viernes, 15 de mayo de 2015

Una flor a la Virgen María para cada día de mayo, Días 16 al 20

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

16 de mayo


UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO

Desde tiempos del Rey Salomón, la Azucena, representa el canto a la pureza y a la majestuosidad, el candor y la belleza.


Tú, Santa María, sigues siendo para el pueblo cristiano el modelo de referencia que nos invita a valorar y vivir los secretos que te hicieron grande y preferida ante Dios.

No dejes, Santa María, que nuestro ser se degrade por la contaminación  que constantemente  invade y desvirtúa nuestras ganas de ser mejores y de ser diferentes a los demás.

“¡Engrandece mi alma al Señor!”, supiste responder con emoción contenida la salutación del ángel, tal vez sabedora que Dios se enamora del corazón que sabe guardar la belleza inapreciable al ojo humano.

“El mayor bien que podemos hacer a los otros no es ofrecerles nuestra riqueza, sino llevarlos a descubrir la propia” (L.Lavelle)

Intención: SER CRITICOS CON AQUELLO QUE NOS CORROMPE
J.Leoz



 17 de mayo




UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO

Venir a tu presencia, Santa María, es revivir contigo la alegría de la Pascua del Resucitado.

Es asomarnos al sepulcro vacío y preguntarnos por el paradero de Aquel que habló, como nadie lo hizo, con palabras de amor y el  pan multiplicado.



Teñir con “flor de pascua” el suelo que te sustenta, Santa María, es pregonar a este mundo nuestro que Cristo sigue tan vivo como el primer día de su ser resucitado.

Flor de Pascua para que nunca olvidemos que nuestra Fe no se queda hundida y clavada en el agujero que dejó la cruz del Viernes Santo.

Flor de Pascua, para Ti Santa María, y así nos animes a vivir nuestro encuentro con el Resucitado desde una alegría brillante y desbordada hacia todos los que nos contemplen.

“Leer y hacer lo que dice el Evangelio , ayuda a aspirar a una libertad más grande”(J.Vallmajor)

Intención: VIVIR CON ALEGRIA NUESTRA VIDA CRISTIANA

J.Leoz



18 de mayo



UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO

El mes de mayo lo asociamos, en sentimientos y con mil cantos y plegarias, con tu figura Santa María.

El esplendor de la naturaleza, vestida de primavera, nos hace pensar y contemplar tu belleza sin par.



Con este “clavel” expresamos el gozo y la alegría que sentimos cuando nos ponemos en tu presencia. Con él expresamos la admiración y el cariño, el respeto y el amor de todos tus hijos e hijas.

Su aroma suave nos recuerda  que nuestro testimonio cristiano ha de ser delicado y respetuoso, entregado y servicial, comprometido y certero.

Con razón dijo el recordado poeta: “llevar un clavel a la persona amada es decirle que es importante y única para nuestro corazón”.

Intención: un pensamiento para María Virgen

J.Leoz


 



19 de mayo



UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO


La inquietud y las ganas de llevar al mundo la luz del evangelio la queremos hacer presente con la ofrenda del “crocus”.



Los crocus se abren al sol y se mantienen cerrados los días nublados

Ponerse en camino, como lo hizo María después de conocer el anuncio de que iba a ser la Madre del mismo Dios, debe ser la consecuencia y el fruto del coloquio personal y sincero entre un cristiano y María.

Inquietud (que no es perder los nervios) es lo que un testigo del Señor ha de sentir y tener al contemplar la figura de Santa María.

Intención: con Ella, en este mes de mayo, nos ponemos en camino saliendo de nosotros mismos.

“Prescindir de María es cerrar una puerta para la labor, siempre difícil, de descubrir a Dios” (J.Camprodón)
J.Leoz




20 de mayo



 UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO

La fascinación por las cosas de Dios y por la luz que El nos da la representamos con el “girasol”.

En el amanecer de cada jornada la yema y las hojas de esta flor se vuelven hacia el Este para no perder, ni un solo instante, la fuerza que le otorga la luz solar.


Dirigir nuestros sentimientos hacia la Madre de Dios es querer aprovechar al máximo la fuerza que nos envía el Espíritu Santo; es querer broncearnos con el sol de la justicia que es Jesús; es permanecer con los pies en el suelo pero pendientes del aliento que María nos envía desde su altar.

El “girasol” es alimento de base en la vida de muchas culturas y también complemento en la dieta de otros tantos países desarrollados. Que la FE sea esa materia prima con la cual alimentemos y construyamos ese mundo tan necesitado de una hondura espiritual y humana.

“Así como la aurora es el fin de la noche, así el nacimiento de María es el fin de nuestros dolores y el comienzo de nuestro consuelo” (R.Deutz)
J.Leoz




Seguirá el día 21


Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase