jueves, 3 de octubre de 2013

LA EUCARISTÍA es misterio, es sacramento, es sacrificio.

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Para conocer mejor la Eucaristía
conviene tener en cuenta 
las figuras en el Antiguo Testamento

En el Antiguo Testamento encontramos 
varias prefiguraciones de este sacramento, como son:

El maná, con que se alimentó
el pueblo de Israel durante su peregrinar por el desierto.
(Cfr. Éxodo 16, 14-15).
El sacrificio de Melquisedec,
 sacerdote que en acción de gracias
 por la victoria de Abraham, ofrece pan y vino.
 (Cfr. Génesis 14, 18).
El mismo sacrificio de Abraham,
 que está dispuesto a ofrecer la vida de su hijo Isaac.
(Cfr. Génesis 22, 10).
Así como, el sacrificio del cordero pascual,
 que libró de la muerte al pueblo de Israel, en Egipto.
(Cfr. Éxodo 12).

Nuestro Señor Jesucristo las hace realidad en el Nuevo Testamento
 con su sacrificio de la Cruz

LA EUCARISTÍA ...

 

A continuación, podremos leer unas reflexiones
de Fray Antonio Corredor:
LA EUCARISTÍA ...

Es misterio,
Es sacramento.
Es sacrificio.

Como misterio, se cree.
Como sacramento, se recibe.
Como sacrificio, se ofrece.


Se propone al entendimiento como misterio.
Se da al alma como alimento.
Se ofrece a Dios como homenaje .

Como misterio, asombra.
Como sacramento, alimenta.
Como sacrificio, redime.

Como misterio, consuelo en nuestras penas 
Como sacramento, esfuerza.
Como sacrificio, rescata.


Como misterio, es admirable.
Como sacramento, es deleitable.
Como sacrificio, es inefable.

Como misterio, es un portento.
Como sacramento, es un compañero.
Como sacrificio, alimenta.

Como misterio, es impenetrable.
Como sacramento, es sabrosísimo.
Como sacrificio, es valiosísimo.


Como misterio... debo meditarlo.
Como sacramento... debo gustarlo.
Como sacrificio... debo apreciarlo sobre todo

Es misterio de fe. Debo creerlo.
Es sacramento de amor. Debo amarlo .
Es sacrificio de un Dios. Debo confiar en él.

Como misterio, se esconde ... Es el sagrario.
Como sacramento, alimenta... Es convite... Es la comunión.
Como sacrificio, se inmola ...Es víctima... Es la Santa Misa.


¡OH MISTERIO ADORABLE!
El sagrario será mi refugio.

¡OH SACRAMENTO DULCÍSIMO!
Comulgar será mi mayor deseo.

¡OH SACRIFICIO ESTUPENDO!
La misa será mi devoción primera.

Confeccionado por Franja. 
sacado de: 
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase