domingo, 12 de mayo de 2013

Solemnidad de la ASCENSIÓN DEL SEÑOR A LOS CIELOS

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona
Solemnidad de la
 ASCENSIÓN DEL SEÑOR A LOS CIELOS
Jornada Mundial de las 
Comunicaciones Sociales 

Este Artículo fue modificado en 2014
para la Solemnidad de la Ascensión del Señor 2014
Por esa razón el Beato Juan Pablo II es ahora
 San Juan Pablo II

Meditación de la Ascensión del Señor en familia

“La Ascensión de Cristo al cielo significa
su participación, en su humanidad, 
en el poder y en la autoridad de Dios mismo” 
(Catecismo de la Iglesia Catòlica no. 668)


IMÁGENES DEL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA
En el día de la Ascensión, recordamos cuando Jesús ascendió al cielo, cuarenta días después del Domingo de Resurrección. 
Este día corresponde al jueves de la 6ª semana de Pascua aunque se  transfiere al 7º Domingo de Pascua, un domingo antes a la fiesta de Pentecostés, cuando ese jueves es día laborable  La descripción de esta celebración, la encontramos en estos pasajes de la Biblia:


 "Y les dijo: - Id por todo el mundo y anunciad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará. El que se resista a creer se condenará. Y estas señales acompañarán a los que crean en mi Nombre: echarán los espíritus malos, hablarán en nuevas lenguas, tomarán en sus manos las serpientes y si beben algún veneno no les hará ningún daño. Pondrán las manos sobre los enfermos y los sanarán- Así pues, el Señor Jesús, después de hablar con ellos, fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios" (Mc 16, 15-19; cfr. Lc 24, 50-51).

“Mientras miraban fijamente al cielo hacia donde iba Jesús, se les aparecieron dos hombres vestidos de blanco que les dijeron: Hombres de Galilea, ¿qué hacéis ahí mirando al cielo? Este que ha sido llevado, este mismo Jesús, vendrá como lo habéis visto subir al cielo". (Hch 1, 3-11)


En el sitio de Corazones, hay un comentario que nos ayuda a apreciar el significado de esta celebración: 



"La Ascensión es la fiesta de la entronización de Cristo. Sube al cielo y se sienta en Su trono a la derecha del Padre. Significa que Jesús ha transcendido a todas las limitaciones de este mundo y está con Dios. Significa que en Jesús, todos los hombres que creen, transcienden también, porque somos su Cuerpo". 

Ideas para meditar
en la Ascensión de Jesús en familia:

1. Explica a tus hijos que la fiesta de la Ascensión es una solemnidad, es decir, una de las celebraciones más importantes de nuestra fe. Después del Triduo Pascual y de la Resurrección del Señor, siguen la Navidad, la Epifanía y luego la Ascensión, en orden de importancia, de acuerdo a las Normas Universales que tiene la Iglesia para las Solemnidades del Calendario Litùrgico.

2. Apóyate en un calendario para que cuentes con tus hijos cuarenta días después de la Pascua y vean en qué día cae la Ascensión.

 3. Lee con tus hijos los pasajes (Mc 16, 15-19), (Lc 24, 50-51), (Hch 1, 3-11). Para involucrarlos más, pídeles que ellos mismos busquen las citas y se turnen para leerlas.

 4. Comenta con ellos lo que más les llame la atención y hazles algunas preguntas:


P: ¿Qué celebramos el día de la Ascensión? R: Porque es el dìa en que Jesús se fue al cielo junto al Padre a sentarse en su trono.

P: ¿Qué encomendó Jesús a sus discípulos antes de irse? R: Que vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a todas las naciones.

P: ¿Qué quiere decir ser evangelizadores? R: Hablar sobre Jesús, sus enseñanzas y la salvación que nos da, también portarnos bien y con nuestra vida demostrar que creemos en Él.

P: ¿Por qué sabemos que vamos a ir al cielo como Jesús se fue? R: Porque Él dijo que nos iba a preparar un lugar junto a Él y que estaríamos donde Él esté, además como el ascendió nosotros también lo haremos pues somos parte de su Cuerpo.

¡Todo por amor a Cristo!


El Papa emérito habla de internet y redes sociales
Benedicto XVI, papa (emérito)

El Santo Padre, Benedicto XVI, aprovecha que hoy la iglesia católica celebra la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales para decir algunas cosas que merecen atención. Al menos la mía. No por su novedad –no la hay– sino por los retos personales que plantea, la sencillez con que va al grano sin enrollarse y porque hay aún academicos y profesionales que aún no se enteran –oficialmente se dice no lo pillan– y el Santo Padre tiene 83 años y parecería lo contrario. Por ejemplo:


[…] así como la revolución industrial produjo un cambio profundo en la sociedad, por las novedades introducidas en el ciclo productivo y en la vida de los trabajadores, la amplia transformación en el campo de las comunicaciones dirige las grandes mutaciones culturales y sociales de hoy. 
¿Quién es mi “prójimo” en este nuevo mundo? ¿Existe el peligro de estar menos presentes con quien encontramos en nuestra vida cotidiana ordinaria? ¿Tenemos el peligro de caer en la dispersión, dado que nuestra atención está fragmentada y absorta en un mundo “diferente” al que vivimos? 
[…] las redes sociales muestran que uno está siempre implicado en aquello que comunica. Cuando se intercambian informaciones, las personas se comparten a sí mismas, su visión del mundo, sus esperanzas, sus ideales. 
[…] deseo invitar a los cristianos a unirse con confianza y creatividad responsable a la red de relaciones que la era digital ha hecho posible, no simplemente para satisfacer el deseo de estar presentes, sino porque esta red es parte integrante de la vida humana".

San Juan Pablo II, papa,
decía lo mismo, sobre la importancia 
de usar estos medios modernos 
para la difusión del Evangelio.




¡ DÉJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR! 
Para gozar contigo, en la presencia de Dios
cantando y proclamando
, con los ángeles y mil  coros celestiales,
que eres Santo y Dios,
Dios y Santo,
eternamente santo por los siglos de los siglos.

¡DEJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR!
Y, después de entrar Tú en el reino de los cielos,
Comprender esperando
 que, un día también nosotros,
tendremos un lugar en algún rincón eterno
Y, al contemplar la grandeza de Dios,
festejar, en la gloria de ese inmenso cielo,
que ha merecido la pena ser de los tuyos
permanecer firmes en tus caminos
guardar tu nombre y tu memoria
meditar tu Palabra y tu mensaje
soñar con ese mundo tan diferente al nuestro

¡DEJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR!
Que no la cierre el viento del camino fácil
Que no la empuje nuestra falta de fe
Que no la obstruya nuestro afán de tener aquí

¡DEJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR!
Para vivir y morar contigo
Para amar y vivir junto a Dios
Para sentir el soplo eterno del Espíritu
Para gozar en el regazo de María Virgen

¡NO NOS CIERRES LA PUERTA DEL CIELO, SEÑOR! 
Javier Leoz (sacerdote)

Si os gusta lo pasáis
 Franja


Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase