jueves, 10 de enero de 2013

Felicitación del Nuevo Año, del P. Artemio, Vicario Custodial de Tierra Santa

El P. Artemio Vítores en una conferencia 
sobre los Santos Lugares.

Me dio mucha alegría recibir esta felicitación 
del Nuevo Año 
del P. Artemio Vítores, 
Vicario Custodia de Tierra Santa.
¡Qué hermosas noticias de los Santos Lugares!.

El P. Vítores con el Santo Padre (archivo)

Querido Francisco Javier: ¡El Señor te dé Su Paz!
    Recibí tu felicitación navideña y me emocionó mucho tus buenos deseos hacia mí. ¡Gracias, de corazón! Las fiestas navideñas han terminado prácticamente (aunque en Tierra Santa son muy largas, ya que el 7 de enero fue la Navidad para los griegos y otras iglesias ortodoxas, y el 19 lo será para los armenios).

El P. Artemio, Vicario Custodial de Tierra Santa( archivo)

    Te cuento algo. El 24 de diciembre todo el día en Belén: ingreso solemne del Patriarca, vísperas y procesión. Siguieron, el día 26, la Misa en la Enfermería: todos los frailes, desde los más jóvenes hasta los casi centenarios; es muy emotiva y fraterna. El 27 las felicitaciones navideñas de todos los patriarcas orientales ortodoxos (nosotros se las devolvimos el 9 de enero y a los armenios más tarde). El 28, fiesta de los Santos Inocentes tuve la gracia de presidir una vez más todas las celebraciones que hicimos en Belén en honor de estos niños mártires

imagen de archivo de felicitación de los Franciscanos 
a los armenios, presididos por el P. Vítores.

    El 31, después de la celebración de clausura del año, tuvimos la extracción de los Santos Protectores y de la virtud: me tocó San Antonio Abad y como virtud “amor al silencio”. ¡Con lo que me toca hablar! Todos reían, pero con mucho cariño. El 5 de enero, en el Santo Sepulcro, Santa Misa por el Rey de España (forma parte del Concordato). Después fuimos a Belén como vigilia de la Epifanía. Volvimos el 6 y con la Fiesta de los Reyes Magos terminamos, solemnemente y con mucho entusiasmo y alegría, las fiestas natalicias. En Belén, la Epifanía es más que la Natividad. En esta fiesta participan sobre todo los fieles locales (sin olvidar los peregrinos y las religiosas, además, claro está de los franciscanos). Al no haber autoridades, se nota más la sencillez y la alegría propia de los franciscanos. Es la fiesta de todos. Ha habido bastantes peregrinos, aunque no ha habido una grandísima afluencia de españoles.

imagen de archivo de una  celebración, presidida 
por el P. Vítores. Vicario Custodial de Tierra Santa.

        Sigue pesando sobre nosotros la situación de Siria y las condiciones en las que tienen que vivir nuestros hermanos en esa nación. A veces no puedes pararte en demasiados lamentos. Hay que mirar más allá y a entrar más profundamente en el misterio de la Encarnación. Si el espíritu de la Navidad nos lleva a celebrar el don de la Vida, hoy, en estos momentos de tensión, la situación nos induce a experimentar la humildad y la debilidad de Dios que se encarna. Aún así, este Niño, que ha nacido aquí, es el Príncipe de la Paz.
      ¿Cómo va la vida? Yo estoy bien, pero no paro. Mi madre está bien, dentro de sus muchos años. Mi cuñado va tirando, sin mejorar mucho. Jerusalén está completamente nevada y hemos tenido unos días que ha llovido más que en todo el año. Veremos si podemos ir a la peregrinación del Bautismo de Jesús al Río Jordán, que tendrá lugar el 13. 
      Con María, la Virgen Madre, que mira a su Hijo con amor y dulzura y también a nosotros, te deseo que el Año Nuevo que hemos comenzado te traiga amor y paz, juntamente con la salud y la felicidad. y sin olvidar el trabajo, que, parece ser, es el bien más deseado. ¡Que el Señor nos colme de sus gracias! Saludos cariñosos a todos tus seres queridos.
Un fuerte abrazo. Artemio

Imágenes de archivo del P. Artemio.
Presidiendo una Celebración en uno de 
los Santos Lugares.

enlace del vídeo:
Desde aquí le envío nuestro deseo de un Año de Paz en Tierra Santa y de muchas peregrinaciones.
Franja
Javier Olivares

Publicar un comentario

Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase