miércoles, 18 de febrero de 2015

Noticias de Tierra Santa. P. Artemio

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Mis queridos amigos. Acaba de llegar la carta cariñosa del P. Artemio. Como hoy comienza la Santa Cuaresma y como el P. Artemio nos habla con tanta autoridad de este tiempo fuerte, la pongo hoy en el Blog, para no privar por más tiempo de esta sabrosa y catequética carta  a los amigos de Tierra Santa, presentación de este tiempo apropiado para la conversión.  


¡Feliz y Santa Cuaresma!
Artemio P. Vítores  
18 de febrero del 2015, 11:19
  
Para: Francisco Javier olivares Chao


Querido Francisco Javier: ¡El Señor te dé Su Paz!

          Gracias por tus mensajes llenos de cariño y de preocupación hacia mí, lo cual me hace estar feliz. ¿Qué tal va la vida?

Estoy bien. Y, aunque a veces haya dificultades, yo siempre he tenido mucha confianza en la Providencia divina. Que siempre echa una mano. Te contaba en mi carta anterior que este año mi Santo Protector era el “El Buen Ladrón”. Y os decía que no hace falta que robe, pues tantos de vosotros me dais tantas cosas que alegran el corazón de muchos pobres. Os decía también que las monjas de la Madre Teresa de Calcuta me llaman, con mucho cariño “Padre turrón”. Siempre les doy algo para que gocen de las Navidades.  Aun mismo cuando escribía esto, y antes y después, como caídos del cielo, no han cesado de llegar, por correo o directamente, tantos turrones y otras cosas, que alegran la vida de los pobres y te hacen ser feliz. Es para emocionarse y creer de verdad en la Providencia divina, en la cual yo creo muchísimo, porque forma parte de la vida de San Francisco y de la historia de la Custodia de Tierra Santa. ¡Gracias, de corazón! 

Imágen de Archivo. P. Artemio presidiendo la Concelebración.

Como buen fraile os tengo presentes en mi corazón y os agradezco sobre todo sobre el altar, en especial cuando celebro la Eucaristía en el Santo Sepulcro o en el Calvario.

          ¿Qué te puedo contar de mí? En la primera semana de febrero hice los Ejercicios Espirituales en el convento de las hermanas Combonianas, en la parte de aquí de Betania. Estábamos rodeados por el famoso muro, como en una prisión, pero estuvimos tan bien en todo, que parecía una “dulce prisión”. Fue un encuentro muy interesante, centrado en una frase de Jesús: “No tengáis miedo, pequeño rebaño…”. La situación actual de la presencia cristiana, de la vida religiosa y de otros aspectos te puede llevar al miedo o a otros sentimientos, pero Jesús siempre está a nuestro lado. Estuvo muy bien y te puedo decir que más de un día dormí 10 horas. ¡Como un niño!

          ¿Qué más? Terminaron los exámenes y hemos comenzado el 2º Semestre. La situación está muy tranquila. Los peregrinos se están animando, especialmente de Rusia, Polonia, Extremo Oriente y otros, pero, por ahora, no se ven muchos españoles. Así que no he tenido hasta ahora muchos encuentros con grupos. Sigo escribiendo, pues no puedo estar parado. Mi madre y mi cuñado no mejoran, pero hay una novedad que ha nacido una sobrinilla nueva, que, como la anterior, alegrará la vida y el corazón de todos. Y el tiempo, más bien frío. Este año, aunque poco, ha nevado tres veces.

 Imágen de archivo, con el P. Artemio

Comenzamos la Cuaresma. Es un “período fuerte”, como se suele decir, en nuestra vida cristiana y en Jerusalén tiene resonancias muy especiales. En la Ciudad Santa, como bien sabes, hacemos nuestro itinerario penitencial, siguiendo “los pasos de Jesús”, recorriendo los Lugares por donde Él ha pasado: Dominus Flevit, Getsemaní, Flagelación, Litóstrotos, Betania: “aquí el Señor nos amó”, diremos en cada Lugar Santo. Todo terminará en el Calvario y en el Santo Sepulcro. Esto ya te lo he contado tantas veces, pero forma parte de la vida de Tierra Santa y, en especial de Jerusalén. Es su corazón y su alma y por eso la amamos.

          Te tengo presente, al igual que a tus seres queridos, en mis oraciones ante el Santo Sepulcro. ¡Reza siempre por nosotros, en especial por la paz y por los cristianos de Tierra Santa, de Siria y de otros lugares, que están sufriendo tanto y muriendo muchísimos!
Un fuerte abrazo. Artemio

18 de febrero del 2015
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase