viernes, 19 de junio de 2015

CARTA ENCÍCLICA LAUDATO SI’ DEL SANTO PADRE FRANCISCO

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona


ACTUALIDAD DE LA IGLESIA CATÓLICA



CARTA ENCÍCLICA
LAUDATO SI’

DEL SANTO PADRE
FRANCISCO
SOBRE EL CUIDADO DE LA CASA COMÚN


1. «Laudato si’, mi’ Signore» – «Alabado seas, mi Señor», cantaba san Francisco de Asís. En ese hermoso cántico nos recordaba que nuestra casa común es también como una hermana, con la cual compartimos la existencia, y como una madre bella que nos acoge entre sus brazos: «Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba»[1].

2. Esta hermana clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. Hemos crecido pensando que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla. La violencia que hay en el corazón humano, herido por el pecado, también se manifiesta en los síntomas de enfermedad que advertimos en el suelo, en el agua, en el aire y en los seres vivientes. Por eso, entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada tierra, que «gime y sufre dolores de parto» (Rm 8,22). Olvidamos que nosotros mismos somos tierra (cf. Gn 2,7). Nuestro propio cuerpo está constituido por los elementos del planeta, su aire es el que nos da el aliento y su agua nos vivifica y restaura.

Nada de este mundo nos resulta indiferente

Photo published for Más que cuidar el planeta: Cinco cambios de vida que el Papa pide en...

3. Hace más de cincuenta años, cuando el mundo estaba vacilando al filo de una crisis nuclear, el santo Papa Juan XXIII escribió una encíclica en la cual no se conformaba con rechazar una guerra, sino que quiso transmitir una propuesta de paz. Dirigió su mensaje Pacem in terris a todo el «mundo católico », pero agregaba «y a todos los hombres de buena voluntad ». Ahora, frente al deterioro ambiental global, quiero dirigirme a cada persona que habita este planeta. En mi exhortación Evangelii gaudium, escribí a los miembros de la Iglesia en orden a movilizar un proceso de reforma misionera todavía pendiente. En esta encíclica, intento especialmente entrar en diálogo con todos acerca de nuestra casa común.
leer completa:


TEXTO COMPLETO: La encíclica Laudato Si’ del Papa Francisco en PDF y versión web

“Dios ha puesto al hombre como responsable de la creación”. Reflexiones del Papa sobre el tema de la ecología

Este jueves, 18 de junio, será publicada la nueva Encíclica del Papa Francisco, titulada “Laudato si, sobre el cuidado de la casa común” - ANSA

17/06/2015 18:59SHARE:
(RV).- Este jueves, 18 de junio, a las 11.00 de la mañana, en el Aula Nueva del Sínodo, será publicada la nueva Encíclica del Papa Francisco, titulada “Laudato si, sobre el cuidado de la casa común”, en la que el Pontífice aborda la problemática de la ecología. En este marco, recordemos algunas de sus recientes intervenciones en las que tocó el tema del medio ambiente y la responsabilidad humana a través de homilías, conferencias de prensa y mensajes para expresar sus puntos de vista.
El Santo Padre refiriéndose al cuidado de la creación señala que el progreso humano y las nuevas tecnologías afectan a los seres humanos y al medio ambiente. En este sentido, en su Audiencia General del 5 de junio de 2013, el Obispo de Roma advirtió sobre el peligro de las actuales dinámicas económicas y el cuidado de la casa común. “Lo que manda hoy no es el hombre: es el dinero, el dinero; la moneda manda. Y la tarea de custodiar la tierra, Dios Nuestro Padre la ha dado no al dinero, sino a nosotros: a los hombres y a las mujeres, ¡nosotros tenemos este deber! En cambio hombres y mujeres son sacrificados a los ídolos del beneficio y del consumo: es la cultura del descarte”.
Ante esta cultura del descarte, el Papa propone el valor inherente y la dignidad de cada ser humano como respuesta a esta situación. Y por ello, durante su Viaje a Filipinas el pasado mes de enero, durante el vuelo hacia Manila, les dijo a los periodistas que es el mismo hombre el responsable del maltrato a la tierra. “Yo no sé si totalmente, pero principalmente, en gran medida, es el hombre el que maltrata la naturaleza continuamente. Nos hemos adueñado un poco de la naturaleza, de la hermana tierra, de la madre tierra. Recuerdo – ustedes me han oído contar esto – que un viejo campesino me dijo una vez: ‘Dios perdona siempre, nosotros – los hombres – perdonamos algunas veces, la naturaleza no perdona nunca’. Si la maltratas, ella te maltrata. Creo que hemos explotado demasiado la naturaleza. … Creo que el hombre ha ido demasiado lejos”.
Por ello, el Sucesor de Pedro invita a todos los hombres de buena voluntad a reflexionar sobre esta problemática con el fin de asumir el compromiso de respetar la creación. Esta invitación la realizó en su Audiencia General del 5 de junio de 2013. “Invito a todos a respetar y custodiar la creación, de estar atentos a cada persona, de contrarrestar la cultura del desperdicio y del descarte, para promover una cultura de la solidaridad y del encuentro”.
En este sentido, el Santo Padre recuerda la importancia del mensaje de la Palabra de Dios y de la tradición de la Iglesia para el hombre de todo tiempo. En su homilía de la Misa celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta, el pasado 9 de febrero de 2015, el Pontífice recordó que el hombre no es dueño de la creación. “Dios trabaja, continúa trabajando y nosotros podemos preguntarnos cómo debemos responder a esta creación de Dios, que nació del amor, porque Él trabaja por amor. A la ‘primera creación’ debemos responder con la responsabilidad que el Señor nos da: ‘La Tierra es vuestra, llévenla adelante, domínenla, háganla crecer’. También nosotros tenemos la responsabilidad de hacer crecer la Tierra, de hacer crecer la Creación, de custodiarla y hacerla crecer según sus leyes. Nosotros somos señores de la Creación, no dueños”.
(RM – RV)



Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase