miércoles, 17 de junio de 2015

LA DESMEMORIA Ó PARADOJAS

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona


LA DESMEMORIA DE 

EDUARDO GALEANO

Ó

PARADOJAS DE LA VIDA



Chicago?

CHICAGO está llena de fábricas. Hay fábricas hasta en pleno centro de la ciudad, en torno al edificio más alto del mundo. Chicago está llena de fábricas, Chicago está llena de obreros.
Al llegar al barrio de Heymarket, pido a mis amigos que me muestren el lugar donde fueron ahorcados, en 1886, aquellos obreros que el mundo entero saluda cada primero de mayo.
-Ha de ser por aquí -me dicen. Pero nadie sabe.
Ninguna estatua se ha erigido en memoria de los mártires de Chicago en la ciudad de Chicago. Ni estatua, ni monolito, ni placa de bronce, ni nada.

El primero de mayo es el único día verdaderamente universal de la humanidad entera, el único día donde coinciden todas las historias y todas las geografías, todas las lenguas y las religiones y las culturas del mundo; pero en los Estados Unidos, el primero de mayo es un día cualquiera. Ese día, la gente trabaja normalmente, y nadie, o casi nadie, recuerda que los derechos de la clase obrera no han brotado de la oreja de una cabra, ni de la mano de Dios o del amo.

Tras la inútil exploración de Heymarket, mis amigos me llevan a conocer la mejor librería de la ciudad. Y allí, por pura curiosidad, por pura casualidad, descubro un viejo cartel que está como esperándome, metido entre muchos otros carteles de cine y música rock.

El cartel reproduce un proverbio del África: Hasta que los leones tengan sus propios historiadores, las historias de cacería seguirán glorificando al cazador.

http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_ladesmemoria.htm


 Comentario de Franja

Vosotros juzgaréis, 
porque como éstas existen muchas y parecidas en otros lugares. 

Pero en la tierra en que vivimos, tenemos monumentos de todas clases,
memorias históricas de varios bandos, 
y de todo aquello que pueda molestar al vecino 
o a los vecinos de todas las ideas. 

Por eso en cuanto se dice hoy mismo, 
 "70 años de Paz en Europa", 
salen los agoreros de turno a recordar que no son tales, 
porque un señor pequeñito  
que nos tuvo 35 o 40 años tranquilos y trabajando, 

que cuando murió hasta nos dejó  rentas y un buen nivel de vida,

no podemos recordar ahora, que había la mayor libertad,
hasta para salir de noche sin escoltas 
por cualesquier calle de cualquier ciudad. 

Porque ahora vemos que la gente no quiere libertad; 
lo que quiere son libertades, y de muchas clases,
 para poder fastidiar al prójimo con toda clase de sinvergüencerías, 

(le llaman libertad de expresión)

y al final, como si no pasase nada y fuese la cosa más normal, 
cuando llegan al poder o lo pretenden,
 nos quieran engañar 
y pueden hasta pretender que nosotros 
tengamos también la Gran desmemoria, 
y les pidamos perdón por habernos molestado 
con sus actos libertarios, fruto de las libertades alcanzadas. 
Franja

PARADOJAS DE LA VIDA




Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase