jueves, 22 de noviembre de 2012

CAMBIA DE ESTRATEGIA

Blog Católico de Santa María de Baiona, 
nº.768
Hace mucho tiempo que conocía este suceso, si así se puede llamar. No se si es real o inventado. De cualquiera de las maneras es muy hermoso, porque nos enseña a discurrir en las necesidades. A veces pedimos a Dios que nos solucione un problema y no se nos concede porque está en nuestras manos el solucionarlo. No seamos vagos. Pero tenemos que agradecer a Dios el poder discurrir, que es una señal clara de la libertad. Franja


CAMBIA DE ESTRATEGIA

Había una vez un ciego que pedía limosna en una calle transitada, con una gorra a sus pies y un cartel en el que, escrito con tiza blanca, decía: "POR FAVOR AYÚDEME, SOY CIEGO".

Un creativo de publicidad que pasaba frente a él, se detuvo y observó unas pocas monedas en la gorra. Sin pedirle permiso tomó el cartel, le dio la vuelta, tomó una tiza y escribió otro anuncio. Volvió a poner el pedazo de madera sobre los pies del ciego y se fue.

Por la tarde el creativo volvió a pasar frente al ciego que pedía limosna. Ahora su gorra estaba llena de billetes y monedas.

El ciego, reconociendo sus pasos, le preguntó si había sido él quien había reescrito su cartel y sobre todo, qué que era lo que había escrito allí.

El publicista le contestó: -"Nada que no sea tan cierto como tu anuncio, pero con otras palabras". Escribí:

 "ESTAMOS EN PRIMAVERA, Y... YO NO PUEDO VERLA"

El ciego agradeció su ayuda al publicista y este sonrió mientras se alejaba. También agradeció a Dios que pasara por allí este creativo, que le había ayudado a incrementar sus ingresos.

Moraleja: Cambia de estrategia cuando algo no te salga, en vez de lamentarte. Así verás que puede que resulte mejor de esa manera. Y no te olvides de pedirle a Dios ayuda y agradecerle mucho su permanente escucha.

http://webcatolicodejavier.org/estrategia.html

Hay otra ceguera que es más perniciosa que la ceguera física, es la ceguera del alma. De esa ceguera nos viene a curar Jesucristo, de lo cual nos dejó señales: 
"Yo soy la Luz del mundo. El que me sigue 
no camina en tinieblas".
 Jesús curando a algunos ciegos de nacimiento o que un día vieron y perdieron la vista, preparó el camino, para que valoremos las buenas cosas que nos da el Señor en esta vida. Pero que no son tan importantes como la vista del alma, la Fe. Por eso el Año de la Fe es tan importante. Son muchos los ciegos que caminan por nuestras calles sin ver, y que su ceguera es más terrible, porque dicen que ven... Como los del evangelio, que se negaban a creer en las curaciones de Jesús.
A pensarlo lectores, y a no despreciar nunca el don de la fe, que se puede perder por no ser fieles. Franja.

Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase