miércoles, 29 de abril de 2015

Una flor a la Virgen María para cada día de mayo, Días 1,2.3.4.y 5.

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona








UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO


 1 de mayo (San José Obrero)

A Ti Madre, que eres ensalzada y venerada por los siglos de los siglos, te presento la flor preferida de la literatura y las artes: la cala
Simboliza, además, la pureza y la dulzura que todo el que te contempla y te reza quisiera alcanzar para sí mismo y para los que le rodean.



La cala simboliza la quietud y la firmeza. Ofrecemos a María nuestro deseo de permanecer sólidos en nuestros criterios cristianos. Que nada ni nadie perturbe la paz que encontramos al sentir muy cerca la presencia de Dios en los acontecimientos de nuestra vida.

La cala, en este día del trabajo, quiere ser petición por aquellos que trabajan y por aquellos otros que viven angustiados en la búsqueda de un empleo. Que San José, con su vara que representa la autoridad y la experiencia, la firmeza y la serenidad, nos acompañe en este mes de mayo.

“Si sólo trabajamos por nuestros bienes materiales, nos estamos construyendo nuestra propia cárcel” (A.Saint Exupéry)
J.Leoz

[Barra20separadora209.gif]

2 de mayo 


UNA ORACION Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO

 Ponernos frente a María es querer salir de nosotros mismos, de contemplarnos menos y saber que Ella es un reflejo de la ternura de Dios. Ofrecemos el Narciso como expresión de la voluntad de arrancar de nosotros mismos el “ego” que nos impide ser más humildes y menos creídos. Cuántos hermanos nuestros, al igual que la famosa leyenda griega, mueren en vida al permanecer en un constante enamoramiento y endiosiamiento de sí mismos.


Al leer la leyenda de Narciso ( de cómo perecería en las aguas del río por complacerse y mirarse en su belleza) no podemos menos que orar a María para que ayude a este mundo nuestro a ser más crítico con todo lo aparentemente estético pero en el fondo  vacío y muerto.

“La belleza es la Divinidad visible, es el cielo descendido sobre la tierra” (T.Gautier)

     Página de   J.Leoz

[Barra20separadora209.gif]

3 de mayo


UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO

Arrimarnos a María es sentir que el corazón late con el sístole y el diástole de la felicidad y de la alegría.


El Jacinto simboliza el corazón feliz y rebosante. Encontrarnos con María es querer que Ella toque un poco esa parte de nuestro ser que se debate entre el bien y el mal, la pobreza y la riqueza, la salud y la enfermedad, la paz y la violencia.

Enseñar a María, la flor del Jacinto, es permitir un hueco en el interior de nuestros corazones para que Ella lo llene con la presencia de Cristo Resucitado.

Por cierto; ¿sabías que los Jacintos necesitan pasar por un tiempo frío para florecer? Ojala que la situación gélida en el campo de la fe que está viviendo la Iglesia en algunos continentes y, especialmente en algunos países, sea un presagio de un nuevo florecimiento de auténticos testigos del Señor.

“La alegría es el buen tiempo que hace en el corazón” (T.Kar)
                       J.Leoz

                       
[Barra20separadora209.gif]

4 de mayo


UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO

 Resultado de imagen de hortensias blancas

La hortensia simboliza al capricho. María supo renunciar a un modo de vida (que le hubiera resultado menos conflictivo y no tan complicado) para que se cumpliera todo lo profetizado desde antiguo: dar a luz a Cristo.
Dejar esta flor a los pies de Santa María es ser conscientes de que la fe nos exige pequeños esfuerzos personales y comunitarios.

Dicen que la Hortensia necesita de una constante humedad para florecer. Pidamos a María que mantengamos húmeda el alma con la lluvia de la oración continua.

“Todas las mañanas, nos debemos preguntar; ¿qué podría hacer hoy por los demás? (M.Maintenon)
                                     J.Leoz

[Barra20separadora209.gif]

5 de mayo


UNA ORACIÓN Y UNA FLOR PARA LA QUE TANTO NOS DIO

 

Cortar en esta jornada primaveral una rosa para Santa María es querer para la Virgen, que es la Reina y Madre, aquella flor que es considerada como la reina de las flores.

No hay rosa sin espina…ni vida sin dificultades. Llevar entre las manos una rosa ante la figura de Santa María es ser conscientes de que no hay contradicción ni escollo alguno que no se puedan resolver con un poco de esfuerzo por nuestra parte y con un poco más de confianza en Dios.

La rosa tiene como virtud que crece, se desarrolla y florece en las situaciones ambientales más adversas con la única condición de que luzca un poco el sol.

Pidamos a Santa María que, como cristianos, vayamos creciendo como amigos de Jesús en este momento histórico traspasado y convulsionado por tantos contrastes ideológicos, sociales, políticos y religiosos que nos preocupan.

“Tienes derecho a llorar, pero, aún entre lágrimas, no tienes derecho a renunciar a la alegría” (M.Quoist)
J.Leoz


[Barra20separadora209.gif]

Continuará el 6 de mayo

Confeccionado por Franja




Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase