martes, 25 de diciembre de 2012

Las Posadas en MÉXICO y la NAVIDAD


Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

LAS POSADAS, 
Dedicado a los lectores de España,  México, que son una gran mayoría de los muchos visitantes de este blog desde América, y a los de Perú, Colombia, Argentina. Estados Unidos, Venezuela, Chile,  Ecuador, Guatemala, Paraguay,  y otros países  de habla hispana.  Muy agradecido. Franja.

San José y la Santísima Virgen buscan posada en Belén
Y no había sitio para ellos en la posada!
Qué bueno es encontrar éstas letanías de LAS POSADAS, que antiguamente se cantaban 
en España en  la mayoría de nuestros pueblos y que ya se han olvidado con eso del consumismo 
y del progreso mal entendido.
Encontrar todavía en países, que como en México aún se conservan,  llevadas  por los frailes españoles, me  dan  mucha alegría 
y me recuerdan aquellos días antes de la Navidad , en los que pasábamos por las puertas de los vecinos cantando villancicos y dando un ambiente Navideño en aquellas fechas tan  familiares y entrañablesFranja.
Cantos para La Posada
En las siguientes páginas, presentamos cantos típicos para pedir posada y romper la piñata como se acostumbra tradicionalmente en México. Sugerimos reproducirlos en volantes  que se entregarán a todos los participantes.
 Como ya mencionamos anteriormente, los invitados se dividen en dos grupos, uno de los cuales ingresa a la casa y el otro permanece afuera. 
Esperamos que la difusión de estos cánticos contribuyan a hacer más lucida la celebración de
LAS POSADAS.


Tomamos ponche sin alcohol preparado con frutas de temporada (tejocotes, caña, naranja, etc). 
Las posadas son una especie de representación de lo que pasaron la Virgen y José para que les dieran posada. Así que un grupo de gente va cantando de casa en casa, cantando algo como: 

en el nombre del cielo os pido posada!!!
Afuera:
En el nombre del cielo os pido posada
pues no puede andar mi esposa amada.
No seas inhumano, ténnos caridad,
que el Dios de los cielos te lo premiará.
Adentro:
Aquí no es mesón sigan adelante,
yo no debo abrir, no sea un tunante.
Ya se pueden ir y no molestar
porque si me enfado os voy a apalear.
Afuera:
Venimos rendidos desde Nazaret,
yo soy carpintero de nombre José.
Posada te pide, amado casero,
por sólo una noche la Reina del Cielo.
Adentro:
No me importa el nombre déjenme dormir
pues que yo les digo que no hemos de abrir.
Pues si es una reina quien lo solicita
¿cómo es que de noche anda tan solita?
Afuera:
Mi esposa es María, es Reina del Cielo
madre va a ser del Divino Verbo.
Dios pague Señores, vuestra caridad,
y que os colme el cielo de felicidad.
Adentro:
¿Eres tú José?¿Tu esposa es María?
Entren, peregrinos,no los conocía.
¡Dichosa la casa que alberga este día
a la Virgen pura, la hermosa María!
Cuando se abre la puerta y entran los peregrinos.
Adentro:
Entren, Santos Peregrinos,
reciban esta mansión,
que aunque es pobre la morada
os la doy de corazón.
****
Otra cosa padrísima es la piñata. Algo muy importante de las piñatas es, que tienen su origen 
en la época colonial mexicana, cuando los frailes franciscanos buscaban sustituir las fiestas paganas. La piñata representa al pecado, puesto que siempre es colorida y bonita así se nos representa el pecado en el mundo como algo atractivo; aquí les dejo una foto de una piñata tradicional de México!!!

Para Romper la Piñata
Ándale,  Juana, no te dilates
con la canasta de los cacahuetes.
No quiero oro ni quiero plata,
yo lo que quiero es romper la piñata.
Dale, dale, dale
no pierdas el tino
porque si lo pierdes
pierdes el camino.
******* 
También están los aguinaldos que se reparten en Navidad y también en Nochebuena.
 Se preparan con dulces de temporada la famosa colación. Pueden ser: nueces, tejocotes, piñones y algunas veces galletas y se reparten a todos los participantes!!! puedes ver algo en:
  ¿Encontrarán posada en nuestra casa?
NAVIDAD
Y LOS 
Villancicos
 Campanas de Belén


Campana sobre campana y sobre campana una:
asómate a la ventana, verás un niño en la cuna.

Belén, campanas de Belén,
que los ángeles tocan,
¿qué buenas me traéis?

Recogido tu rebaño, ¿a dónde vas, pastorcito?
Voy a llevar al portal, requesón, manteca y vino.

Belén, campanas de Belén...

Campana sobre campana y sobre campana dos;
asómate a la ventana porque está naciendo Dios.

Belén, campanas de Belén...

Caminando a medianoche, ¿ dónde caminas, pastor?
Le llevo al Niño que nace, como Dios, mi corazón.

Belén, campanas de Belén...
 Tamborileros
El Niño del Tambor

El camino que lleva a Belén
baja hasta el valle que la nieve cubrió.
Los pastorcillos quieren ver a su Rey,
Le traen regalos en su humilde zurrón,
ro po pom pom, ro po pom pom.
 Ha nacido en el portal de Belén el Niño Dios.

Yo quisiera poner a tus pies
algún presente que te agrade, Señor.
Mas tu ya sabes que soy pobre también,
y no poseo más que un viejo tambor,
ro po pom pom, ro po pom pom.
 En tu honor frente al portal cantaré con mi tambor.

El camino que lleva a Belén
yo voy marcando con mi viejo tambor.
Nada mejor hay que te pueda ofrecer,
su ronco acento es un canto de amor,
ro po pom pom, ro po pom pom.
Cuando Dios me vio tocando ante El, me sonrió.
¡Hermosura! 
Cielito Lindo
En un pesebre humilde, mi Niño lindo,
tú estás llorando; la Virgen te consuela
y los pastorcillos te están mirando.

¡Ay, ay, ay, ay! Vienen cantando
los pastorcillos buenos
que al Rey del cielo están adorando.

En todos los diciembres hay alegría,
hay alegría, porque en el mundo entero,
en la Nochebuena, llega el Mesías.

¡Ay, ay, ay, ay! Llegó el Mesías
y con su nacimiento
quedan cumplidas las profecías.

Una mula malvada, mi Niño lindo,
en tu compañía te comió las pajitas,
mi Niño lindo, en que tú dormías.

Con tus ojitos bellos, mi Niño lindo,
tú estás mirando, todos los niños buenos
que en el pesebre te están cantando.
Gloria en el cielo y en la tierra paz a los hombres... 
Vamos Pastores Vamos
Vamos, pastores, vamos: vamos a Belén
a ver, en ese Niño, la gloria del Edén (bis).

Ese precioso Niño, yo me muero por él,
sus ojitos me encantan, su boquita también.
El Padre lo acaricia, la Madre se mira en El,
y los dos extasiados contemplan aquel ser (bis).

Yo, pobre pastorcillo, al Niño le diré,
no la buenaventura: eso no puede ser;
le diré me perdone lo mucho que pequé,
y en la mansión eterna, un ladito me dé (bis).




Flores para la espera del 
NACIMIENTO
enlace del artículo que me iluminó el trabajo:
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase