sábado, 4 de octubre de 2014

QUE NO SEA CRUEL CONTIGO, MI SEÑOR

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona


QUE NO SEA CRUEL CONTIGO, MI SEÑOR

Que  reflexione, si en lo más hondo de mis entrañas, brota  la maldad o la bondad abunda  la alegría o la tristeza el  deseo de venganza el ofrecimiento de misericordia

Que  recapacite siempre, Señor, sobre  si soy siervo o dueño e interesado de tu herencia

Que  nunca, más allá de darte gloria, me  quede con aquello que no me corresponde: que  en lo tuyo, sea siempre dócil y pronto que  en lo mío, nunca pretenda mi interés, que  en lo tuyo, actúe con diligencia y verdad que  en lo mío, sea siempre transparente que  en lo tuyo, sea auténtico y noble que  en lo mío, no fabrique mi propio “yo”

Dios te dados Hoy: Aunque No me veas, te Cuido

QUE NO SEA CRUEL CONTIGO,  MI SEÑOR

Que  no aborte los planes que has diseñado para mí
Que  no obstaculice tu gracia con mis pecados
Que  no frene tu Espíritu con mis malos modos
Que  no esconda los buenos frutos de mi ser cristiano


QUE NO SEA CRUEL  CONTIGO, SEÑOR

 Hazme  comprender que, lo que Tú me das, no  es mío…sino totalmente tuyo
Que  a Ti, junto conmigo mismo, ha de volver todo
Que  ante Ti, con lo bueno y lo malo, he  de dar cuentas de lo mucho o poco trabajado
Que  por Ti, he de ser cepa y sarmiento que,  con buen gusto y buena cara, he  de dar el diez, el veinte o el treinta por ciento


QUE NO SEA CRUEL  CONTIGO, SEÑOR

Que  no vuelva la espalda a tantos signos de tu presencia
Que  no presente mil excusas para dejarme llevar por tu Palabra
Que  no viva como si Tú no existieras
Que  no camine dudando, una y otra vez, de si “esto es cosa tuya”


QUE NO SEA CRUEL  CONTIGO, SEÑOR

No  se cumpla mi voluntad, sino la tuya
No  avance por mi camino, sino por tu senda
No  descalifique a los que me rodean, sino que los comprenda
No  trabaje para mi causa… sino siempre para Ti, para lo tuyo contigo  y contigo, con lo tuyo y para tu Reino.
Amén. 
P. Javier Leoz. 
sacerdote de Pamplona. 
que tiene una página muy interesante y aprovechable
 para aprender a querer al Señor.


Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase