viernes, 10 de enero de 2014

Carta del P. Artemio Vítores 08/01/2014

En las 
PÁGINAS ESPECIALES DE ESTE BLOG, 
en las NOTICIAS DE TIERRA SANTA
  esstá puesta la carta del P. Artemio Vítores,
 que para difusión
 pongo también en este lugar del blog. 
Franja.

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona
NOTICIAS DE TIERRA SANTA.
Esta mañana recibí la carta del P. Artemio. En cuanto he podido la he puesto. Se que a los amigos de Tierra Santa y del P. Artemio, que le conocen personalmente o de referencias, les dará mucha alegría. Franja.
Carta del P. Artemio Vítores
08/01/2014


Querido Francisco Javier: ¡El Señor te de Su Paz!

          Recibí tu felicitación navideña con tus mejores deseos para el año que acabamos de iniciar. Te deseo todo lo mejor, especialmente la salud, el trabajo, la ilusión y el amor. Y, todo regado con “la Paz y el Bien” de nuestro Señor que debe calentar nuestros corazones. Y, ¡gracias, por tu cariño! ¿Cómo ha iniciado este Año Nuevo?


Te cuento algo. Quedaron atrás las fiestas del Nacimiento de Jesús en Belén. Las celebraciones del 24 en Belén, aunque hacía mucho frío, fueron muy bonitas y llenas de entusiasmo y de calor humano. 

http://www.panoramacatolico.com/antiguo/pc/20100110/jesusnino.htm

Como sabes, esa Noche Santa invitamos a comer en Belén a todos los ministros de la Autoridad Palestina, encabezados por el presidente, Abou Mazzem. Éramos 230 comensales, entre frailes y las otras personas. El 27 tuvimos las visitas de todas las autoridades religiosas ortodoxas que vinieron a felicitarnos las fiestas navideñas Los peregrinos nos han traído mucho turrón de España, así que la vida se ha endulzado un poco.


Hemos comenzado el año bajo la protección de María, la Madre del Señor. Y hemos pedido en la jornada por la paz, que gracias al amor, que debemos manifestar en nuestra fraternidad, como dice nuestro Papa Francisco: “La fraternidad, fundamento y camino para la paz”, la paz pueda hacerse realidad en nuestro mundo. El 31 celebré la Santa Misa en el Colegio Español Virgen del Pilar. Éramos unos 30. Después de la misa, fiesta en el salón, con cantos de diverso tipo. Volvimos a casa a las 11.30.  Y a las 12 mías llamé a mi madre y demás familia para felicitarles el Año Nuevo, aunque allí fuera aún el Viejo. 


El 5 por la mañana celebré la Santa Misa en el Santo Sepulcro por el Rey de España, en su cumpleaños. Todo muy bien, lo que no me hace feliz es que la presencia de franciscanos españoles se reduce al mínimo. Ese mismo día tuvo lugar el ingreso solemne del Padre Custodio. Éramos pocos (se veía algún grupo de peregrinos), y lo mismo sucedió el día de la fiesta de los Reyes Magos, aunque la participación de los fieles locales era más fuerte: la iglesia de Santa Catalina y la procesión por la tarde, cuando llevamos al Niño Jesús ya grande – es una estatua bellísima -, sentado en su trono de gloria, fue una verdadera manifestación de piedad y de amor. Si el espíritu de la Navidad nos lleva a celebrar el don de la Vida, hoy, en estos momentos de tensión (hay que pensar en la situación existente en Siria, Egipto, África y otros lugares), la situación nos induce a experimentar la humildad y la debilidad de Dios que se encarna. Aún así, este Niño, que ha nacido aquí, es el Príncipe de la Paz y no dejará solos a los cristianos. Han comenzado de nuevo las clases e iiremos a felicitar a los orientales augurándoles "la paz y el bien" en sus fiestas navideñas. He hecho alguna entrevista a la radio o alguna televisión y mi madre está bastante bien.

los dos “bul buls”. en libertad

¿Qué más? Una noticia muy triste. Hay desaparecido los dos “bul buls”. Se les echó del almacén porque, parece ser, “no era su lugar”, les pusieron en una jaula durante tres días, en las cuales sufrieron lo indecible. Logré ponerles en un patio que estaba cubierto con una red. Allí poco a poco se iban aclimatando y adaptándose a su nuevo hábitat, pero alguien abrió y se marcharon o los echaron. Para mí ha desaparecido un trozito del espíritu franciscano, pero, sobre todo, era una parte muy importante de nuestro querido y hermano Fray Ovidio que era eliminado de nuestras vidas. De vez en cuando me consuelo viendo el vídeo con los bul buls en recuerdo de Fray Ovidio.


Foto para el recuerdo.

No quiero cansarte más. Yo estoy bien, afrontando el año nuevo con esperanza, que es la virtud cristiana por excelencia y rezando siempre por la paz y por todos tus seres queridos. No nos olvides en tus oraciones.

Un fuerte abrazo. Artemio


Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase