domingo, 25 de octubre de 2015

El Pecado. Remedio a mano: La Confesión.

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona


Catequesis familiar


¿Qué es la confesión?

Autor:   Alejandro Garduño Martínez


Muchas veces se nos invita, o en algunos casos se nos obliga confesarnos, ¿por qué tanta insistencia en que nos confesemos? ¿Por qué tenemos que contarle nuestros pecados a un sacerdote, que a lo mejor es más pecador que uno? ¿Cómo reconozco que he pecado? ¿Qué beneficios recibo al confesarme?, bueno para empezar ¿qué es un pecado?

Estas y otras muchas preguntas nos surgen cuando se nos invita a reconciliarnos con Dios por medio del Sacramento de la reconciliación o la confesión. Y es bueno que nos preguntemos el porqué y el para qué de las cosas, el problema es que muchas veces solo nos quedamos en la inconformidad y la duda, pero no buscamos algo o a alguien que nos explique el sentido de la confesión.

Por eso para entender el sentido de la confesión, la misión del sacerdote como confesor, tenemos primero que entender qué es el pecado, por eso el siguiente artículo tratará de responder a algunas interrogantes que giran en torno al misterio de la confesión.


¿Qué es el pecado?

El pecado es toda acción que va en contra de la voluntad de Dios, la dignidad de nuestra persona y la del prójimo, el pecado puede ser de palabra, obra u omisión, es decir que toda acción que dañe física, moral, psicológica y espiritualmente a la propia persona o al prójimo está atentando contra la voluntad de Dios, ¿pero cuál es la voluntad de Dios?, es amarnos los unos a los otros como el nos amó (Juan. 14-12).




¿Por qué tenemos que contarle nuestros pecados
 a un sacerdote?

Recordemos un poco el pasaje de la Biblia en donde Jesús dice a Pedro: “Y te daré a ti, las llaves del Reino de los Cielos. Y lo que sea que ates en la tierra, será atado en el Cielo; y lo que sea que desates en la tierra, será desatado en el Cielo” (Mateo 16, 19), es aquí donde comprendemos la misión del sacerdote al confesarnos, pues lo que él hace, lo hace en la persona de Cristo, es decir es Cristo quien por medio del sacerdote, nos escucha, nos aconseja y nos perdona nuestras culpas. Es por eso que nos confesamos con un sacerdote.



¿Qué es el sacramento de la confesión?

La confesión es el acto en el que después de haber hecho un examen de conciencia e identificado aquellos pecados o faltas que no nos dejan crecer y ser felices, se dicen en confesión al sacerdote, que actuando en la persona de Cristo, nos escucha y nos perdona, y es aquí donde experimentamos la gracia de Dios que se hace visible y se siente la ligereza del cuerpo y la tranquilidad del alma. Esto es verdad, si no me crees, un día pregunta a alguien que se haya confesado, el ¿cómo se siente después de la confesión? Y les dirán algo parecido a esto, que se sienten más tranquilos, livianos, y esto es porque realmente al confesarse uno entrega esa carga pesada a Cristo y es Cristo quien ahora carga con nuestras culpas.

El Papa: la confesión es ir a encontrarse con el Padre

¿Cuál es el beneficio al confesarse?

Recordemos que cuando uno comete pecado no es Dios que nos da la espada, es uno que con el pecado decide alejarse de la presencia de Dios y de las personas cercanas o no tan cercanas, por el simple hecho de no reconocer nuestras faltas, entonces el beneficio de la confesión es que Dios nos borra nuestros pecados y nos acepta en su presencia que nunca nos negó sino que nosotros rechazamos, y estando en su presencia nos reconcilia con aquellas personas que se han alejado a causa de nuestros pecados.


¿Cuáles son los pasos para tener una buena confesión?

Son cinco pasos los que tenemos que tomar en cuenta para vivir plenamente el sacramento de la reconciliación o la confesión:

• Primero: tenemos que hacer un examen de conciencia, donde se tienen que recordar los pecados cometidos desde la última confesión.

• Segundo: tenemos que sentir dolor de los pecados, experimentar un sentimiento de pesar por haber ofendido a Dios y a las personas a las que hemos lastimado.

• Tercero: tenemos que hacer un propósito de enmienda, en el cual nos tenemos que comprometer a no volver a pecar o evitar toda ocasión de pecado.

• Cuarto: confesar al sacerdote nuestros pecados.

• Quinto: tenemos que cumplir la penitencia impuesta por el sacerdote con la cual se nos invita a estar bien con Dios y nuestros hermanos y hermanas.

La Iglesia Católica en uno de sus cinco mandamientos, nos invita a confesarnos por lo menos una vez al año, en tiempo de cuaresma, pero qué mejor que estar siempre limpios de pecados.

Enlace para un examen de conciencia


 No te esperes a confesarte solo en tiempo de cuaresma, o cuando vas a ser padrino, o si estás en peligro de muerte, recuerda lo que la escritura nos invita a estar siempre preparados, porque no sabemos ni el día ni la hora en que va a venir el Señor (cfr. Mt. 24, 26-37). No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.

http://lafamiliacristiana.com.mx/lfc/index.php?option=com_k2&view=item&id=1234:%C2%BFqu%C3%A9-es-la-confesi%C3%B3n?&Itemid=66


El Papa también se confiesa

 Confeccionado por Franja

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase