viernes, 5 de julio de 2013

Alianza de civilizaciones? Aborto? No. Gracias

Santa Maria de Baiona diócesis tuy- vigo blogspot.com

Blog de Tío Paco-Franjaoli-Franja

Cada vez que veo esta foto, pienso en los sentimientos de humanidad perdidos por las falsas religiones 
o por partidos políticos podridos 
que han legislado en favor del aborto
 o  los que no hacen dada para evitarlo y pueden hacerlo,
porque tienen mayoría y lo prometieron.


Un indonesio de religión musulmana pisotea a un niño de padres cristianos.
Sirve para entender mejor la alianza de civilizaciones?.



Y esto es tener humanidad¿
¿Puede dejarse en manos de médicos carniceros desalmados 
el practicar impunemente este crimen?.


¿Para cuando el PP piensa terminar este genocidio?
Lo tiene en su mano.
Les es fácil concienciar a la gente 
y a continuación hacer un referendum.
Porque no solo los pro abortistas tienen derecho a poner sus argumentos-sin imágenes-,
porque una imagen vale más que mil palabras. 
Si alguna persona ve estas fotografías... 
¿se atreverá a discutir la maldad y el crimen del aborto?

¿Hemos perdido tanto?

¿Qué vendrá a continuación? 

Cuando el hombre pierde la fe en Dios, y lo permuta por dioses falsos-muchísimos-, pierde la fuerza en todos aquellos argumentos, que no se apoyan al menos en los derechos básicos del ser humano. Y la sociedad de hoy va  abocada a la ley de la selva, díganlo los contratos sin moral y un estado del bienestar apoyado solo en la comodidad de unos pocos a costa de crear cada vez más pobres, para que después les voten, porque vuelven a prometerle un bienestar, que sin cambio de principios y valores...nunca llegará!!! Franja.
Y digo que esto no es meterse en política, sino con la virtud de la esperanza, virtud que se puede acabar, cuando quedamos sin el mejor fundamento que la sostiene... El contar con Dios. 

 Pierde a Dios y pierde el tiempo, 
quien quisiera ganar el tiempo
 sin contar con Dios.
 Nosotros queremos ganar el tiempo...
CONTANDO CON  DIOS!!!.

 LO DEMÁS ES BASURA PURA,
O
PROMESA DE MAL PAGADOR.

Y un ejemplo...ejemplarizante, 
que emocionó a muchos:
               
               
Walter Joshua Fretz
Nació con 19 semanas y vivió unos minutos: 
«Lo abracé mientras su corazón latía», dice su madre
Misterio tremendo que fascina. Así definía el pensador Rudolf Otto "lo sagrado".
Como la vida de un niño. Como la muerte de un niño.
El misterio se contempla, más que se entiende. Y a veces se fotografía, para poder seguir contemplándolo.


Walter Joshua Fretz nació prematuramente a las 19 semanas de ser concebido. Vivió sólo unos minutos fuera del seno materno. Lexi, su madre, fotógrafa, quiso contar con imágenes de su hijo. Y publicó su testimonio y su fotorreportaje en su web.
"Tened en cuenta que las fotos de este post son emocionalmente difíciles de manejar. Yo creo que son hermosas y muestran que a las 19 semanas mi hijo estaba plenamente formado", escribe Lexi una semana después de los hechos, cuando muchos miles de personas las han visto y reenviado.

Tocó miles de vidas
Walter vivió sólo unos minutos tras el parto, y apenas hizo nada: respirar un poco, y recibir amor. Pero ha tocado muchos miles de vidas y corazones.
Lexi describe aquellos minutos extraños en los que la vida y la muerte caminaron juntas en el abrazo a un bebé. «Lo alcé, lo abracé, mientras su corazón latía. Lo mantuve cerca de mi corazón, conté sus dedos de los pies y le besé la cabecita. Siempre guardaré los cálidos recuerdos que tengo de él».


Sucedió a finales de junio de 2013, en Indiana (EEUU). Lexi Fretz estaba preparándose para hacer fotos en una boda al día siguiente, cuando empezó a perder sangre.
Fue al Hospital de Kokomo donde las contracciones se hicieron cada vez más fuertes. En recepción y las primeras fases de emergencias la trataron con frialdad. Le hablaban de "el feto". Pero en ginecología fue acogida con cariño, y todos hablaban de "el bebé".
Lexi vivió el parto acompañada de oración. El doctor y las comadronas y enfermeras rezaron con ella y su familia antes de parir. Unas señoras vinieron a rezar con ella después, en el momento de expulsar la placenta.  
Así nació Walter, con 19 semanas y 3 días, acompañado por su madre Lexi y su padre Joshua.
«Estoy muy contenta de que Joshua fuera al automóvil a buscar mi cámara. Al principio no quería fotos, pero son la única cosa que tengo para recordarlo ahora», comenta Lexi.

Son fotos que tenemos todos para contemplar el misterio de la vida, la paternidad, la maternidad, la fraternidad... Nacemos. Morimos. Nos acompañamos. Nos perdemos unos a otros. Muchos esperamos un reencuentro.
A la mañana siguiente, sus hermanas, Michayla y Emma fueron al hospital a conocer al pequeñín. Lexi advierte que los padres deben ver estas fotos y reflexionar antes de mostrárselas a un niño pequeño, no porque sean peligrosas, sino porque "suscitarán un montón de preguntas".

“Yo no dudé de que necesitaba que las niñas vieran a su hermano. Michayla, sobre todo, había estado tan emocionada con el bebé, quería tanto un hermano... A Emma le costó un poco comprender lo que le estaba explicando, cuando le dije que Jesús se llevó al bebé al Cielo con Él. Pero lo entendió. Le dice a algunas personas al azar que nuestro bebé murió, pero no habla mucho de ello. Michayla es otra historia: quedó devastada y lloraba y lloraba, y hacía muchas preguntas, y es duro para ella cuando le respondemos que ‘no sabemos’”, explica Lexi.

El misterio, en Internet
¿Qué pasa cuando el "misterio tremendo que fascina", lo sagrado, sale de la estricta intimidad y llega a las redes sociales? 
Todas las culturas han tenido ritos y protocolos para tratar la muerte y el duelo. En cualquiera de ellas se castigaría o despreciaría a quien acudiese a insultar o despreciar el dolor de una familia en duelo por la muerte de un hijo. Pero en Internet el insulto y el comentario grosero es fácil, frecuente y gratuito.

"Yo no he colocado estas fotos o nuestra historia en un post para conseguir ´likes´ en Facebook ni comentarios. Esas cosas no me interesan. Compartí las fotos para que mis amigos y mi familia pudieran ver a mi niño perfecto. Nunca pensé que pudieran difundirse así por el mundo, Lo siento si alguien piensa que busco fama o potenciar mi negocio. No es el caso", responde Lexi después de una semana de recibir comentarios de todo tipo, la mayoría emocionados y agradecidos; otros, groseros y crueles.

"El Señor tiene un plan perfecto"
"Los que me conocen también conocen mi corazón y mi amor por el Señor. Desearía que esto no hubiese pasado, pero sucedió por una razón. Quizá esa razón era compartir con el mundo lo perfecto que es un bebé al cual es legal abortar en muchos estados. No lo sabré en esta vida. Sé que el Señor tiene un plan perfecto y que volveré a ver a mi hijo", expresa Lexi.

Y con respecto a los comentarios molestos, da una regla básica de "etiqueta de internet": "Si usted tiene algún problema con mi fe, o mi postura respecto al aborto, simplemente no comente", propone.
¿Qué significan 19 semanas?
Los embarazos son iguales en la especie humana en todo el mundo; el ser humano prenatal se desarrolla igual en cualquier país. Todos hemos sido como Walter. Y la medicina prenatal consigue cosas asombrosas: hay prematuros de 20 semanas que han sobrevivido. Ya se realizan muchas operaciones fetales que corrigen malformaciones antes del parto.
Pero las leyes son arbitrarias a la hora de establecer quién puede ser legalmente abortados y quien no.
Walter, a sus 19 semanas, habría estado protegido por la ley en muchos países, pero no en EEUU ni en Holanda, por ejemplo. Así, los límites varían:
-Holanda: aborto libre hasta las 24 semanas.
-Suecia: libre hasta las 18 semanas
-Rumanía: libre hasta las 14 semanas.
-Italia: aborto libre los primeros 90 días (casi 13 semanas)
-Alemania, Francia, Grecia, Bélgica o Bulgaria: libre hasta las 12 semanas.
-Portugal: aborto libre las 10 primeras semanas
-EEUU: sin límite

En España, desde 2010, la vida de Walter estaría desprotegida hasta las 14 semanas; luego, la ley protegería al bebé... a menos que se alegase un vaporoso "riesgo para la salud" de la madre o del feto antes de las 22 semanas. Para abortar pasadas las 22 semanas se exige detectar "anomalías en el feto incompatibles con la vida" o "una enfermedad extremadamente grave e incurable en el feto". O, simplemente, viajar a Francia.
El "misterio tremendo" de lo sagrado, de la vida, es igual para todos los hombres y países. Las leyes que regulan quien puede vivir y quien no, son distintas de país en país, de legislatura en legislatura. A veces, de hospital en hospital.

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos: 
Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase