martes, 19 de mayo de 2015

Una flor a la Virgen María para cada día de mayo, Días 21 al 25.

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

21 de mayo


UNA ORACIÓN Y UNA FLOR 
PARA LA QUE TANTO NOS DIO


Es difícil rebobinar la película de nuestra vida y no encontrar un momento de emoción contenida y vivida a los pies de Santa María Virgen.


Ese sentimiento, emocionado y agradecido, lo queremos simbolizar con la flor “petunia”.

A pesar de los chaparrones fuertes …a las pocas horas se recupera con la misma fuerza y perfume del primer día.

Cruzar el umbral de la puerta de una Iglesia y buscar la figura de Santa María es saber que la Madre siempre intercede ante Dios para que nosotros, sus hijos, nos levantemos victoriosos y fortalecidos después de las numerosas pruebas y caídas que nos da la lucha por nuestra supervivencia.

“Un hombre sin fe es alguien que navega a merced de las circunstancias” (J.C.Hare)

                              J.Leoz



22 de mayo



UNA ORACIÓN Y UNA FLOR 
PARA LA QUE TANTO NOS DIO

No siempre, el nadar en la abundancia, es sinónimo de felicidad. La flor “azalea” refleja la virtud de la templanza. Eso es precisamente lo que queremos alcanzar a los pies de Santa María Virgen:-Saber discernir entre la calidad y la cantidad



-Anteponer la belleza interior ant.
e la seducción de lo puramente externo, con aparatosidad y sin sentido.
-Ser moderados a la hora de acaparar y de poseer

Elevar esta flor, ante los ojos de María, implica valorar los riesgos del abuso de las cosas o el equilibrio que da el buen uso de ellas.

Es, por encima de todo, conformarnos como lo hizo María con las pequeñas satisfacciones de cada jornada que, más allá de su sencillez, nos hacen sentirnos vivos y puestos al servicio de una causa: ser felices y hacer felices a los demás

No sólo es ciega la fortuna, sino que frecuentemente vuelve ciegos a los que abraza” (M.T.Ciceron)
J.Leoz


23 de mayo
 (La Ascensión del Señor)


UNA ORACIÓN Y UNA FLOR 
PARA LA QUE TANTO NOS DIO

Madre, dice el viejo adagio, no hay más que una. Y, cuando se trata de María, es además sinónimo de fidelidad y de constancia sin límites.


La flor “begonia” es una flor de temporada. También, la vida de muchos cristianos, florece de vez en cuando.

Aún recuerdo, cómo recientemente, en una reflexión leía aquello de “los cristianos de la BBC” (cristianos de bautizo, boda y comunión).

Hagamos oración ante Santa María para que, aquellos que hemos sido bautizados, vivamos nuestra FE con un grado de cierta coherencia, compromiso y definitivo.

María nos da precisamente esa gran lección: después de decir “sí” en la gruta de Nazaret…se comprometió hasta el final de sus días con lo que Dios le sugería aunque no lo comprendiera.

Uno de los grandes males que rodean a nuestra Iglesia es precisamente ese….”los cristianos de temporada”. Que la fiesta de la Ascensión sea una llamada a la madurez y al cuidado de nuestra fe personal y comunitaria.

“La esperanza cristiana es un sentimiento muy bueno, y todo lo que es bueno no muere nunca” (Anónimo)
J.Leoz



 24 de mayo

 (Advocación María Auxiliadora)

UNA ORACIÓN Y UNA FLOR 
PARA LA QUE TANTO NOS DIO


El “geranio” tiene lenguaje de consuelo. Una casa llena de “geranios” hace pensar en almas alegres y soñar con corazones abiertos.

geranios

El hogar de María es un lugar donde uno siempre recupera la esperanza cuando, ésta, se pierde y languidece por las calles del mundo.

María siempre será  tierra, fértil y puesta a punto, donde no queda sin fruto la oración con fe sembrada.

Adornar su imagen en este mes de mayo con un “geranio” es comprometernos a ser fuente de consuelo y de acogida en un mundo que es regido por el compás del individualismo y del “sálvese quien pueda”.

Que esta ofrenda a María nos haga ser con-suelo. Que seamos base y colchón de situaciones en las que muchas personas viven desesperadamente y sin un rincón donde descansar. 

Que el Espíritu Santo acentúe en nosotros el DON DE PIEDAD.
J.Leoz

 

25 de mayo


UNA ORACIÓN Y UNA FLOR 
PARA LA QUE TANTO NOS DIO

La preocupación y el trabajo por esa gran institución en la que todos hemos nacido, la familia, la queremos representar en la flor “alhelí”. Grupos de flores agrupados en varias espigas nos cantan los carismas y la diversidad, la riqueza y la pluralidad de padres e hijos, nietos y abuelos que conforman una FAMILIA.

"ALHELÍES DE INVIERNO"

María, al recibir este obsequio, nos cuenta cómo Ella también cruzó por momentos de dificultades en el hogar pero que nunca se dejó amedrentar ni confundir a la hora de defender y llevar adelante su misión de madre y esposa.

Presentamos en este día el “alhelí” en nombre de tantas personas que viven con generosidad, alegría, amor, paciencia y empeño ese arte  de amar y de enseñar en cristiano y en familia. 

Que Pentecostés haga posible el que recuperemos el DON DE LA SABIDURIA para perfeccionar y guardar nuestras familias.
       
  “La familia es el paraíso anticipado” (John Browring)
                           J.Leoz




CONTINUARÁ EL DÍA 26 

Confeccionado por Franja



Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase