jueves, 4 de julio de 2013

La verdadera ciencia de la vida

Santa Maria de Baiona diócesis tuy- vigo blogspot.com
Un toque de vida      
La verdadera ciencia de la vida 
 LÉELO  TE GUSTARÁ Y LO COMPARTIRÁS



La verdadera ciencia de la vida, consiste en aprovechar al máximo el día presente, el día de hoy, olvidando el pasado y dejando en paz el futuro.

Ha y personas que cargan sobre sus débiles hombros, tres sacos a la vez: un saco pequeño, fácil de llevar: es el saco de penas, trabajos y alegrías de un solo día, el día de hoy.


Un segundo saco pesado, abrumador, el del pasado: son esas gentes que vuelven y vuelven a recordar las penas pasadas, los fracasos que tuvieron, las heridas que sufrieron. Se empeñan en rascar las heridas y así siempre están sangrando y nunca se curan.

Y todavía se empeñan en llevar un tercer saco muy pesado, el del futuro. Son los que miran al mañana con miedo, esperando siempre lo peor.


Llevar hoy la carga de mañana unida a la de ayer, hace vacilar y tambalearse al más fuerte, pero nadie nos manda vivir así. Nadie nos manda llevar al mismo tiempo los tres sacos.

El Señor de la vida hizo las cosas más sencillas y nos dijo: Bástale a cada día su afán. El creó el día para trabajar, luchar y esforzarnos y creó la noche para dormir, descansar y olvidar.


Así en realidad la vida consta de un solo día. Cada noche podríamos decir que nos morimos por unas horas cuando dormimos, para resucitar nuevamente al despertar por la mañana.

¿Porqué no vivir un solo día por vez? El pasado ya pasó, no volverá; déjalo en paz. Si puedo sacar de mi pasado alguna buena lección, está bien, la saco, pero si no, lo dejo, lo olvido.

¡Cuanto nos enseña la naturaleza.la creación!

Nada gano recordando mis problemas y amarguras de ayer. el futuro por otra parte aun no llega, no se si llegará porque me preocupo.
Lo único que tengo, lo único de lo que soy dueño, es de este día de hoy, por tanto lo voy a vivir y disfrutar como si fuera el único día que voy a tener. Un día es una vida entera en miniatura.

Nunca pienses que tu vida no depende de Alguien, mucho más que de algo

Tenía razón aquel poeta cuando decía: Mira a este día porque es la vida, la mismísima vida de la vida.
En su breve curso están todas las verdades y realidades de tu existencia: la bendición del desarrollo, la gloria de la acción, el esplendor de las realizaciones.
Porque el ayer es solo un sueño y el mañana solo una visión, pero el hoy bien vivido hace de todo ayer un sueño de felicidad y de cada mañana una visión de esperanza, mira pues bien a este día.

despreocupación, porque me cuida mi mamá y mi papá

Ante una ardua tarea solemos pensar en toda la vida. ¿Por qué no conformarnos con llevar nuestra carga de un día?
Todo el mundo puede soportar su carga, por pesada que sea, hasta la noche; todo el mundo puede realizar su trabajo, por duro que sea, durante un día.
Todos pueden vivir, pacientemente, de modo amable y sano hasta que el sol se ponga y esto es realmente lo que la vida significa.



Tengo un día de vida y nada más. Con él puedo hacer maravillas o destruirlo. Lo que no puedo es vivir una semana, un mes, un año a la vez. Se vive HOY.
No corras por la vida tan rápido que olvides, no solamente donde has estado sino hacia donde vas.


Cuando las cosas no se precipitan, y se cuida el futuro...
todo lo demás vendrá a su debido tiempo y...con responsabilidad

Libertad es salir al mundo a buscar lo que creo que necesito, en lugar de vivir esperando que los demás me den el permiso para conseguirlo...
Si no puedes encontrar la verdad en el lugar donde estás, ¿dónde más esperas encontrarla?



Si las semillas sembradas en la tierra negra, pueden llegar a convertirse en rosas tan bellas ¿Qué no puede llegar a ser el corazón del hombre en Su largo camino hacia las estrellas?...
El amor, es el eje que mueve el mundo...es la razón de la cordura, y el hilo que te ata a la locura...si has de perderlo o ganarlo “TODO” que sea por AMOR

Y siempre recuerda, “La vida no se mide por los descansos que tomamos sino por los momentos que te roban el aliento”.


Confeccionado  por Franja
De la ciencia de la vida...todos estamos muy mermados y deficientes. Es necesario aprovechar el día a día desde el principio-acordémonos de los más pequeños- y aprendamos las más de las cosas sobre la marcha, porque con esta vida de vértigo, solo si reflexionamos...acertaremos. Y al final de la jornada...el que se salva, sabe y el que no...no sabe nada. Franja


Te voy a contar una parábola: Para que no te metas donde no te llaman, porque de todo hay...y todo puede suceder.

 Un señor (que no se llama Antononi) se ríe al ver que la valija que tiene delante suyo estorba a una señora entrada en años y en carnes. la señora le ruega que quite de en medio a esa molesta valija. El señor, que apenas domina el idioma, ríe ahora sin pudor mientras recita como un leit-motiv que se cubre del frío con una mantra        
   -"SEÑORA QUIERE QUE CORRA VALIJA, SEÑORA QUIERE QUE CORRA VALIJA". 
La señora se indigna y le ruega por segunda vez que corra la valija o llamará al guarda. El hombre estalla en carcajadas mientras canturrea:
 -"SEÑORA QUIERE LLAMAR A GUARDA, SEÑORA QUIERE LLAMAR A GUARDA". 
Acude presto el señor chancho y conmina al ciudadano en cuestión a retirar en el acto la tan meneada valija inamovible. Nuestro héroe alterna la letra de su regocijado cántico:
 -"GUARDA QUIERE QUE CORRA VALIJA, AHORA GUARDA QUIERE QUE CORRA VALIJA, GUARDA QUE GUARDA QUIERE QUE CORRA VALIJA",
 Absolutamente se lo digo a usted. El guarda amenaza entonces con arrojar la valija por la ventana, lo cual desternilla de risa al protagonista al que llamaremos Godofredo.
- "GUARDA QUIERE TIRAR VALIJA POR VENTANA, GUARDA QUIERE TIRAR VALIJA POR VENTANA". 
Furioso el guarda en efecto tira la valija por la ventana solo para recibir la estrofa final de la hilarante canción:
 -"¡VALIJA NO ERA MÍA!".  -"¡VALIJA NO ERA MÍA!". -"¡VALIJA NO ERA MÍA!".

Y ahora...sonríe por favor! o tira por la ventana al guarda y a la señora en busca de la valija!

Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase