viernes, 19 de junio de 2015

Encíclica “Laudato Si', en 50 puntos

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Estos puntos de tuis, demuestran que la primera lectura de la Encíclica del Papa Francisco ya ha producido un resumen que demuestran la importancia de la Encíclica  “Laudato Si, 
Franja


18 de junio de 2015
50 tuits de la encíclica ecológica del Papa Francisco

Selección de 50 tuits 
tras la lectura de la encíclica 
“Laudato Si', 
sobre el cuidado de la casa común”, 
publicada el 18 de junio de 2015.


1.   Francisco de Asís es el ejemplo por excelencia del cuidado por lo que es débil y de una ecología integral, vivida con alegría (n. 10)

2.  La humanidad tiene aún la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común (n. 13)

3.  Promovamos una ecología que incorpore el lugar peculiar del ser humano en este mundo (n. 15)

4.  El clima es un bien común, de todos y para todos (n. 21)

5.  Es necesario realizar cambios de estilos de vida, de producción y de consumo, para combatir este calentamiento o, al menos, las causas que lo producen o acentúan (n. 24)

6.  Este mundo tiene una grave deuda social con los pobres sin acceso al agua potable, porque eso es negarles el derecho a la vida radicado en su dignidad inalienable (n. 30)

7.  Cada año desaparecen miles de especies vegetales y animales que ya no podremos conocer, que nuestros hijos ya no podrán ver (n. 33)

8.  La existencia humana se basa en tres relaciones fundamentales estrechamente conectadas: la relación con Dios, con el prójimo y con la tierra (n. 66)

9.  El Dios que libera y salva es el mismo que ha creado el universo (n. 73)

10.             Todas las criaturas avanzan hacia el término común, que es Dios (n. 83)


11.               No puede ser real un sentimiento de unión con los seres de la naturaleza si al mismo tiempo en el corazón no hay ternura, compasión y preocupación por los seres humanos (n. 91)

12.             El ambiente es un bien colectivo, patrimonio de toda la humanidad y responsabilidad de todos (n. 95)

13.             Jesús santificó el trabajo y le otorgó un peculiar valor para nuestra maduración (n. 98)

14.             El mercado por sí mismo no garantiza el desarrollo humano integral y la inclusión social (n. 109)

15.             La cultura del relativismo es la misma patología que empuja a una persona a aprovecharse de otra y a tratarla como mero objeto (n. 123)

16.             La lógica relativista lleva a la explotación sexual de los niños, o al abandono de los ancianos que no sirven para los propios intereses (n. 123)

17.             Cuando se corrompe la cultura y no se reconoce alguna verdad objetiva, las leyes sólo se entenderán como imposiciones arbitrarias y como obstáculos a evitar (n. 123)

18.             En cualquier planteamiento sobre una ecología integral, que no excluya al ser humano, es indispensable incorporar el valor del trabajo (n. 124)

19.             El trabajo es una necesidad, parte del sentido de la vida en esta tierra, camino de maduración, de desarrollo humano y de realización personal (n. 128)

20.            Ayudar a los pobres con dinero debe ser siempre una solución provisoria para resolver urgencias. El gran objetivo debería ser permitirles una vida digna a través del trabajo (n. 128)
21.             Dejar de invertir en las personas para obtener un mayor rédito inmediato es muy mal negocio para la sociedad (n. 128)

22.            [La cuestión ambiental] exige una mirada integral (…) y un mayor esfuerzo para financiar diversas líneas de investigación libre e interdisciplinaria que puedan aportar nueva luz (n. 135)

23.            Propongo una «ecología integral», que incorpore claramente las dimensiones humanas y sociales (n. 137)

24.            No hay dos crisis separadas, una ambiental y la otra social, sino una única y compleja crisis socioambiental (n. 139)

25.            La sensación de asfixia de la aglomeración en residencias y espacios con alta densidad poblacional se contrarresta si se desarrollan relaciones humanas cercanas y cálidas (n. 148)

26.            Es importante que las diferentes partes de una ciudad estén bien integradas y que los habitantes puedan tener una visión de conjunto (n. 151)

27.            La aceptación del propio cuerpo como don de Dios es necesaria para acoger y aceptar el mundo entero como don del Padre y casa común (n. 155)

28.            La ecología humana es inseparable de la noción de bien común (n. 156)

29.            La opción por los pobres es hoy una exigencia ética fundamental para la realización efectiva del bien común (n. 159)


30.            Necesitamos un acuerdo sobre los regímenes de gobernanza global para toda la gama de los llamados «bienes comunes globales» (n. 174)

31.             Hay que evitar una lógica [política] eficientista e inmediatista (n. 181)

32.            Los mejores mecanismos sucumben cuando faltan los grandes fines, los valores (n. 181)

33.            La Iglesia no pretende definir las cuestiones científicas ni sustituir a la política (n. 188)

34.            Invito a un debate honesto y transparente, para que las necesidades particulares o las ideologías no afecten al bien común (n. 188)

35.            El mercado tiende a crear un mecanismo consumista compulsivo (…) y las personas terminan sumergidas en la vorágine de las compras y los gastos innecesarios (n. 203)

36.            El consumismo obsesivo es el reflejo subjetivo del paradigma tecnoeconómico (n. 203)

37.            La obsesión por un estilo de vida consumista, sobre todo cuando sólo unos pocos puedan sostenerlo, sólo podrá provocar violencia y destrucción recíproca (n. 204)

38.            No todo está perdido, porque los seres humanos, capaces de degradarse hasta el extremo, pueden también superarse, volver a elegir el bien y regenerarse (n. 205)

39.            A cada persona de este mundo le pido que no olvide esa dignidad suya que nadie tiene derecho a quitarle (n. 205)

40.            Sólo a partir del cultivo de sólidas virtudes es posible la donación de sí en un compromiso ecológico (n. 211)


41.             Es muy noble asumir el deber de cuidar la creación con pequeñas acciones cotidianas (…), hasta conformar un estilo de vida (n. 211)

42.            Reducir el consumo de agua, cocinar sólo lo que razonablemente se podrá comer, apagar las luces innecesarias… (n. 211)

43.            El hecho de reutilizar algo en lugar de desecharlo rápidamente puede ser un acto de amor que exprese nuestra propia dignidad (n. 211)

44.            Tenemos demasiados medios para unos escasos y raquíticos fines (n. 216)

45.            El creyente reconoce los lazos con los que el Padre ha unido a todos los seres (n. 220)

46.            La sobriedad, que se vive con libertad y conciencia, es liberadora (n. 223)

47.            La felicidad requiere saber limitar algunas necesidades que nos atontan, quedando así disponibles para las múltiples posibilidades que ofrece la vida (n. 223)

48.            Nos necesitamos unos a otros, tenemos una responsabilidad por los demás y por el mundo (n. 229)

49.            Una ecología integral también está hecha de gestos cotidianos donde rompemos la lógica de la violencia, del aprovechamiento, del egoísmo (n. 230)

50.            San José puede enseñarnos a cuidar, a trabajar con generosidad y ternura para proteger este mundo que Dios nos ha confiado (n. 242)


imagen significativa de los que el hombre destruye 


COMPARTE!!!
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase