domingo, 19 de agosto de 2012

PATATAS GRANDES Y PATATAS PEQUEÑAS

PATATAS GRANDES Y PATATAS PEQUEÑAS
Una anécdota que me ha llamado la atención.
Y vosotros juzgaréis
Franja.

"Cuando tomar decisiones es necesario...
 ¡Cómo cuesta!

Un momento grave en la vida es
 el de seleccionar lo importante 
y diferenciarlo de lo secundario. 
Sigue un ejemplo de ello.
(He cuidado las imágenes para no herir 
la sensibilidad de los lectores. Vosotros juzgaréis.
Franja)

UN ALTO EJECUTIVO EN EL CAMPO 

Cuentan que un gerente muy importante de una conocida multinacional informática sufrió una crisis cardiaca por culpa del trabajo. Fue dado de baja y enviado al campo con el objeto de recuperar las fuerzas y relajarse un poco. Después de pasar dos días sin hacer nada, el hombre estaba ya harto de la vida bucólica y pastoril, y se aburría soberanamente. Así que decidió hablar con el granjero que le hospedaba y solicitarle alguna tarea sencillita para pasar el rato y ocupar el tiempo, a la vez que así hacía algo de ejercicio. Al día siguiente se levantaron temprano, antes de que saliera el sol. El granjero, conocedor de la idiosincrasia de la gente de ciudad, y temiendo algún estropicio irreparable, resolvió asignarle tareas simples en las que no pudiera causar daño alguno (incluyéndole a él mismo). 
Un ejemplo de manipulación de estiércol 
- La tarea es muy sencilla. - dijo el granjero dándole una pala - Solo tiene que recoger el estiércol que hay en el chiquero de los cerdos y repartirlo por el sembrado para abonarlo. Cuando termine venga a verme. El granjero era propietario de más de doscientos cerdos, y el estiércol se acumulaba hasta la altura de la rodilla. Así que el hombre estimó que la faena le llevaría al gerente 2 o 3 días. Cuál fue su sorpresa, cuando al cabo de tres horas apareció el gerente, lleno de estiércol hasta las orejas, sonriente y con cara de satisfecho.
- Ya he terminado. Viendo que en efecto la tarea estaba terminada, y además con eficiencia, el granjero decidió asignarle otra. - Bien. Hay que sacrificar unos pollos que mañana vienen a recoger los de la carnicería. Basta con cortarles la cabeza,- dijo dándole un enorme cuchillo - Es un poco mas complicado, pero seguro que puede hacerlo. Había más de 1,500 pollos para sacrificar, y supuso que el gerente no terminaría hasta bien entrada la noche. Incluso pensó en ayudarle más adelante cuando terminara de recoger la siembra.

 Apenas habían pasado un par de horas cuando el gerente se presentó ante el, con toda la ropa y la cara manchada de sangre, el cuchillo mellado, y sonriente como un niño el día de los Reyes Magos. - Ya he terminado. El granjero no salía de su asombro. ¡Increíble!. El mismo, acostumbrado a la dura vida rural, no lo hubiera hecho mejor: los 1,500 pollos estaban amontonados en un lado, y las 1,500 cabezas en otro lado. El granjero se rascó la cabeza pensativo. 
patatas (papas)
Llevó al gerente junto a un gran montón de patatas (papas) y le dijo: - Muy bien. Ahora hay que separar las patatas. Las grandes a la derecha y las pequeñas a la izquierda. Pensó el granjero que en menos de una hora vería otra vez al gerente pidiéndole mas trabajo. Pero no fue asi. Pasó la hora de comer, la hora de cenar, se hizo de noche, y el gerente no aparecía. Creyendo que algo le habría sucedido, el asustado granjero fue donde había dejado al gerente, y se lo encontró sentado delante del mismo montón de patatas, sin que hubiera separado ninguna. - ¿Le pasa algo? - preguntó extrañado. El gerente se volvió con una patata en la mano y le contesto: - Mire: repartir mierda y cortar cabezas es algo a lo que estoy MUY acostumbrado... Pero, ¡esto de tomar decisiones... ! 
Dedicado a Fernando Gil" 

Me pregunto si el ejecutivo de la anécdota 
le pasó algo parecido a lo siguiente:
La Soberbia de Mandar
Una empresa entendió que estaba en el momento oportuno para cambiar el estilo de gestión y contrató un nuevo gerente general.  Este, vino determinado a agitar las bases y volver la empresa más productiva
El primer día, acompañado de dos de sus principales asesores,
realizó una inspección general de la empresa.
En el almacen todos estaban trabajando, pero un muchacho nuevo estaba recostado en una pared con las manos en los bolsillos. Viendo una buena oportunidad para demostrar su filosofía de trabajo, el director le pregunto al muchacho: -¿cuanto ganas por mes?
-300 euros, ¿porqué?, respondió el muchacho sin saber de que se trataba.
El nuevo administrador, saco de su bolsillo los 300 euros y se los dio al muchacho diciendo:
-Aqui esta su salario del mes. Ahora, desaparezca y no vuelva más.
El muchacho guardó el dinero y salió conforme las ordenes recibidas.
El director entonces, hinchado de orgullo, pregunta a un grupo de operadores:
-Alguno de ustedes sabe lo que este muchacho hacia aquí?
-Si señor, respondieron atonitos los operadores-....
-Vino a entregar PIZZAS!!!
¡Ja, ja, ja, ja, !!!
Así le suele suceder a los advenedizos hinchados de orgullo,
que piensan que solo ellos entienden y los demás son zoquetes y no saben de qué va el asunto.
Todos podemos contar cientos de estas anécdotas de los advenedizos.
Anónimo
Si os ha gustado lo pasáis a los amigos
Franja
Y  como colofón:
Bryan Dyson.

DISCURSO DE DESPEDIDA DEL 
PRESIDENTE DE COCA COLA
El discurso más corto…por Bryan Dyson.
Lo dijo al dejar el cargo de Presidente de Coca Cola.
“Imagina la vida como un juego en el que estás malabareando (haciendo malabares con) cinco pelotas en el aire”.
Estas son: – Tu Trabajo, – Tu Familia, – 
Tu Salud, – Tus Amigos y – Tu Vida Espiritual, 
Y tú las mantienes todas éstas en el aire.
Pronto te darás cuenta que el Trabajo es como una pelota de goma. Si la dejas caer, rebotará y regresará. Pero las otras cuatro pelotas: Familia, Salud, Amigos y Espíritu son frágiles, como de cristal.
Si dejas caer una de estas, irrevocablemente saldrá astillada, marcada, mellada, dañada e incluso rota. Nunca volverá a ser lo mismo.
Debes entender esto: apreciar y esforzarte 
por conseguir y cuidar lo más valioso.
Trabaja eficientemente en el horario regular de oficina
 y deja el trabajo a tiempo.
Dale el tiempo requerido a tu familia y a tus amigos.
Haz ejercicio, come y descansa adecuadamente.
Y sobre todo…crece en vida interior, en lo espiritual, 
que es lo más trascendental, porque es eterno.
Shakespeare decía: Siempre me siento feliz,
¿sabes por qué?
Porque no espero nada de nadie, esperar siempre duele.
Los problemas no son eternos, siempre tienen solución.
Lo único que no se resuelve es la muerte.
La vida es corta, ¡por eso, ámala.!
Vive intensamente y recuerda:
Antes de hablar… ¡ Escucha !
Antes de escribir… ¡ Piensa!
Antes de criticar… ¡ Examínate !
Antes de herir… ¡ Siente !
Antes de orar… ¡ Perdona !
Antes de gastar… ¡ Gana !
Antes de rendirte… ¡ Intenta !
ANTES DE MORIR… ¡¡ VIVE !!
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase