7 estudiantes del Seminario les han consagrado obispos o arzobispos. “La Encomienda de la Orden de Isabel la Católica” que me ha concedido Felipe VI, Rey de España no ha cambiado mi vida. Sigo igual. Muy preocupado por la salud de mi cuñado, que parece que empeora, y un poco por la salud de mi madre, a la que los años van pasando factura. Te ruego que no les olvides en tus oraciones.

Imágen de archivo

       ¿Qué más? Hemos felicitado a todos los hermanos ortodoxos en sus fiestas de Navidad; los armenios celebran el 19 Navidad y Epifanía juntos, así que iremos la próxima semana.  Aunque pueda parecer un gesto protocolario y tradicional, creo que hay momentos en que se agradece la compañía, y un poco de cariño por parte de los demás. Los griegos estaban muy contentos pues fuimos a felicitarlos un grupo de unos 50 frailes, entre ellos todos los estudiantes. Y ver a frailes jóvenes es siempre un motivo añadido de alegría. Como ves, en Jerusalén las fiestas navideñas dan mucho de sí. Y por eso, aquí, la Semana de oración por la unidad de los cristianos comienza a partir del 25, fiesta de la conversión de San Pablo, que este año tiene también una resonancia especial, y celebraremos un Getsemaní. ¡Que todos seamos uno, como Cristo nos ha pedido!


       No hay peregrinos, o hay muy pocos (en estos días pasados he celebrado la Eucaristía varias veces en el Calvario y en la Tumba Vacía del Señor, pues todo estaba libre; bastaba preguntar por la tarde si estaba ocupado o no). Esto no es una novedad, pues en los años pasados hasta finales de enero y un poco más, los peregrinos no solían venir. ¿Cómo se presentará el futuro inmediato? Creo que los peregrinos tendrán, al menos, en el mes de febrero, un cierto miedo a venir. La situación, como te decía, está calma, pero…

       Yo sigo con mis libros. ¡Hay siempre tanto que aprender! El de la Custodia está ya prácticamente terminado, y el del Cenáculo está en camino pero casi al final. Ya sabes que disfruto con el estudio y con mis libros, artículos, encuentro con los peregrinos, clases. No me aburro. Este año el Santo Protector me ha tocado “El Buen Ladrón”, yo creo que me tocará “robar a los ricos para dar a los pobres”, pero creo que no hace falta pues vosotros me dais tantas cosas que muchas alegran el corazón de los pobres. Ya te he dicho que las monjas de la Madre Teresa de Calcuta me llaman, con mucho cariño “Padre turrón”. Y yo les doy algo para que gocen de las Navidades. Como virtud me ha tocado: “Paciencia en el sufrimiento”. Es decir que tengo que practicar mucho esta virtud.
P. Artemio Vítores.
       Bueno, te dejo. No te cuento nada de la nueva Provincia Franciscana la Inmaculada, fruto de la unión de las 7 provincias, pues aún no sé nada más que han elegido al gobierno de la Provincia. Ya te contaré en otra ocasión. Como ves, hoy no hay grandes noticias ni experiencias extraordinarias que compartir. ¿Cómo va tu vida? Te tengo presente, al igual que a tus seres queridos, en mis oraciones ante el Santo Sepulcro. ¡Reza siempre por nosotros, en especial por la paz y por los cristianos de Tierra Santa, de Siria y de otros lugares!

Un fuerte abrazo. Artemio




Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase